elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Segunda División

Diego Alende, contundencia y seguridad defensiva

Con 23 años recién cumplidos, Diego Alende (Santiago de Compostela, 1997) afronta el reto más ambicioso y decisivo de su carrera. Después de ayudar al Real Valladolid Promesas a jugar la promoción de ascenso a Segunda División por primera vez en su historia, y ante la falta de oportunidades en el primer equipo, jugará cedido en el Club Deportivo Lugo. Su fortaleza mental y su carácter competitivo complementan sus virtudes técnico-tácticas hasta el punto de convertirle en un central a tener muy en cuenta durante la temporada.


Trayectoria


A pesar de su juventud, el central gallego acumula una notoria experiencia en Segunda B, habiendo disputado 145 partidos oficiales en la categoría de bronce. Se crió en la cantera del Celta de Vigo siendo uno de los futbolistas más prometedores y con mayor proyección de su generación. A los 18 años debutó con un filial celeste al que terminaría capitaneando cuatro temporadas después. Sin embargo, las pocas opciones de hacerse un hueco en el primer equipo le llevaron a buscar una salida.

Fue entonces cuando apareció el Real Valladolid y se hizo con sus servicios para reforzar el filial. Ahora, tras firmar una histórica campaña en Pucela en la que ha conseguido una meritoria cuarta plaza, a Diego Alende se le presenta la oportunidad de mostrar sus cualidades en la Liga Smartbank.

Eduardo Berizzo le hizo debutar en Primera División en la temporada 2015/2016 en un encuentro ante el Betis. Ese ha sido el primer y único partido que ha disputado Alende hasta la fecha en la máxima categoría. Esa misma temporada fue convocado varias ocasiones con el primer equipo, pero no volvió a jugar. También ha sido internacional sub-19.


Habilidades técnicas


Esta temporada Javier Baraja le ha otorgado la responsabilidad de ser el jugador que iniciase los ataques del conjunto pucelano. Tiene un buen control del balón con las dos piernas y la capacidad de sacarlo jugado tanto en corto como a través de un desplazamiento en largo. Sin embargo, no es un futbolista extremadamente rápido. Prefiere controlar antes que jugar de primeras, lo que a veces ralentiza la circulación del esférico.


Aptitudes físicas


Sus condiciones físicas (supera los 1,80 metros de altura) hacen de Diego Alende un central difícil de vencer por arriba. Aun así, el juego aéreo no es una de sus mayores virtudes. Su experiencia en la Liga Smartbank le servirá para ganar contundencia en la parcela física. Debe ganar presencia por arriba en las dos áreas, así como confianza en el cuerpo a cuerpo con los atacantes rivales. No obstante, su carácter competitivo y su capacidad de liderazgo le permiten ganar muchos de los duelos por puro pundonor.

A su favor juega también su fortaleza física ante las lesiones. A pesar de haber sido un fijo para todos sus entrenadores y de haber disputado la gran mayoría de los minutos cada temporada, las lesiones no han cortado su progresión en ningún momento.


Características tácticas


En lo que al aspecto táctico se refiere, Alende es un central riguroso. Esta temporada ha actuado principalmente en el perfil izquierdo del centro de la defensa. Gracias a su buen posicionamiento sobre el campo y su buena lectura de los ataques rivales es capaz de suplir alguna de las carencias que tiene en otras facetas.

Sus cualidades técnicas le han permitido en alguna ocasión actuar como pivote por delante de los centrales. No obstante, es un jugador que por su velocidad de movimientos actúa mejor como central.


Evolución


La cesión al CD Lugo puede suponer un paso importante en la carrera deportiva de Diego Alende. Es un central destinado a jugar en Primera División, pero antes debe pulir algunos aspectos que le hagan dar el paso definitivo. El Lugo es tradicionalmente un equipo sufridor de la categoría de plata cuyo objetivo primordial cada temporada es el de conseguir la salvación, lo que le ayudará a curtirse en el fútbol profesional. El Anxo Carro parece el lugar ideal para seguir creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA