elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Lucía Ramírez, un presente con mucho futuro

Con apenas 21 años, Lucía Ramírez (Morón de la Frontera, 1998) se ha convertido en un emblema de la zaga del Sevilla y en una pieza fundamental en los planes de Cristian Toro.


Trayectoria


Lucía Ramírez empezó su andadura en el fútbol desde bien pequeña, pues a sus 5 años ya jugaba en el equipo de su pueblo, ahora conocido como UD Morón. Tras varios años defendiendo los colores del club de la localidad, recaló en las inferiores del Sevilla FC. Desde que llegó al conjunto hispalense con 11 años ha ido quemando etapas en todas las categorías hasta convertirse en una pieza importante en la máxima división del fútbol femenino español.

En la temporada 2014/2015 compaginó el filial con el primer equipo, y no fue hasta la 2015/2016 cuando Lucía se asentó en el escalafón más alto del club nervionense. Durante el curso pasado (2018/2019) se paró en seco su progresión al sufrir una lesión de ligamento cruzado anterior, que la apartó un año entero de los terrenos de juego.


Habilidades técnicas


Se trata de una defensa hábil con pierna diestra que lleva demostrando año tras año que no tiene límites. Se puede destacar su madurez y su presencia en el terreno de juego, pues siempre está bien colocada y es muy contundente al corte. Una de sus mayores cualidades es la facilidad que tiene para imponerse a las delanteras rivales. Además, su remate de cabeza y su dominio del balón parado le dan un plus al conjunto de Cristian Toro.


Aptitudes físicas


Físicamente se trata de una jugadora de 1’68 metros y aproximadamente 60 kg, que le hacen una futbolista fuerte a la hora de disputar el uno contra uno. Sin ser tampoco una mujer de gran envergadura, nadie duda de su peligro en los saques de esquina a favor. La de Morón, además, aporta gran tranquilidad a la hora de defender balones aéreos.


Características tácticas


Ramírez es una jugadora cómoda en su propia área, que además puede ocupar tanto la demarcación de central como la de lateral. Su incorporación al ataque en contadas ocasiones hace saber que es una futbolista segura en sus acciones con el balón. A pesar de ser bastante completa, no hay dudas de que su crecimiento puede ser aún mayor.


Evolución


A día de hoy se puede decir que Lucía ha vuelto de su lesión para hacer cosas grandes. A pesar de terminar contrato con el Sevilla el próximo verano cuenta con un factor a favor, que es la confianza de Cristian Toro. Tras regresar a los terrenos de juego el 11 de enero de 2020 ha disputado seis partidos, sumando un total de 540 minutos en Liga. A ello hay que sumarle dos titularidades en la Copa de la Reina, con 145 minutos disputados. Son un total de 685 para la joven defensa de tan solo 21 años.

DEJA UNA RESPUESTA