elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Segunda B

Mario Gila, el eje de la zaga del Real Madrid Castilla

A sus 19 años, Mario Gila (Santa Perpetua de Moguda, 29 de agosto del 2000) es un defensa central fijo en los planes de Raúl González Blanco, técnico del filial del Real Madrid.


Trayectoria


Mario empezó en este mundo como cualquier niño. La UCF Santa Perpetua, equipo de su localidad, fue testigo de sus primeros pasos como futbolista. Defendió la camiseta blanquinegra desde 2009 hasta 2013, y posteriormente recaló en diversos equipos con mucha influencia en el fútbol catalán. El CE Sabadell disfrutó de él durante una temporada, concretamente la 2013/2014. Después jugó para la UE Mollet durante dos campañas, donde cuajó un gran rendimiento que llamó la atención de la Damm.

Tan solo permaneció una temporada en el conjunto cervecero, donde consiguió sumar 25 partidos y 20 titularidades. Sus buenas actuaciones llamaron la atención del RCD Espanyol para su Juvenil A. Durante la temporada 2017/2018 vistió la camiseta del conjunto perico, y una temporada más tarde cambió Barcelona por la capital española. En el verano de 2018, Gila aterrizó en Valdebebas y fue directo al Juvenil A del Real Madrid. Allí militó toda la temporada 2018/2019. El joven central tan solo necesitó un año en la Fábrica blanca para dar el salto al Real Madrid Castilla, equipo dirigido por una leyenda del club como lo es Raúl González Blanco. Desde entonces se ha convertido en una pieza clave para la zaga madridista y en uno de los jugadores más interesantes de la Segunda B.


Habilidades técnicas


El central catalán destaca por ser un jugador muy correcto técnicamente. Ha demostrado ser uno de los centrales con más talento de la categoría, ya que posee un gran número de cualidades para sacar el balón desde atrás de la mejor forma posible. Es un líder dentro y fuera del terreno de juego. Además, se le considera un central contundente y con criterio. En su faceta más defensiva se puede destacar su elegancia a la hora de salir con el balón controlado y su capacidad para combinar fácilmente con sus compañeros, buscando el pase seguro o colocando balones aéreos de larga distancia a las espaldas de los jugadores rivales. Todo ello, gracias a su gran visión de juego.

Su colocación no pasa desapercibida, pues le hace ganar muchos de los duelos contra el delantero. Además, su buena conducción de balón le permite poder incorporarse perfectamente a la jugada en caso de no encontrar un pase seguro para seguir con el control de la pelota.


Aptitudes físicas


Mario Gila posee un gran despliegue físico que le permite aguantar los 90 minutos a un gran nivel. Su excelente fortaleza le permite ayudar a los laterales si se ven en inferioridad. ya que es defensa rápido para ir al corte y a la anticipación, muy atento a todas las funciones de contención. Es un central inteligente que sabe dosificarse, y eso le hace elegir con determinación cuándo subir al ataque, siempre con potencia y velocidad. Esto le hace superar a los y convierte el detenerlo en un logro a tener en cuenta.

Con una estatura de 1’84 metros y aproximadamente 78 kilos, goza de una envergadura considerable que, sumada a su capacidad para utilizar su cuerpo, le permite proteger el balón de forma extraordinaria.


Características tácticas


Su liderazgo, su madurez y su carácter le hacen ser una pieza fundamental en el filial del conjunto blanco. Tácticamente sobresale por su magnífico posicionamiento en el campo. Normalmente actúa como central, ya que es donde mejor explota todas sus cualidades. De todas formas, tampoco sería extraño verle en cualquier posición de corte defensivo. Al gozar de velocidad, también tiene una inmensa capacidad de reacción y anticipación.


Evolución


La curva de crecimiento de Mario Gila es claramente ascendente. No parece tener frenos. Esta temporada ha sido una pieza de gran importancia en la pizarra del técnico Raúl González. Con experiencia, madurez y dedicación, no seria exagerado pensar en verle vestir la camiseta del primer equipo blanco en un futuro no muy lejano o, en su defecto, de algún equipo de Primera División.

DEJA UNA RESPUESTA