Alexis Sánchez en el Inter de Milán

Por méritos más que demostrados en Barcelona y Londres, el atacante chileno ha creado unas expectativas notables tras su llegada a Milán, donde los nerazzurros esperan que vuelva a registrar dobles dígitos en su cuenta goleadora. La llegada de Antonio Conte le ha venido como anillo al dedo.


Trayectoria


Casi 110 millones de euros es lo que ha movido Alexis Sánchez con sus traspasos a lo largo de la espectacular trayectoria en los distintos países europeos, donde ha vestido camisetas tan laureadas como la de River Plate, Udinese, FC Barcelona, Arsenal y Manchester United cronológicamente.

Tras formarse en las categorías inferiores de Colo-Colo, convertirse en todo un niño prodigio que cumplió con creces y pasar 12 temporadas en la élite, el chileno ha ganado títulos en todos los clubes en los que ha jugado -a excepción de su pobre imagen en Mánchester- y, más importante aún, se ha convertido en una absoluta leyenda con la Selección de Chile al registrar más de 130 partidos y 40 goles.

Sin embargo, muy injustamente, el mundo del fútbol recuerda con más vehemencia los cinco goles en dos años con la elástica de los Red Devils que los 155 tantos restantes valedores de muchas y muy importantes victorias. Por ello, la llegada de Alexis Sánchez a Milán no tiene ningún síntoma de retiro, sino de todo lo contrario: de demostrar que con 30 años puede volver a alcanzar uno de los niveles más óptimos para que el Inter sea un rival a tener en cuenta en Serie A y Champions.


Habilidades técnicas


El chileno es uno de los jugadores de todo el campeonato italiano con mejores recursos técnicos. Se trata de un diestro total. Apenas usa su pierna izquierda para estabilizarse, todo lo demás, con su diestra. Es muy hábil en el uno contra uno controlando y dejando el balón bastante despegado de su pie para aprovechar su velocidad tanto en carrera como de reacción, ya que al jugar normalmente a pierna cambiada, es propenso a empezar el regate hacia un lado y rápidamente acabar en el otro.

Pero sin duda, el principal recurso de Alexis Sánchez es el disparo, casi siempre ayudado de un fantástico control que buena parte de las veces es gracias a su inteligencia orientando el cuerpo hacia la mejor posición. No tiene, ni de lejos, una técnica ortodoxa, pero su enorme potencia y colocación hace que registre una media de casi un gol cada dos partidos.


Aptitudes físicas


Sin llegar al 1,70 de estatura, el natural de Tocopilla aprovecha tal estatura y centro de gravedad bajo para deshacerse de los rivales en carrera y ser uno de los principales destinatarios en ataque cuando desde la sala de creación se origina un pase entre líneas. También cuando ha jugado como extremo diestro ha utilizado su gran velocidad para colocar centros, pero si ha de ubicarse en el carril izquierdo, no duda ni un ápice en trazar diagonales hacia dentro para posteriormente tratar de realizar un disparo.


Características tácticas


Acostumbrado a partir durante toda su carrera en desde una banda, ya sea la izquierda a pie cambiado potenciando su regate y disparo lejano, o la derecha ya comentada, en la región de Lombardía debe acostumbrarse a ocupar una posición en la que se también se siente cómodo: la de delantero. Afortunadamente para su desarrollo, Lautaro Martínez y Romelu Lukaku complementan a la perfección el resto de funciones que complementan su rol.

Los cometidos que el internacional por Chile tiene encomendados en el 3-5-2 que se desarrolla en el Giuseppe Meazza pasan fundamentalmente por la movilidad posicional y el esfuerzo defensivo tanto en la transición como en la presión. Una vez que el equipo nerazzurro recupera el esférico, tiene absoluta libertad para correr en una u otra dirección rompiendo siempre la estructuración de la defensa rival, algo que ejecuta a la perfección.

De la misma manera que también puede ser uno de los seleccionados para crear situaciones de superioridad cuando la línea de centrocampistas se abre y disfrutar de su fantástico toque para repartir asistencias, lo cual no es una novedad, pues en Barcelona y Udine firmó un número de similar en este apartado que en el de goles.


Evolución


Los próximos pasos de Alexis Sánchez no han de mirarse a largo plazo. El chileno única y exclusivamente ha de centrarse en el ahora en el Inter de Milán y aprovechar los últimos años en la élite del fútbol europeo para dejar un buen legado. Afortunadamente para su aún crecimiento, el haber coincidido con Antonio Conte le hará despegarse de las bandas y evolucionar en la posición de delantero para, quién sabe, tener un buen final de carrera en Estados Unidos como Zlatan Ibrahimovic o alguna liga donde gozar de un merecido retiro.


Dejar un comentario