elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Scottish Premiership

Allan Campbell, un todoterreno en Motherwell

No solo de talento vive el futbolista. Si un jugador consigue destacar sin tener esa dosis de magia solamente al alcance de pocos, significa que en el resto de facetas está muy por encima del resto. Este es el caso de Allan Campbell, centrocampista de 21 años del Motherwell escocés. Con su capacidad de trabajo, sus buenos conceptos tácticos y un más que reseñable fondo físico ha sido capaz de ganarse una plaza fija en su equipo, mostrándose como uno de los centrocampistas más prometedores del país.


Trayectoria


Hasta la fecha, Campbell (Glasgow, 1998) ha desarrollado toda su carrera futbolística en las filas del conjunto siderúrgico. No fue hasta cumplir la mayoría de edad cuando Mark McGhee decidió darle entrada en una victoria sobre el Ross County en la temporada 2016/2017. Ese mismo curso, sobre todo desde la llegada del norirlandés Steve Robinson al banquillo, acabó siendo un fijo en el once.

El escocés se convirtió en un indiscutible para el técnico. En las tres siguientes campañas (incluida la inconclusa 2019/2020) ha superado los 35 partidos como titular, convirtiéndose en uno de los futbolistas con más minutos acumulados y por lo tanto más importantes de los Dossers.

Por otra parte, todavía no ha sido internacional absoluto. Sí suma una veintena de internacionalidades con la sub-21 de Escocia, siendo uno de sus capitanes.


Habilidades técnicas


Podría decirse que el talento individual es uno de los puntos más débiles del juego de Campbell, aunque dispone de capacidad suficiente para el tipo de juego que desarrolla. El escocés no suele conducir ni retener el balón demasiado tiempo en sus botas.

Realiza pases sencillos con soltura y no arriesga en posiciones comprometidas. Cerca del área o dentro de la misma es otra cosa, ya que tiene una notable capacidad para sacar buenas asistencias de gol o disparos colocados a portería. En la temporada 2018/2019 fue el jugador del Motherwell que más pases clave realizó (12).


Aptitudes físicas


Pese a sus 175 centímetros de altura cuenta con un cuerpo muy formado para su edad. Posee un tren inferior muy fuerte que utiliza para esconder el balón a la hora de defender. Se sitúa entre el esférico y el rival, y se traba para sacar la falta o a la espera de un apoyo.

Además, cabe destacar su resistencia. Campbell es un futbolista que abarca muchísimo campo y que no cesa de correr durante todo el encuentro. Su entrenador en el filial, Stephen Craigan, es claro: «No importa qué tipo de prueba física se le haga, siempre va a ser uno de los mejores del equipo». Se ha construido a sí mismo para que así sea. Su dieta, su peso… Todo está inmaculado. Hay otros jugadores que técnicamente son mejores, pero él se asegura de estar a la altura en todo lo demás. Sobran las palabras.


Características tácticas


Básicamente Campbell es un centrocampista completo. Dentro de los múltiples esquemas que utiliza Robinson en el Motherwell, el joven jugador ha ocupado todos los roles posibles: pivote en solitario, como pareja de otro mediocentro, interior (normalmente derecho) en un trivote o mediapunta… Sea cual sea su posición en el campo no suele participar en la elaboración de las jugadas cuando su equipo tiene el balón. Se queda guardando la zona si juega más retrasado, o rápidamente se va a cargar el área y alargar el equipo si participa en un puesto más avanzado. En su mapa de calor de la actual temporada puede apreciarse todo el terreno que abarca.

Sin balón se trata de un futbolista muy agresivo, que roba por intensidad y no da tiempo a pensar a su oponente. Tiene además una gran intuición para colocarse en la zona en la que puede caer el balón, por lo que es un excelente ganador de segundas jugadas.


Evolución


Asentado sobradamente en la Scottish Premiership, y con unas condiciones físicas y mentales por encima de la media de la competición, podría estar preparado para subir un escalón más en su carrera. Ya sea a una escuadra más potente en Escocia o a un equipo de una liga de más relumbrón. Lo que seguro no faltará será trabajo y empeño para conseguir todo lo que se proponga. Por el momento, no se entiende un Motherwell sin Campbell.

DEJA UNA RESPUESTA