elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Aldana Cometti, el sustento del Sevilla FC Femenino

Venida al mundo desde Buenos Aires, Aldana Cometti se convirtió en una de las patas de la mesa llamada Sevilla FC Femenino. El equipo de Cristian Toro ha gozado de una tranquila -relativa- situación en el campeonato doméstico femenino, en gran parte, por ella. Su liderazgo impuso un orden en la zaga andaluza del que ahora podrá gozar el Levante Femenino.


Trayectoria


Desde que comenzara en la 2005/2006 con el fútbol federado en el Club Atlético Excursionistas, Aldana Cometti ha pasado por muchos sitios, entre los que se encuentra el hockey, por el que dejó el fútbol en un principio. Tras retomar el balompié puso rumbo a Arsenal de Sarandí de Argentina, donde pudo dar el salto hacia la élite. Independiente se fijó en ella y poco a poco todo el ámbito del fútbol femenino albiceleste fue sabiendo de su existencia. De este modo, pudo fichar por River Plate en 2013. Su estancia en el club millonario fue prácticamente pasajera, pues gustó tanto que al año siguiente se fue directa al barrio de La Boca. En la entidad xeneize se consagró, lo cual dio pie a que en 2016 volara hacia Europa.

El Granada CFF, que por aquel momento mantenía una encarnizada lucha por ascender junto al Sevilla, fortificó sus líneas traseras con la jugadora bonaerense. Una vez consumado el ascenso del conjunto hispalense a la máxima categoría, concatenó temporadas con las granadinas y el Atlético Huila colombiano. Allí alcanzó el principal hito de su carrera, la Copa Libertadores de 2018. Tres semanas posteriores a levantar el título más grande de toda América, recibió la llamada de un Cristian Toro que estaba recién aterrizado en la capital de Andalucía. El reto que le propuso el técnico porteño era inmejorable: sacar al Sevilla FC Femenino del pozo en el que andaba metido y, por ende, lograr la heroica de mantenerlo en Primera Iberdrola. En julio de 2020, el Levante Femenino anunció su incorporación.

Con la Selección acumula un importante bagaje. La actual central granota es una jugadora que se ganó el pasado verano la categoría de mundialista con el equipo absoluto, con el que no pasó de la fase de grupos. Pese a tratarse de su primer campeonato de calibre, el papel que desempeñó fue más que aceptable. Tampoco puede quedar en el olvido su subcampeonato en los Juegos Panamericanos del pasado verano, donde se alzó campeona la también sevillista Isabella Echeverri.


Habilidades técnicas


Si hubiera que describir a Cometti con una palabra, sería gladiadora. No obstante, y dejando la lírica a un lado, es una jugadora muy aguerrida. Ha jugado un papel fundamental en el esquema de Toro por varios motivos: por su agresividad en defensa, por su gran golpeo de balón y por la habilidad que ostenta para sacar el balón jugado desde atrás con eficacia. En algunos casos -especialmente en el medio del campo- asume la ejecución de balones parados, pues imprime la suficiente potencia para poder colgarla a la olla.

Cometti es una jugadora aguerrida, con un gran golpeo y habilidad para sacar el balón jugado

Remontándonos a sus primeros partidos con la casaca de Nervión, Cometti deslumbraba por su pericia para controlar la bola y conducirla desde atrás hacia el ataque con maestría. Dicha habilidad no la ha potenciado esta campaña porque Toro no ha precisado de ella, pues el medio del campo dispone de otras alternativas como Emilia, Almudena o Virgy que se encargan de sacarla, por lo que Aldana ya se centra prioritariamente en tareas defensivas.

A la hora de defender, la argentina no tiene ningún reparo, si tiene que meter la pierna para rebañarla lo hace. Es una futbolista muy perseverante a la hora de achicar aguas y no da ninguna pelota por perdida. Por otra parte, defiende la pelota con mucha habilidad, hace uso de su portentoso físico para aguantarla. Es un gran plus en situaciones de angustia dentro del terreno de juego.


Aptitudes físicas


Aldana Cometti no es una jugadora que precisamente se prodigue por su velocidad, pero sí por su fuerza. Su potencia le hace salir -normalmente- victoriosa de los duelos individuales, lo cual permitía al Sevilla crear una jugada ofensiva o no sufrir atrás.

Su resistencia no se puede dejar de lado, pues se trata de una jugadora muy intensa que incluso sigue corriendo tras el pitido final. La argentina se administra bien a lo largo de los noventa minutos, pudiendo permitirse subir a ayudar en ataque.


Características tácticas


Sabiendo que Cristian Toro suele alternar entre una defensa de tres centrales con dos carrileros y otra de dos centrales y un pivote defensivo, Aldana Cometti siempre estaba presente en esa farragosa ecuación que es el once sevillista. Cuando actuaba en el pivote, por delante de las centrales Maite e Isabella -aclarar que es con la colombiana con la que se alterna el puesto de central y de pivote-, hacía de cortafuegos. Es el primer obstáculo que los ataques rivales han de atravesar para plantarse en inmediaciones andaluzas.

Poniendo el ejemplo del encuentro ante el Valencia CF, el cual gana el Sevilla por 4-3, Cometti suele hallarse en un estado de estatismo. Es sabedora de que tiene que actuar en el momento adecuado, siendo esa una de sus virtudes: la oportunidad. Si el choque lo requiere, baja a ayudar a las centrales para sacar el balón jugado -haciendo gala de esta manera de una de sus virtudes- y sube porque por arriba se maneja, no tiene mucho que envidiar a otras compañeras. No obstante, cuando funciona de central, cambia por completo el chip.

Pocas veces se mueve del sitio, llegando a custodiar tanto su puesto como el de su compañera cuando hubiera un fallo o cuando se diera cualquier circunstancia que la obligue a ello. No le tiembla el pulso para mandarla arriba cuando se ve atosigada en labores de protección.


Evolución


Cuando Aldana Cometti aterrizó en Nervión, el Sevilla tenía serios problemas en el centro. Karen Araya no podía ocuparse de crear en ataque y de ayudar en defensa. Ante tal tesitura, empieza encargándose del pivote y auxiliando tanto a Araya como a las que tenía detrás, Marta Carrasco y Maite Albarrán. Sin embargo, ya entrados en la presente campaña, retrasó su posición.

En el centro de la zaga, es mucho más férrea y robusta. Pero ese cambio de lugar no fue óbice para que continuara colaborando en ataque, pues prosigue sacando el esférico con mucha seguridad -no con la misma frecuencia- y dando lugar a que Zdunek y Virgy se pongan a crear una jugada ofensiva. Se ha alzado como una de las grandes piedras del muro sevillista y un argumento más en ataque. Ahora intentará ser uno de los sustentos del Levante Femenino.

DEJA UNA RESPUESTA