elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Segunda División

Bruno Wilson, contundencia en la línea trasera del Tenerife

Bruno Ricardo Valdez Wilson (Lisboa, 1996) es un jugador portugués propiedad del Sporting Clube de Braga. Su demarcación es la de central, y actualmente se encuentra en el Club Deportivo Tenerife en calidad de cedido. La intención de su club con el defensa es darle más minutos en un equipo canario en el que se sentirá muy cómodo.

Su físico, su mentalidad defensiva y su altura son las claves que deberá aprovechar Fran Fernández en su esquema para sacarle el máximo rendimiento.


Trayectoria


Bruno Wilson ha estado la mitad de su carrera en el equipo de su ciudad, el Sporting de Lisboa. Cada temporada conseguía subir constantemente de categoría, empezando con el Sporting CJ en 2009. Con 13 años ya subió al equipo sub-15 de la entidad, dando a ver su potencial. Seguía subiendo y en julio de 2011 ascendía al equipo sub-17. Ese mismo año se estrenaría con su selección en octubre, llegando a jugar con ellos hasta en seis ocasiones.

Dos años más tarde (2013) conseguía subir al grupo sub-19, llegando a debutar en dos categorías distintas de su selección. El 1 de febrero de 2013 jugaría su primer partido con Portugal sub-17 y, diez meses más tarde, el 3 de diciembre, con la sub-18.

En 2015 finiquitaría su contrato, ya que el Sporting no contaba con sus servicios y quedó como jugador libre. Ya había sido convocado con la selección sub-18, aunque no jugara. Para su alegría, el Braga confió en el central y lo fichó para su cantera. Parecía casi un regalo de Reyes Magos, puesto que ese evento ocurrió el 3 de enero de 2016. Volvía a jugar con la selección, esta vez con la sub-20, debutando en marzo de 2016 y disputando tres encuentros.

Estará en el segundo equipo del Braga durante tres años, hasta que marcha al Tondela libre. Ese año volvería al Braga, pero al primer equipo, por 400 mil euros. Actualmente juega como cedido en el Tenerife.


Habilidades técnicas


En el Tondela, Wilson tuvo en varias ocasiones el rol de defensa organizador de juego. Gracias a ello ha podido demostrar su versión más generosa, puesto que cada vez que veía en buena posición a un compañero suyo le pasaba el cuero con gran habilidad. Normalmente esos balones eran largos, ya que dominaba esos envíos que terminaban en el centro del campo. Eran como un pequeño soporte para el pivote o el centrocampista.

También destaca en el marcaje. Suele estar muy concentrado de cara al partido, así que se le podría denominar como una mosca pesada para el jugador al que marca.


Aptitudes físicas


Del central de Lisboa destaca su altura. Mide más de 1,90 metros, demasiado como para que cualquier cabeceador rival remate tranquilo un centro. Domina el juego aéreo, tanto por su mencionada altura como por su buen cabeceo y su gran salto. Son aspectos que hacen de él un verdadero avión. Para compensar, también es un chico ágil. Sus 78 kilos le proporcionan menor fuerza, pero mayor velocidad en la defensa.


Características tácticas


Hay que tener muy en cuenta su posicionamiento en el césped. Es capaz de jugar tanto de central zurdo como diestro, aunque su punto principal es cómo se coloca en ataque apoyando al pivote y a los laterales. A la vez, en defensa suele hacer un marcaje más de zona abarcando a varios rivales, y ayudando a otros compañeros en la zaga trasera. En un sistema con tres defensas, jugaría perfectamente como un líbero más adelantado que en defensa se recoloque y en ataque sea pivote.


Evolución


Quizás no sea un central de mucho potencial, pero sí que puede aportar bastante a la defensa del Tete. Bruno Wilson es un jugador alto, con garra y mucha determinación. Las claves para una defensa sólida. Además, puede recibir mucha experiencia de una Liga Smartbank donde debes ser fuerte mentalmente para no caer en el agujero.

DEJA UNA RESPUESTA

Estudiante de Periodismo en la US. Transmito sensaciones al oído de muchos durante 90 minutos y creo gustos al lector en cinco. No te niego que me encante el fútbol. Nací en un pequeño barrio llamado Triana de ahí quizás el arte que tengo a la hora de hacer mi trabajo.