elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Segunda B

Jon Morcillo, la pegada del Bilbao Athletic

El Bilbao Athletic ha firmado una fase regular más que notable esta temporada. Los de Joseba Etxeberria se han clasificado para disputar el play-off de ascenso a la Liga Smartbank, siendo el equipo más goleador del Grupo II de la categoría de bronce. En total han sido 16 los cachorros que han visto puerta durante esta temporada, pero uno de ellos ha destacado por encima del resto. Jon Morcillo (Amorebieta Etxano, 1998) se ha destapado este curso como una de las revelaciones del filial rojiblanco. Su gran regularidad en el juego, aunada a un imponente acierto goleador, ha hecho del extremo vasco un jugador a tener muy en cuenta.


Trayectoria


La carrera de Jon Morcillo ha seguido una línea ascendente desde que llegó a Lezama. El atacante llegó al CD Basconia procedente del juvenil de la Cultural de Durango hace cuatro temporadas. Estuvo dos años en el segundo filial del Athletic, a razón de 35 y 33 partidos disputados respectivamente. En cada uno de ellos anotó seis goles.

El curso pasado dio el salto al Bilbao Athletic de la mano de Gaizka Garitano. Sin embargo, el gran estado de forma de futbolistas de la talla de Iñigo Vicente, Iñigo Muñoz o Gaizka Larrazabal, entre otros, tapó su proyección y tuvo un papel casi testimonial. Tan solo participó en quince partidos de liga en los que anotó un gol. Este año, en cambio, se ha destapado como uno de los baluartes del filial rojiblanco. Ha sabido dar un paso al frente y liderar el ataque. Diez goles en 28 partidos le han convertido en el máximo realizador del equipo y en el quinto del grupo, toda una sorpresa teniendo en cuenta que su posición no es la de delantero.


Habilidades técnicas


El acierto goleador mostrado esta temporada no ha hecho más que evidenciar las cualidades que mejor le definen como futbolista: desequilibrio y pegada. Alejado de los tópicos que acompañan al extremo de toda la vida, Jon Morcillo es un futbolista de los que les gusta tener el balón en los pies, sin ser un regateador puro.

También destaca en el disparo de media y larga distancia. No es la primera vez que sorprende al portero rival con lanzamientos desde el centro del campo, llegando incluso a marcar goles desde esa zona.

Jon Morcillo domina el disparo a media y larga distancia

El balón parado es otra de las virtudes de Morcillo. Tiene un buen toque en las jugadas de estrategia, ya sea para buscar el centro a un compañero o para ensayar el disparo directo. Es capaz de combinar potencia y precisión en sus disparos con la pierna izquierda.

Sin embargo, uno de los aspectos a mejorar es la toma de decisiones. En ocasiones peca de individualista y pierde la ventaja que tenía por conducir demasiado el balón. A veces tiende a gustarse en exceso con él, lo que provoca errores innecesarios y evitables.


Aptitudes físicas


Una de las cualidades que mejor definen al extremo rojiblanco es la velocidad. Tiene una gran capacidad de aceleración que le hace un futbolista muy peligroso a campo abierto. Además, con 1,83 metros de altura y 72 kilos de peso, es un jugador combativo en el cuerpo a cuerpo, difícil de parar una vez que arranca la carrera. Sin ser su punto fuerte, tiene también un dominio notable del juego aéreo


Características tácticas


Los extremos son una pieza fundamental en el esquema de Joseba Etxeberria. Por eso, tanto Jon Morcillo en la izquierda como Juan Artola en el flanco derecho han sido dos de los cachorros más destacados este curso. Le gusta recibir el balón pegado a banda y a partir de ahí construir la jugada. Esta temporada ha formado una dupla letal en la banda izquierda con Imanol García de Albéniz. El lateral ha sido el complemento perfecto para Morcillo en ataque, propiciando situaciones de dos contra uno ante el lateral rival muy difíciles de detener.

Cuando recibe el balón en la banda, su movimiento natural es trazar una diagonal hacia dentro, dejando el carril izquierdo libre para la subida del lateral. Rara vez busca apurar la línea de fondo para centrar al área. Es un extremo puro. Siempre ofrece una alternativa a su lateral abriéndose al costado izquierdo. Sin embargo, debe mejorar su compromiso defensivo.

Tira diagonales para dejarle el carril libre a la incorporación del lateral. A la hora de buscar el remate, es un futbolista que sabe leer los espacios y aparecer libre de marca. También acostumbra a esperar el balón atrás en las segundas jugadas.


Evolución


El gran año que ha completado en el filial rojiblanco le ha llevado a renovar por tres temporadas. A falta de confirmación oficial, hará la pretemporada con el primer equipo y Gaizka Garitano decidirá si la próxima campaña forma parte de él o si por el contrario se queda un año más en el Bilbao Athletic.

Ha demostrado tener condiciones suficientes para llegar a la élite, pero antes debe pulir ciertos aspectos en su juego. A pesar del overbooking que tiene el Athletic en ataque, es junto a Oihan Sancet y Unai Vencedor el principal candidato a jugar el próximo año en el primer equipo. Su entrega en el campo y su compromiso con el equipo son cualidades que gustan en San Mamés

DEJA UNA RESPUESTA