elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

elscouting.es La Liga Primera División

Martín Zubimendi, la enésima creación txuri urdin

Si a algo nos tiene acostumbrados la Real Sociedad en los últimos tiempos es a la magnífica formación de futbolistas. Lo consigue mediante la estudiada estructura de su fútbol base, y con ella, la puesta en práctica de un juego vistoso, combinativo y con excelentes resultados. En el caso de Martín Zubimendi, la enésima creación de la cantera txuri urdin, ocurre más de lo mismo.


Trayectoria


Orgulloso de sus raíces, Martín Zubimendi (San Sebastián, 1999) se crió dando patadas a un balón cerca de la playa de Zurriola. Lo hacía con la confianza y la ilusión de acabar haciéndolo en Anoeta. Con mucho esfuerzo, dedicación y por supuesto talento, lo ha conseguido. Para ello ha tenido detrás un aprendizaje sobresaliente en todas las categorías inferiores de la Real.

Recién cumplida la docena de años, el donostiarra cumplió el sueño de comenzar a entrenar en Zubieta gracias a la incorporación al equipo infantil de la Real Sociedad. A partir de ahí, todo fue crecer como persona y como futbolista. Comenzó a quemar etapas de manera progresiva y acertada, pasando por el Berio y el San Sebastián (tres goles en 25 partidos en 2ªB) hasta llegar al último escalón.

Martín Zubimendi tras un entrenamiento en Zubieta | MD

Tras el parón por el confinamiento en la primera mitad de 2020, debutó con varias titularidades en un primer equipo aspirando a luchar por puestos europeos. Esto trajo consigo un nivel de exigencia superior al habitual pero que, sin embargo, ha provocado en Martín Zubimendi sacar una versión tan buena de sí mismo que Imanol Alguacil ha seguido contando con él partido tras partido.


Habilidades técnicas


Sin lugar a dudas, un buen centrocampista con funciones de creación debe tener una técnica depurada en cuanto a control y pase. El jugador txuri urdin va más allá. Avalado por el físico, no solo es receptor de pases de seguridad tras realizar apoyos a compañeros. A través de controles orientados realizados con espléndida coordinación se permite el llevar a cabo conducciones con las que eliminar a rivales.

Asimismo, el buen entendimiento del juego le hace estar bien posicionado y ayudar a mantener un juego fluido. Lo consigue mediante envíos combinados con diferentes trayectorias, pases entre líneas y algún que otro disparo lejano. Aunque estos últimos no traigan consigo mucha eficiencia en cuanto a remate a puerta se refiere, siempre decide apostar por ellos cuando la ocasión lo merece.


Aptitudes físicas


Con un primer vistazo, Martín Zubimendi no engaña en cuanto a la posición del campo que ocupa. Hay que alejarse de tópicos, pero son muchas las similitudes físicas que acercan al vasco con otros como Rodri Hernández y Sergio Busquets. Mucha altura e inteligente en los duelos terrestres y aéreos utilizando el sentido corporal. A ello se le suma una conducción erguida con la cabeza levantada para no perder de vista el objetivo del pase.

Zubimendi puede desenvolverse sin problema alguno en posiciones más defensivas. Aún así, es utilizado en el centro del campo tanto por Imanol Alguacil como por los distintos entrenadores de la cantera donostiarra. Ahí aprovecha su armonía entre potencia física y ocupación de espacios para ganar la mayoría de los duelos. De hecho, en uno de sus primeros partidos como titular (frente al RCD Espanyol), registró un 83% de disputas ganadoras en el aire y un 100% de disputadas ganadas en el suelo.


Características tácticas


Habituado a un 1-4-3-3 clásico de las categorías inferiores de la Real Sociedad, en el cual era ubicado como pivote o interior, dependiendo de las necesidades gracias a sus geniales aptitudes físicas y un conocimiento y entendimiento del juego excepcional, Martín Zubimendi no ha tenido ningún problema en la adaptación al doble pivote del 1-4-2-3-1 que forma el primer equipo.

Mapa de calor de Martín Zubimendi con la Real Sociedad | SofaScore

Tal y como refleja el mapa de calor, el canterano txuri urdin está prácticamente en todos los lugares del terreno de juego donde puede presentar apoyos a sus compañeros. El objetivo siempre será el mismo: conseguir el principio táctico esencial de la Real Sociedad: progresión rápida y fluida. De primeras, su posición puede parecer muy fija y con funciones invariables. Sin embargo, tanto su físico como sus habilidades técnico-tácticas son fundamentales para aportar dinamismo a nivel defensivo y ofensivo.


Evolución


El caso de Zubimendi podría ser el típico de aquel jugador que llega al primer equipo en un momento puntual a causa de necesidades. De esos que, por falta de minutos ante la competitividad del puesto, son cedidos a un equipo inferior para garantizar oportunidades y una posible repesca. Sin embargo, las titularidades continuadas tras el parón y el buen fútbol desplegado hacen que este verano la secretaría técnica de la Real Sociedad tenga ante sí una incertidumbre sobre este aspecto.

Seguir apostando o no por él como uno de los jugadores principales en la sala de máquinas de la Real no es una decisión sencilla. Variables como las anteriores crean dudas acerca de cuál es la mejor opción para ambos. Sí hay algo evidente, tanto a nivel visual con lo visto en el verde, como estadístico a través de unos porcentajes que hablan por sí solos. Martín Zubimendi es un nombre que va a repetirse durante muchos años entre los seguidores de la Liga.

DEJA UNA RESPUESTA