Harry Wilson en el Bournemouth

El galés es uno de los últimos talentos surgidos de la academia del Liverpool, y aunque tiene un talento capaz de decidir partidos, no encuentra hueco en la plantilla de Jürgen Klopp y esta temporada acumula su tercera cesión consecutiva, aunque esta vez, por fin, en un equipo de Premier League.


TRAYECTORIA


Se unió a la academia red en 2005 con 8 años de edad. Su progresión en las categorías inferiores fue meteórica. Con sólo 15 años, ya era habitual verle jugar y marcar goles con el equipo Sub-18. Pese a este meteórico ascenso en categorías inferiores, las puertas del primer equipo seguían cerradas para el de Wrexham.

En agosto de 2015 fue cedido al Crewe Alexandra, pero volvió en enero al club de Merseyside para seguir con el plantel Sub-23. En enero de 2018 también disfrutó de una cesión en el Hull City para disputar la segunda parte de la temporada y aquí comenzó a demostrar su gran potencial. En total, siete goles y cuatro asistencias en 13 partidos. La pasada campaña, cedido en el Derby County, cuajó un año brillante que estuvo cerca de cerrar con el ascenso a Premier League. En total, disputó 49 partidos, anotando 18 goles y repartiendo siete asistencias.

Tras tantos esfuerzos, le ha llegado la oportunidad de demostrar su calidad en la Premier League. El Bournemouth ha conseguido su cesión y desde el primer día se ha convertido en un fijo para Eddie Howe gracias entre otros muchos factores, a las garantías técnicas y tácticas que es capaz de ofrecer.


CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS


Harry Wilson destaca por tener, sin lugar a dudas, uno de los mejores golpeos de media-larga distancia y a balón parado del fútbol inglés. La pasada campaña anotó 18 goles, de los cuales nueve fueron desde fuera del área y cinco a balón parado. Otra de las virtudes que destaca de su juego es la gran conducción de balón. Iniciando las jugadas desde la banda derecha, a pierna cambiada, donde es muy habitual verle trazar diagonales para finalizar la jugada con sus habituales disparos lejanos o asociándose con otros compañeros.

Otro punto a favor es su gran capacidad asociativa. Es propenso a acabar las jugadas en posiciones centrales, donde muestra un sobresaliente talento para asociarse con sus compañeros en espacios reducidos. Junto a Mason Mount o Tom Lawrence en el Derby County ya dejó goles de bella factura haciendo gala de esta cualidad.


CARACTERÍSTICAS FÍSICAS


A pesar de su 1,73m de altura, se trata de un jugador que no rehúsa el contacto físico, algo difícil de evitar en el fútbol británico. Posee un potente tren inferior, lo que le permite aguantar bien los embistes rivales en carrera. Sin embargo, sufre mucho más en el juego aéreo y en los duelos con los centrales, sus principales puntos débiles.


CARACTERÍSTICAS TÁCTICAS


La posición en la que es habitual verle y, en la que mejor explota sus virtudes, es la de extremo derecho. En ella, es un peligro constante si tiene facilidad para trazar diagonales o si dispone de un par de centímetros para armar su pierna izquierda. Aunque tanto Frank Lampard, la pasada campaña, como Jürgen Klopp, en pretemporada, le han colocado como mediapunta, una demarcación en la que hace gala de su notable capacidad asociativa, pero donde es menos habitual verle explotar una de sus mejores cualidades: su rápida conducción de balón.


CARACTERÍSTICAS MENTALES


Cada vez que salta al terreno de juego demuestra una gran personalidad y valentía. Teniendo menos galones que muchos compañeros, no se amedrenta a la hora de buscar disparo ante la menor oportunidad o al hacerse dueño de las acciones a balón parado. También ha demostrado, a pesar de su juventud, que no duda en echarse el equipo a la espalda en situaciones adversas, como bien ha podido demostrarse en numerosas ocasiones en Championship y también con el Bournemouth en Premier League.


EVOLUCIÓN


Con 22 años, Harry Wilson aún tiene mucho margen de mejora. Es un novato en el fútbol de élite. Demasiado pronto para lanzar un veredicto final de lo que será su futuro, pero cualidades de sobra tiene para asentarse al máximo nivel y ser uno de los líderes de la selección galesa. Su futuro próximo parece alejado del Liverpool si su deseo es ser un jugador importante y no contar con un rol secundario. Si su deseo es éste, no sería descabellado que en los últimos años se pagará una gran cifra por él.


Dejar un comentario