elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Malena Ortiz, garra y pasión en el Real Madrid Femenino

Malena Ortiz (Madrid, 1997) era uno de los nombres que venía a la mente al hablar del pasado CD Tacón, en el cual llevaba cuatro temporadas, hasta que pasó a denominarse Real Madrid el 1 de julio de 2020. Capitana en la temporada presente, llevar el brazalete implica lucha, garra, tesón, compañerismo… Todas ellas, palabras que caracterizan a la perfección a la futbolista madrileña.


Trayectoria


Malena comenzó su carrera futbolística en el Rayo Vallecano, en su cantera, donde estuvo desde los 7 hasta los 15 años de edad. Posteriormente pasó por el Canillas, donde permanecería hasta llegar al CD Tacón en 2016. Actualmente continúa en el rebautizado como Real Madrid Femenino.

Con el Tacón logró levantar tres campeonatos de liga, en las temporadas 16/17, 17/18 y 18/19. En esta última, consiguieron el ascenso a la Primera Iberdrola. Malena Ortiz fue imprescindible por su alta cifra de goles y aportación en el terreno de juego. Aparte del currículo de títulos, una hazaña que le define es que se convirtió en la única jugadora en vestir la elástica blanca en 100 partidos. En la temporada actual ha sido una de las futbolistas con más minutos disputados, 936, demostrando que hay sitio para ella en la plantilla junto a Kaci y Thaisa.

A nivel internacional, tiene doble nacionalidad española y azerbaiyana. En 2014, Malena Ortiz eligió jugar para la selección azerbaiyana sub-19, jugando en la Ronda Élite, la fase de clasificación que permite la entrada al torneo final europeo sub-19. Jugó, entre otros, ante Ucrania o Alemania.


Habilidades técnicas


Es destructora del juego y lo deja todo en el terreno por su equipo. Tiene un arsenal de recursos para retener el esférico en sus pies y continuar manteniendo la posesión. La velocidad que tiene le permite ser rápida en los cortes, que provoca contraataques para sus compañeras o recupera la posesión. Además, suele subir en ataque para aprovechar los rechaces al borde del área rival y sacar el fusil de su pie derecho.

Puede parecer sencillo, pero no se busca problemas. Si tiene el esférico en las botas y está siendo presionada, manda el balón lejos. Predomina la seguridad antes que la posesión en ese aspecto. En la faceta defensiva, sube arriba, en ocasiones, acompañando a las extremos. Uno de los puntos a mejorar en ese aspecto es que deja huecos a su espalda que son aprovechados por las contrarias, y muchas de esas acciones llevan peligro.


Aptitudes físicas


Su físico y altura, 1,59 metros, podrían ser una desventaja, pero Malena se vale de ello para la agilidad en los cortes y la velocidad a la hora de replegar y defender. Además, no es un peligro en los balones aéreos pero emplea la lucha cuerpo a cuerpo, dificultando la labor de las rivales de robarle el esférico. Asimismo, lo emplea para molestar a su contrincante y ser capaz de provocar pérdidas.


Características tácticas


En la formación 1-4-4-1-1, se sitúa en un doble pivote como mediocentro para destruir el juego. Ese trabajo sucio hace brillar a la centrocampista que juega a su lado, para beneficio del equipo y de sus compañeras. Su lugar en el esquema de David Aznar saca a relucir la buena visión futbolística de Malena. Si el mediocampo está asfixiado por la presión de las jugadoras, Malena se desplazará hacia arriba para facilitar la salida del esférico o para desahogar la zona, arrastrando a su marca. A la hora de atacar, realiza desmarques desde su posición hacia el área para recibir el pase, convirtiéndose en una baza ofensiva importante.

En otros encuentros, Aznar ha sacado un 1-4-4-2, con Malena en la banda izquierda para utilizar su buen juego de espaldas y dejar a las delanteras libres de marca. Como se mencionaba anteriormente, su uso del cuerpo es muy notable, y sabe aguantar el balón y medir los tiempos para devolverlo.


Evolución


Malena Ortiz lleva grabado en su mente el acrónimo del equipo que le dio todo: Trabajo, Atrevimiento, Conocimiento, Organización y Notoriedad. Con ello en mente, puede seguir creciendo en facetas del juego y conseguir encadenar tantos minutos como en la temporada 19/20. No lo tendrá fácil con fichajes como Teresa Abelleira o Maite Oroz, pero siempre ha sido una de las elegidas para sus entrenadores por su trabajo y compañerismo.

De los 21 partidos disputados en la Primera Iberdrola 19/20, Malena ha jugado en 19, siendo una de las opciones principales de David Aznar. Tiene todo lo necesario para convertirse en una de las caras conocidas de la máxima categoría por su dedicación, esfuerzo y lealtad a su club.

DEJA UNA RESPUESTA