elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Marta Peiró, polivalencia ofensiva y velocidad

Trabajar en la sombra y alcanzar objetivos sin la necesidad de una excesiva campaña en los medios de comunicación puede llegar a considerarse, en el mundo laboral, como un placer de la vida para ciertas personas. Marta Peiró Giménez es, sin duda alguna, una habitual de la Primera Iberdrola con una carrera intachable que se ha ganado disputar la UWCL con el Servette suizo. Cuenta con el respeto del mundo del fútbol femenino español gracias a sus fieles compañeros: el gol y el trabajo.


Trayectoria


Si a los infantes se les introduce en su ambiente diversos objetos para estimularles como los clásicos animales que giran ininterrumpidamente, Marta Peiró tuvo murciélagos revoloteando. Y es que sí, Peiró ha vivido su carrera futbolística en el Valencia CF, equipo del que además es seguidora, como gran parte de su núcleo familiar. Nacida en Torrent el 14 de abril de 1998, empezó a gozar de notoriedad en el club de su vida a partir de la temporada 2012/2013, de la mano del filial che, por el que fichó desde el Torrent. Allí compartió vestuario con jugadoras que prosiguen su carrera en equipos que van alternando entre la élite y la categoría de plata. Es el caso de Cintia Montagut, actual jugadora del Fundación Albacete, equipo de Reto Iberdrola.

Mientras seguía maravillando en las categorías inferiores valencianistas, el primer equipo perdía en 2015 la final de la Copa de la Reina ante su futuro equipo. Dio el salto a él dos temporadas después, puesto que había debutado oficialmente cuando tenía 15 años. Tras probar la élite, fue difícil desengancharse. Tanto es así, que sigue degustándola en la actualidad. En la campaña 2017/2018 se produce su mejor año en lo que a cifras respecta. Anota unos seis goles que contribuyen ostensiblemente a que el Valencia se aúpe a los mejores puestos de la tabla. No obstante, tras una temporada 18/19 inadvertida, decide que es momento de abandonar su casa y probar suerte en un histórico de la categoría.

El Sporting de Huelva le acoge junto a Patri Mascaró, lo cual supuso un gran impacto mediático en el mercado de fichajes de aquel periodo estival. En la escuadra onubense ha cuajado actuaciones destacables pero esporádicas, como el choque en el que obtiene su única diana, ante el Madrid CFF. La mejor Marta Peiró, ahora en las filas del Servette, está por llegar.

Con la Selección, en su dilatado currículum figura como logro principal su participación en el Europeo sub-19 de 2017.


Habilidades técnicas


Si por algo se caracteriza Marta Peiró es por su seguridad a la hora de conducir la pelota. Es una jugadora que puede estar el tiempo que sea menester para su equipo con el cuero pegado a la bota. Esta cualidad es fuente de muchos beneficios colectivos. Crea una ocasión idónea para generar espacios en las defensas rivales, que con el objetivo de recuperar la posesión pueden llegar a descuidar sus marcas. Añadir que es habitual ver cómo sus contrincantes se ven incapaces de frenarla.

La definición es otro de los pilares que sustentan la técnica de Marta Peiró. Es una jugadora muy versátil, y es que además de definir con eficacia por bajo es una experimentada del juego aéreo. De hecho, el único gol que ha anotado en la 19/20 ha sido de esta forma. El mérito es muy grande, al no ser la chica más corpulenta de la competición.


Aptitudes físicas


La velocidad es otra de las acepciones que debería figurar en el diccionario del fútbol femenino español si se busca a Marta Peiró. El ser menuda le da la ocasión de ser muy habilidosa con la pelota. Es más, cuando cae a banda esta cualidad le permite encarar por el costado, zafarse de la presión de los rivales y poner centros al área cual extremo.


Características tácticas


Si bien es cierto que con el tiempo ha ido evolucionando hacia una posición más cercana a la de centrocampista, aún guarda automatismos de ariete. En el aspecto táctico, Marta Peiró sobresale por ser lo que en el argot futbolístico se llama ‘ratón de área’. Siempre está en el momento adecuado para hacer gol o para provocarlo. Es capaz de sacar rédito de jugadas que parecen condenadas a terminar en las manos de las metas.

Hace bueno un rebote o un error del rival y, por supuesto, presiona hasta el último segundo llegando a conseguir algún que otro tanto gracias a ello. De hecho, a colación de lo anterior, se puede alabar su sentido del posicionamiento en el campo.


Evolución


A lo largo de su periplo por la máxima categoría del fútbol femenino español, Marta Peiró ha ido concatenando la posición de delantera con la de segunda punta, interior o extremo entre otros. Su carácter veloz es un arma para todos los entrenadores que le disfrutan, pues el uso que pueden hacer de ella es diferente en cada partido. Es decir, no es una chica encasillada en una posición, ya que tiene muchas posibilidades en muchos lugares del campo.

Remarcar que en el Sporting, justo después de abandonar el Valencia, es cuando se puede producir esta mutación de posición. En el conjunto valenciano solía actuar en el ataque como segundo punta o incluso como mujer referencia, pero en Huelva se ha adaptado a las necesidades de Antonio Toledo. Su imprevisibilidad es un toda una ventaja.

DEJA UNA RESPUESTA