elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Irene Guerrero, la armonía granota

Técnica, inteligencia, coraje y responsabilidad son cuatro de las virtudes que destacan de Irene Guerrero Sanmartín (Sevilla, 1996). Su constancia en el albero sevillano y una coincidencia mágica con un emblema del Real Betis Balompié le llevaron a que, un tiempo más tarde, pudiera cumplir su sueño de ser jugadora del club verdiblanco. Tras 8 magníficas temporadas al frente del equipo de su vida, ahora le llega la oportunidad de crecer como futbolista en el Levante.


Trayectoria


Desde muy pequeña, Irene Guerrero ya sabía qué era lo que le hacía disfrutar: el fútbol. Pasión que le llevaba a saltarse sus clases de sevillanas. Los míticos campos de tierra vieron y disfrutaron de sus primeros pasos en este deporte. No obstante, un hecho que cambió su porvenir futbolístico fue la noche en la que conoció a una leyenda del beticismo, Rafa Gordillo. El reconocido lateral izquierdo, tras verle jugar, decidió llevársela a su escuela deportiva para niños. Tras ello, se formó en el CD Híspalis (decano del fútbol femenino de Sevilla) y en el Azahar CF (club vinculado con el Betis).

Tras perfeccionar su técnica del ‘escorpión’, el Sevilla FC se cruzó en su camino, aunque no por mucho tiempo, dado que un año después tuvo que tomar una decisión trascendental para su futuro futbolístico: debutar con tan solo 15 años en el primer equipo nervionense o comenzar de cero en el equipo de su vida, el Real Betis Balompié. Elección que tuvo clara desde el primer momento. Quería vestir la camiseta verdiblanca y hacer historia con ella. Actualmente, y tras 8 notables temporadas (más de 100 partidos) en el conjunto heliopolitano, ha decidido que sus caminos han de separarse para afrontar nuevos desafíos. Esta próxima temporada intentará dar su mejor versión para llevar al Levante UD a la ansiada posición de acceso a Champions.

Respecto a su recorrido internacional, destaca su debut (5 de abril de 2019) con la Selección Española Absoluta en el partido amistoso frente a Brasil y su participación en el partido preparatorio del Mundial de Francia 2019 contra Camerún. Juego, en el que anotó su primer tanto como jugadora de la Selección Absoluta.


Habilidades técnicas


La jugadora sevillana resalta por su dominio del balón con ambas piernas. Es una de las futbolistas más técnicas de la categoría. Además, atesora un gran golpeo. Muestra de ello, son sus lanzamientos a balón parado.


Aptitudes físicas


Con sus 168 centímetros y 58 kilos es una futbolista fuerte, que emplea adecuadamente el cuerpo para proteger y orientar el balón, sacrificada en las tareas defensivas y con garra. Pese a no ser una jugadora que despunte por su velocidad, en ciertos momentos aprovecha su zancada para zafarse del equipo rival.


Características tácticas


Desde luego, 8 temporadas dan para mucho. Sin embargo, Guerrero siempre ha sido importante en los esquemas de todos los staffs técnicos que ha tenido en el club verdiblanco. Su posición es la de mediocentro, aunque también podría actuar como interior en un 1-4-3-3. También se ha amoldado a la perfección al 1-4-4-2 (variante 1-4-2-3-1), 1-4-1-4-1, 1-4-5-1… Este hecho, se puede observar, sobre todo, en los registros de las últimas tres temporadas, en las cuales ha acumulado un total de 76 apariciones de 85 partidos posibles.

Del mismo modo, ha intervenido en 16 tantos (3 goles y 13 asistencias). Siendo, esta última campaña, una de sus mejores en lo que se refiere a sus datos en los pases de gol (6). Ha sido una pieza fundamental para María Pry, Antonio Contreras y Pier Cherubino. Gracias, en gran parte, a su excelente rigor táctico.

En lo que conlleva a su tarea en el juego, acostumbra a ofrecer innumerables ayudas en la salida de balón, especialmente si Laura González está bien cubierta por las rivales. Además, suele estar muy atenta en las basculaciones y a un posible fallo de las jugadoras rivales. Es tremendamente inteligente a la hora de cerrar líneas de pase y adivinar qué es lo que requiere el partido en cada momento. Se podría decir que es una mediocentro ‘todoterreno’, omnipresente en el centro del campo.


Evolución


Increíble. Así está siendo el progreso de Irene Guerrero en la Primera Iberdrola. Pese a su corta edad, 23 años, ya atesora abundantes, al igual que extraordinarias, participaciones en la máxima categoría del fútbol femenino español. Igualmente, gracias a su capacidad de liderazgo, compromiso y responsabilidad, se ha ganado el placer de ser la capitana durante numerosos años de su querido Betis (club, en el que ha hecho historia) y debutar con la Selección Española Absoluta. No obstante, hoy en día, le ha llegado la magnífica ocasión de seguir creciendo como profesional de este deporte tras su fichaje por el equipo granota. Conjunto, al que sin duda, dará muchas alegrías.

DEJA UNA RESPUESTA