elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Martina Piemonte, el gol italiano

Conocida para algunos por su cara más extradeportiva, Martina Piemonte (Ravenna, 1997)  es una mujer que deslumbra allá por donde va con su fútbol y, sobre todo, con sus goles, su verdadera especialidad. Por otro lado, es una jugadora que conoce a la perfección la ciudad de Sevilla, pues se ha bañado en ambas aguas, tanto en la sevillista como en la verdiblanca.


Trayectoria


Nacida en noviembre de 1992, Martina Piemonte dio sus primeros pasos en el fútbol femenino italiano en la máxima categoría a los catorce años. Fue en el año 2012 en el ASD Riviera di Romagna, ubicado en la ciudad de Cervia, justo en el interior de la norteña región transalpina de Ravenna. Precisamente ese es el nombre del siguiente club de Martina con el que firmó en el año 2014. Le costó muy poco volver a casa para proseguir con su sueño, que no era otro que el de alcanzar el estrellato en el fútbol. Estuvo alrededor de dos temporadas en el Ravenna Women FC -también conocido como USD San ​​Zaccaria- , donde empezó a doctorarse en el arte de marcar goles, pues en su periplo por su tierra natal convirtió la cantidad de 18 unidades.

Tras erigirse como pieza clave allí, rehízo su maleta para marcharse a la tierra de la Tragedia en términos literarios, Verona, también de la Serie A. En la escuadra veronesa tan solo le bastó una temporada y once goles en su casillero.  Ello le valió para descolgar la llamada del que sería a posteriori su próximo equipo: el Sevilla FC.

Piemonte llegó a un recién ascendido equipo hispalense que se estaba armando para sobrevivir. El debut del ariete de Ravenna fue estelar, con seis unidades durante el tiempo que duró la primera vuelta. Para la sorpresa de muchos, abandonó tierras españolas a mitad de curso a causa de ciertas desavenencias. Su marcha a la capital italiana no causó el efecto que ella esperaba. Es más, en la temporada y media que vistió los colores romanistas solo convirtió la pobre cifra de tres tantos. Finalmente el Betis le ofreció alistarse en sus filas en el verano de 2019. Aceptó con ilusión el reto de mantener intacta la reputación de un equipo que tenía enfrente sobrevivir tras María Pry.

En su palmarés figura un subcampeoanto de la Supercopa de Italia con el Verona y varias internacionalidades, llegando a debutar con la absoluta en 2015.


Habilidades técnicas


Viendo a Martina Piemonte, lo primero que se le pasa a uno por la cabeza es su destreza  en situaciones aéreas. Los balones por arriba, debido a sus 1’78 metros de estatura, son situaciones en las que se desenvuelve con comodidad. Asimismo, el equipo de la Avenida de la Palmera aún no ha podido rentabilizar ese plus, ya que de los tres goles que lleva ninguno ha sido con la cabeza.

Por otra parte, maneja el esférico con facilidad. Es capaz de sacarse un recurso técnico -un regate o un pase- cuando más atorada se puede ver, por lo que el Betis ve favorecido su juego ofensivo. Se le da bien regatear en una baldosa y oxigenar el juego bien sea a las bandas o atrás. Esas aptitudes son una bocanada de aire fresco para los sevillanos, que se quitan presión dominando el cuero.

Otro aspecto a remarcar es su definición. La cifra de tres tantos en la presente temporada puede llevar a engaño, pero raro es el partido que falla un mano a mano. Sus tantos ante Atlético de Madrid y RCD Espanyol llegan de esa manera, con pases al hueco que la italiana introduce en redes rivales.


Aptitudes físicas


Hablando en plata, Martina Piemonte es una delantera tanque. No es ni mucho menos rápida pero sí corpulenta. Lo que se entiende con esto es que debe jugar en el interior del área para explotar de ella todo lo que tiene. Emplearse en terrenos como el centro del campo o las bandas supone, además un esfuerzo titánico para ella, una pérdida de tiempo para el Betis. Y es que para caer a los costados hay mujeres más ágiles y rápidas como Rosa Márquez, Otermin o Priscila según el partido.

Por otro lado, donde también despunta es en la protección del balón. El voluminoso físico que ostenta le convierte en experta en ese campo. Aguantar la pelota es asegurarse una oportunidad o neutralizar en defensa.


Características tácticas


Con Antonio Contreras, el Betis solía la saltar al verde con dos delanteras, pero con Pier Cherubino es muy diferente. En verano se contrataron dos delanteras para alternar el puesto con Priscila y Bea Parra: Michaela Abam y Martina Piemonte. Con el ex técnico del Granadilla, tanto Priscila como Parra pueden ocupar la delantera o una de las bandas. Cuando las atacantes más experimentadas caen al costado, ahí aparece Martina, como única atacante. Cuando esto se produce, la italiana rara vez sale del área. En territorio rival establece su morada, donde espera balones por alto y por bajo, quedando al descubierto una de sus virtudes, su peligro. Y es que si jugara lejos de su posición natural se desperdiciaría completamente su talento, pues su carencia de velocidad es evidente.

Martina, al mismo tiempo, demuestra ser una delantera con kilómetros a sus espaldas por la intensidad que imprime. Es la primera que intenta birlar la pelota cuando el contrincante la saca jugada  desde atrás, llegando a aparentar ser un perro de presa. Además de importunar, Piemonte maneja con habilidad el posicionamiento en el campo. Sabe dónde colocarse para interferir justo cuando el rival sale en tropel hacia el marco de Gerard.


Evolución


En cuanto a localización, Piemonte siempre ha estado en el mismo lugar. No se trata de una jugadora que haya pasado por diferentes posiciones a lo largo de su carrera, el gol es su fiel compañero. Aunque en estos momentos no se halle en su momento más exultante en lo que cifra de tantos se refiere, Martina es una chica a la que siempre hay que prestarle atención. La italiana siempre ha sorprendido, siempre sorprende y siempre podrá sorprender.

DEJA UNA RESPUESTA