elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Serie A

Alessandro Bastoni, la juventud en la zaga nerazzurri

El joven central italiano se ha hecho un hueco en la defensa interista. Su facilidad para abarcar mucho terreno, sencillez a la hora de iniciar el juego y su estatura, condiciones físicas y juventud le ubican como uno de los zagueros más prometedores del fútbol italiano.


Trayectoria


Alessandro Bastoni se desarrolló como futbolista en la prolífica cantera de la Atalanta. Tras ir superando etapas en las inferiores del equipo Bergamasco, Gian Piero Gasperini lo hizo debutar en Serie A a la edad de 17 años. El 22 de enero de 2017 Bastoni daba sus primeros pasos en el campeonato italiano. A pesar de su rápida irrupción en el fútbol profesional, el zaguero italiano intercaló el primer equipo y el filial al curso siguiente.

En la temporada 2017/18 el Inter de Milán fichó a Bastoni desembolsando más de 30 millones de euros por el prometedor futbolista italiano. Durante este curso se mantiene cedido en la Atalanta, sumando sólo 4 partidos de Serie A.

La campaña siguiente desembarca en las filas del Parma. En una nueva cesión, el italiano empieza a paladear de primera mano la Serie A. Con Roberto D’Aversa como técnico, Bastoni disputa 24 partidos de Serie A. Tras un comienzo tambaleante a causa de una lesión, Bastoni se convierte en uno de los centrales más importantes del equipo parmesano.

En el 1-4-3-3 habitual de D’Aversa, Bastoni es uno de los componentes de la línea defensiva del Parma. Con Bruno Alves como acompañante habitual en zona de centrales, el Parma consigue salvarse en su año de retorno a la máxima categoría del fútbol italiano.

A nivel de selecciones Alessandro Bastoni ha tenido un paso muy importante por las categorías inferiores de Italia. En varios de los escalones que componen el fútbol formativo italiano Bastoni ha sido capitán de la ‘Azzurra’.

Sin todavía debutar con la absoluta, el zaguero italiano disputó la Eurocopa Sub-21 de 2019 siendo titular en los dos últimos partidos de la fase de grupos. Con hombres como Chiesa, Moise Kean o Zaniolo el cuadro transalpino dirigido por Di Biagio no consiguió superar la primera fase.


Habilidades técnicas


Es un defensa central que no se complica la vida a la hora iniciar el juego en corto. En cuanto existe el mínimo atisbo de peligro de perder el balón, cede la pelota a hombres que están más preparados para manejar el juego del equipo. El italiano es un futbolista que conoce sus limitaciones y sabe perfectamente donde está su incidencia en el juego.

Cuando el equipo rival defiende en bloque bajo, Bastoni es un central que se instala en ataque. Sigue realizando pases sencillos sin romper casi nunca líneas de presión y sirve de sostén junto a los dos centrales restantes del ataque de los suyos. Si la situación lo permite, el rival está jugando con un bloque muy bajo y el Inter está muy volcado, puede presentarse en tres cuartos de campo.

A través de su buena conducción de balón, destaca su conducción con el exterior de su bota izquierda, puede ensayar un disparo desde la media luna. Estos movimientos no siempre tienen porqué ser interiores. El italiano, en un rol más de lateral, puede llegar a línea de fondo y buscar un pase con su pierna zurda. Su amplia zancada y situación del juego le pueden permitir llegar a estas zonas tan avanzadas del terreno de juego.

En un perfil mucho más natural de un central, Bastoni es un zaguero que tiene muy buen desplazamiento en largo. Sobre la proyección que tienen en ataque los carrileros interistas, el italiano suele lanzar balones muy precisos con los que la jugada ofensiva puede progresar por bandas.

El pase en largo de Bastoni no tiene solo porque ser a los carrileros. En ocasiones busca en largo la figura de Lukaku. El belga aguanta el balón de espaldas a portería rival y descarga a bandas o a los hombres del centro del campo. Una jugada a muy pocos toques en la que el Inter se consigue instalar rápidamente en campo contrario.


Aptitudes físicas


Es un zaguero férreo y pegajoso. En varias acciones suele realizar marcas individuales sobre el marcador que está más cerca de su zona de dominio. Poco a poco le va achicando espacios alejándolo de la zona de peligro.

Su amplia zancada le permite abarcar mucho terreno de juego. En un sistema de tres centrales el italiano tiene delimitada su zona de dominio al perfil izquierdo según defiende el cuadro milanés. La coordinación y cercanía con el central en el eje y carrilero izquierdo provocan que el equipo cierre muy bien espacios.

Bastoni es un zaguero espigado y de mucha presencia. Su 1,90 de estatura le hacen ganar buena parte de los balones aéreos que se disputan. Si el equipo contrario decide jugar en largo, Bastoni es un baluarte más que seguro a la hora de repeler el balón y alejarlo de su portería. Proteger la pelota haciéndose grande y aprovechando su envergadura es otra de las habilidades en las que destaca.


Características tácticas


Bastoni es un defensor que juega de central izquierdo o en menor medida de central en el eje en el 1-3-5-2 clásico que propone Antonio Conte en el Inter. Junto a hombres como De Vrij, Skriniar o Godín componen una línea defensiva pétrea y difícil de superar.

El Inter de Milán suele realizar una presión muy adelantada cuando el equipo rival inicia el juego en corto. Bastoni y los dos centrales restantes sirven de sostén y seguro sobre el resto de líneas que está realizando esta presión. Los zagueros se suelen ubicar en el centro del campo limitando y acotando mucho el espacio de juego. Se juega en pocos metros.

A la hora de replegar y recuperar los metros perdidos sobre la zona de dominio, Bastoni es un central que le cuesta. El italiano cuenta con muy buena zancada, pero no destaca por su velocidad en el retorno. El italiano es un futbolista que achica muy bien espacios sobre el poseedor del balón recuperando después rápidamente posición, pero es distinto cuando tiene que realizar un retorno desde campo contrario. Demasiados metros a recuperar.

Bastoni es un central al que le pueden ganar la espalda. Si se ubica algo alejado de la portería y el carrilero izquierdo se encuentra en posición de ataque, el extremo rival le puede ganar ese espacio y presentarse en zona de remate, obligando al resto de centrales a bascular a su izquierda.

El canterano de la Atalanta en escasas ocasiones se prodiga en ataque dejando la zona de centrales de manera momentánea. Cuando se produce esta situación el carrilero izquierdo realiza una cobertura hasta que el italiano vuelve a sus dominios.

En fase de ataque Bastoni suele ser un defensor que se escora en banda izquierda. En todo momento sirve de apoyo al carrilero izquierdo. El central en el eje se queda algo más rezagado y como último hombre antes de encarar la portería.


Evolución


Es un jugador con unas dotes físicas fantásticas. Su envergadura, gran zancada y plenitud física le hacen ser un futbolista perfecto para abarcar mucho terreno de juego. Su imponente figura y buena utilización de su cuerpo van aislando a los atacantes de la zona de peligro.

La densidad de jugadores en la línea defensiva le facilita el trabajo y le delimita el espacio de juego donde tiene que actuar y defender. Las características del sistema le permiten a veces de manera aislada prodigarse algo más en ataque.

Ser más atrevido con el balón en los pies será una de las disciplinas a mejorar. Intentar batir más fácilmente líneas de presión a través de pases y no ceder rápidamente el balón a los hombres del centro del campo. Sacar la pelota con algo más de dinamismo y no con demasiada pausa ralentizando la salida de balón en corto.

Teniendo en cuenta su estatura y la facilidad de salto que tiene a través de sus poderosas piernas, Bastoni debe ser un central más determinante en las áreas. No solo a la hora de despejar balones frontales o servidos desde los costados, sino tener un buen perfil goleador en las jugadas a balón parado en ataque. Imponerse más en estos duelos físicos que se dirimen en las áreas saliendo vencedor en buena parte de ellas le desarrollará como un central muy peligroso en el área rival.

A nivel de selecciones, Bastoni representa la nueva camada de futbolistas que ha sacado Italia. Tras un periodo de retroceso donde al fútbol italiano le ha costado un mundo sacar jugadores de nivel, los Chiesa, Zaniolo, Pellegrini, Donnarumma o Bastoni parece que volverán a elevar a cotas importantes al fútbol de este país. El proyecto de Mancini en la ‘Azzurra’ apostando por el talento joven facilitará que más temprano que tarde Bastoni debute con la absoluta italiana.


Informe individual


DEJA UNA RESPUESTA