elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Championship Fútbol Internacional

Conor Gallagher, potencia y determinación para el Chelsea

Conor Gallagher (Epson, Inglaterra, 2000) es uno de los canteranos más prometedores del Chelsea. Un futbolista de gran recorrido y potencia que puede actuar de mediocentro, interior o mediapunta. Su periodo de cesión en el Charlton y en el Swansea le han valido para formarse aún más como jugador.


Trayectoria


Conor Gallagher ingresó a los seis años en la academia del Chelsea. Tras ir superando etapas, debutó con el equipo de desarrollo en 2017. En las temporadas 16/17 y 17/18 conquista la Premier League de su categoría siendo un hombre importante en ambos campeonatos. Principalmente en el segundo, donde anota siete goles. A nivel internacional Gallagher ha disputado dos ediciones de la Youth League, destacando en la segunda, donde dio cuatro asistencias en ocho partidos disputados.

Al término de la temporada 18/19 el Chelsea le nombra jugador del año de la academia, y le extiende un contrato de tres años de duración. Tras hornearse durante varias temporadas en la academia blue, los londinenses deciden cederle al Charlton, conjunto recién ascendido a la Championship y con sede en Londres.

El 3 de agosto de 2019, Gallagher debuta en Championship. En un duelo entre Chartlon y Blackburn Rovers el jugador inglés da sus primeros pasos en la segunda categoría del fútbol inglés. El encargado de darle la oportunidad desde el banquillo, Lee Bowyer.

Gallagher es un jugador formado en la academia del Chelsea

En el primer tramo de temporada 19/20, Gallagher se convierte en un hombre fundamental para el Charlton. En 26 partidos de liga anota seis goles y da cuatro asistencias, estadísticas más que destacables para un jugador debutante en la competición. A mitad de curso, el Chelsea decide cederlo a un nuevo club, en este caso con objetivos mucho más ambiciosos que el conjunto de The Valley: el Swansea City.

A nivel de selecciones, Gallagher ha tenido un papel importante con Inglaterra. En 2017 se produjo el mayor logro del jugador del Chelsea con las inferiores de los pross, conquistando el Mundial sub-17. Teniendo un papel secundario en aquella selección dirigida por Steve Cooper, consiguió alzar uno de los trofeos más prestigiosos en lo se refiere al fútbol de selecciones en categorías inferiores. Junto a Gallagher, jugadores como Foden, Hudson-Odoi o Brewster empezaron a darse a conocer a nivel mundial.


Habilidades técnicas


Conor Gallagher es un jugador con muy buena conducción de balón con pierna derecha. Siempre que puede intenta salir por lado fuerte orientando la pelota y protegiéndola con su cuerpo, hasta que consigue perfilarse al lado derecho. Cuando sale por lado débil, se muestra un jugador más irregular y errático. En varias ocasiones pierde el balón, y no se siente tan cómodo jugando con su pierna menos hábil.

Su calidad y sentido del juego le permiten ser un buen gestor con el balón en los pies. Cuando juega en el centro del campo se muestra un futbolista con facultades para sacar el balón con calidad desde atrás. En momentos del juego puede realizar desplazamientos laterales de media distancia con gran calidad, orientando el juego hacia la zona por donde el equipo pueda tener más progresión.

En los metros finales, Gallagher es un jugador desequilibrante y eléctrico. Su remate con pierna derecha es muy potente y certero, probando en varias ocasiones desde la media luna. Aunque no sea un finalizador nato, el inglés tiene la capacidad de aparecer dentro del área y marcar. Con sobriedad encuentra el lugar perfecto para encontrar el remate.

Fuente: Wyscout y KlipDraw

Los controles y recepciones de balón son otro de los apartados que maneja de manera brillante. Gallagher tiene la capacidad de amortiguar con el pecho y con su pierna derecha multitud de balones en largo, bajándolos al césped y poniendo el toque de pausa necesario a la jugada.


Aptitudes físicas


Gallagher es un jugador de mucho recorrido en la zona ancha. Sus potentes piernas y velocidad le permiten abarcar mucho campo. Su fuerte físico le facilita proteger muy bien el balón, orientándolo siempre que puede al perfil derecho, donde él se siente más cómodo y tiene más facilidad para salir.

Aunque Gallagher sea un jugador más de recibir al pie, a lo largo de los partidos dibuja varios desmarques. Su velocidad y potencia suelen comprometer a una defensa que tiene dificultades para frenarle. En varias ocasiones puede llegar hasta línea de fondo realizando servicios laterales precisos con su pierna derecha.

El juego de espaldas a portería rival es otro de los apartados que domina de manera notable, principalmente cuando juega de mediapunta. Su importante físico y fuertes piernas le permiten mantener la posición y contener a los defensores rivales. Descarga y juega a pocos toques, dando continuidad a la acción ofensiva.

A la hora de montar contraataques, Gallagher es un jugador idóneo. El inglés cuenta con una poderosa zancada y buena conducción de balón en velocidad como para transportar el balón hasta zona de remate. Tiene buena capacidad de asociación y siempre se muestra abierto a la hora de intentar recibir y poder finalizar la acción.


Características tácticas


Conor Gallagher es un jugador muy versátil que puede actuar en diferentes posiciones: mediocentro, interior o mediapunta. En su última etapa en el Swansea su posición habitual ha sido la de mediapunta, jugando por delante de un doble pivote en el 1-4-2-3-1 con el que ha formado Steve Cooper la mayoría de las veces.

En esta demarcación el inglés juega mucho más liberado, sin estar tan atado a una posición como ocurre cuando actúa en el centro del campo. El punto de partida en su rol de mediapunta suele estar a la espalda de la línea medular rival. Gallagher es un jugador al que le gusta recibir entre líneas. Encontrar el espacio donde recibir para dar dinamismo y continuidad a la jugada. Cuando los hombres del centro del campo tienen complicaciones a la hora de sacar el balón, Gallagher se descuelga del enganche para ayudar en la salida de la pelota. El inglés suele provocar situaciones de superioridad en el centro del campo facilitando que el equipo no se atasque en esta fase del juego.

Fuente: Wyscout y KlipDraw

El inglés puede actuar de mediocentro, interior o mediapunta

Su perfil como interior o mediocentro muestra a un jugador más estático y comprometido en la elaboración de la jugada. Retrasa su posición varios metros para ser un buen gestor del juego y romper líneas de presión a través del pase cuando la acción lo permita.

A nivel defensivo, Conor Gallagher no es un jugador que destaque. No es un futbolista difícil de superar o que ejerza una gran oposición para el rival. En ocasiones consigue bloquear o taponar disparos desde la media luna, pero no se suele mostrar contundente a la hora de cortar o interceptar. Cuando el equipo rival está en la primera fase del juego, Gallagher suele hacer un marcaje individual al pivote. Limita su radio de acción, dificultando que reciba y por lo tanto ahogando la salida de balón en corto del cuadro contrincante.

En los saques de esquina tanto ofensivos como defensivos, Gallagher se suele quedar en un segundo plano. Se suele ubicar cerca de la media luna presto para lanzar o cortar una contra en una posible segunda jugada. A pesar de sus dotes físicas, Gallagher no destaca en el juego aéreo ni en el remate de cabeza. En rara ocasión interviene en acciones de este tipo.


Evolución


Conor Gallagher reúne unas condiciones físicas y técnicas fantásticas para ser un buen jugador en el futuro. Un futbolista muy potente y con velocidad que también cuenta con un gran manejo de balón con pierna derecha, y visión de juego como para llevar el peso de cualquier equipo. La posibilidad de actuar en tres demarcaciones distintas le permite ser un jugador muy versátil y adaptable a diferentes esquemas.

Aun así, la posición de mediapunta parece la mejor para él teniendo en cuenta sus condiciones y características. Dotarle de libertad y espacio para que pueda explotar su velocidad y potencia, y al mismo tiempo dé ese toque de calidad al equipo en los metros finales. Amenazar no solo por fuera con los extremos, sino que también con un mediapunta de gran disparo desde la media luna que reparta los esfuerzos de la defensa rival.

Su primera temporada en la Championship ha sido muy buena. Tras tener un lugar importante en un equipo recién ascendido, ha encontrado su espacio en uno de los clubes preparados para subir a la Premier League. La temporada 20/21 podría ser perfectamente la del debut de Conor en la máxima categoría del fútbol inglés.

Una vez más, la cantera del Chelsea vuelve a formar a un gran futbolista. Fuera del desembolso de cada temporada, el cuadro londinense cuenta con multitud de chicos en su centro de formación que podrían tener una oportunidad en el primer equipo. La llegada de Lampard, dando oportunidades a jugadores como Abraham, Gilmour, Mount, Tomori o Reece James, muestra que la apuesta por la cantera debe ser mayor.

DEJA UNA RESPUESTA