elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Lucía García, el coraje del Athletic

Fuerza, verticalidad y una incansable entrega en todas las facetas del juego. Estas son tres de las características que definen a la perfección a Lucía García, jugadora perteneciente al Athletic Club de Bilbao. Futbolista que forma parte de una de las generaciones del fútbol femenino español con más presente y futuro de este deporte, la generación del 98.


Trayectoria


Lucía García Córdoba (Barakaldo, 1998) es una de las piezas insustituibles de la delantera de las ‘leonas’ desde su llegada en la temporada 2016/2017 de la mano de Joseba Agirre. Previamente, se formó en el Oviedo Moderno —actual Real Oviedo—. Tras su paso por las categorías inferiores y la llegada al primer equipo con tan solo 15 años, al finalizar la temporada 2015-16 se consumó el descenso del equipo asturiano. Este hecho, provocó que la futbolista barakaldesa decidiera afrontar un nuevo desafío en su carrera, por lo que aceptó la oferta del Athletic Club.

A su currículum futbolístico se le suma su exitosa experiencia en las categorías inferiores de la selección española femenina. Triunfos en el Europeo sub-17 (Islandia, 2015) y el Europeo sub-19 (Inglaterra, 2017); y un subcampeonato en el Mundial sub-20 (Francia, 2018). Llegando a su máximo esplendor con el debut con la selección absoluta en la Copa de Chipre de 2018 y su posterior convocatoria en el Mundial de Francia de 2019.


Habilidades técnicas


Pese a no ser una jugadora que destaque por su talento a nivel individual, Lucía García no es una futbolista que rehúya de los espacios cortos. En ellos, se siente cómoda y segura. Además, es muy común que aproveche su velocidad en el uno contra uno con el objetivo de zafarse de su marca o incluso regatear con gran efectividad a la portera rival.


Aptitudes físicas


La delantera barakaldesa aprovecha a la perfección sus 165 centímetros y 56,3 kilos. Lucía es una jugadora que se caracteriza por su despliegue físico y los desmarques rompedores a la espalda de la defensa rival, beneficiada por su gran aceleración y control de balón en carrera. Es eléctrica, desequilibrante. Poderosa en el uno contra uno. Hecho, que le aporta gran verticalidad al equipo y le garantiza numerosas ocasiones por partido. Esta faceta, la pudimos observar con claridad en el pasado Mundial de Francia de 2019. Es una futbolista que entrega el máximo siempre que pisa el verde. Nunca se da por vencida.


Características tácticas


Gracias a su polivalencia, Lucía se desenvuelve con facilidad en cualquiera de las tres posiciones de arriba, sea como extremo izquierdo, derecho o como ariete. Aunque, en las posiciones donde más relucen sus cualidades son como delantera centro y como extremo derecho con el fin de aprovechar su extraordinaria velocidad y su incansable sacrificio. Dada esta versatilidad, no tiene problemas en adaptarse a cualquiera de las variantes del 1-4-4-2 (1-4-2-3-1), a un 1-4-3-3 o incluso, a un 1-4-5-1. Tanto con el Athletic de Joseba Agirre o Ángel Villacampa, como con la Selección de Jorge Vilda, hemos comprobado cómo Lucía se acopla a la perfección en cualquiera de esta multiplicidad de sistemas.

Por otro lado, otra de las cualidades que le llevaron a ser jugadora de élite fue su olfato goleador. Peculiaridad, favorecida por su inteligente lectura de las segundas jugadas en área rival.


Evolución


Halagüeña, así es la evolución que le espera a Lucía García. Pese a su temprana edad —15 años— ya demostró en el Oviedo Moderno del material del que estaba forjada. Solo le bastó con una temporada en el fútbol profesional para que un grande como el Athletic se fijara en ella. A día de hoy, ya atesora un centenar de partidos con la elástica bilbaína. Mostrando en la temporada 2018-19 su mejor versión goleadora, llegando a los 13 tantos en 22 partidos jugados. Además, acumula en su haber dos participaciones en la Women´s Champions League y un envidiable currículum con la Selección española.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA