Fede Valverde en el Real Madrid

El centrocampista uruguayo tiene todo lo necesario para convertirse en un jugador de aquellos que los aficionados se saben de memoria cuando recitan la alineación de su equipo, pero no de uno más, sino de un conjunto con aspiraciones altas. Hablar así de él con 21 años, en un área tan complicada como es la medular y en un club tan exigente como es el Real Madrid teniendo en cuenta las oportunidades que ha tenido, puede parecer descabellado, pero el tiempo dictará sentencia a aquellos que aún tienen dudas.


TRAYECTORIA


Formado en las categorías inferiores de Peñarol, comenzó a destacar de gran manera y con apenas 14 años ya estaba convocado en la Selección Sub-15 de Uruguay, pasando así por todos los rangos del combinado nacional hasta debutar con el nivel absoluto un par de días después de cumplir la mayoría de edad. Una trayectoria que muy pocos son capaces de mejorar.

Por supuesto, un jugador así no puede dejarse escapar por un club como el Real Madrid, que el año que dio el paso a la Sub-21 uruguaya y al primer equipo de Peñarol, se fijó en él y cerró su traspaso para la siguiente campaña. En esta, marcó tres goles en los 30 encuentros con el Castilla, donde fue, sino el mejor, de los mejores jugadores del equipo. Ello le hizo dar el salto la pasada temporada a un Dépor que aún estaba en Primera para disfrutar de la élite española un total de 24 partidos. Suficientes para entrar en la pretemporada madridista el pasado verano y estar hablando a final de curso maravillas de él.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS


Como todo buen centrocampista, el jugador se desenvuelve como pez en el agua en la sala de máquinas repartiendo juego. Su fantástica diestra le convierten en uno de los hombres que más balones recibe, y en consecuencia, distribuye a sus compañeros. Da igual que sea en distancias cortas, en las cuales intenta buscar más allá de la opción fácil y siempre hacia adelante, que en las largas, donde sale a relucir los cambios de orientación de unas cuantas decenas de metros que tan y tan bien le determinan.


CARACTERÍSTICAS FÍSICAS


Es importante recalcar que es un jugador inteligente porque sabe cómo y cuándo correr para aguantar el máximo de minutos posible. Su sensacional condición física le ayuda, no cabe duda, pero de este modo, no disminuye la extraordinaria intensidad con la que recupera tras pérdida, con la que ayuda a los jugadores de banda, y con la que avanza líneas cuando la posesión es favorable a su equipo y existe la oportunidad de acumular hombres cerca del área rival.


CARACTERÍSTICAS TÁCTICAS


Su punto más fuerte del joven es la flexibilidad posicional. Durante los noventa minutos en los que se encuentra en el verde es capaz de ayudar en el lateral diestro, en la medular, en el extremo izquierdo, y hasta incluso en algunas acciones de área. El uruguayo siempre está dispuesto a ser el jugador mejor colocado de las proximidades en las que se encuentra el esférico, a estar pendiente de sus compañeros para no dejar espacios en las zonas centrales, y sobre todo, a realizar un esfuerzo extra para anticiparse y robar el balón, una de sus mejores armas.

Dice a su favor, que a pesar de los numerosos cambios que ha experimentado el equipo madridista, ha sabido adaptarse e intentar ofrecer su mejor versión. Ésto le ha servido para mejorar más allá de la posición de interior, en la que se encuentra muy a gusto cuando el sistema cuenta con tres centrocampistas, pues también puede desenvolverse como mediocentro, mediapunta, e incluso de central si las circunstancias lo requieren. Y esta polivalencia en cuestión es uno de los factores que más han llevado a los diferentes entrenadores a seguir confiando en él.


EVOLUCIÓN


Su futuro más próximo es una verdadera incertidumbre. La reconstrucción que pretende llevar a cabo Zinedine Zidane hace que el uruguayo entre en sus planes al mantener el sistema de 4-3-3. Lo que queda absuelto de dudas es que Fede Valverde, a base de minutos y confianza, está preparado para mantenerse en un club como el Real Madrid, aunque no sería una mala opción convertirse en la pieza clave de un equipo algo menor en caso de no contar con las oportunidades necesarias.

Dejar un comentario