elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Premier League

Mason Greenwood, la clave para mandar a flote un barco hundido

6 de marzo de 2019. Recuerden esa fecha, pues fue el día en el que, en una eliminatoria de Champions League frente al PSG, Mason Greenwood debutó con el Manchester United. Desde dicho momento, su crecimiento ha sido exponencial y ya se le estima como uno de los impulsores del proyecto de los Red Devils, a pesar de tener solamente 18 años.


Trayectoria


A los seis años, un joven Greenwood (Bradford, Inglaterra, 20001) se sumó a la cantera del United. Ya prometía en lo que a deporte se refiere, puesto que en su niñez logró batir el récord nacional de los 100 metros. Como se esperaba, avanzó por las categorías inferiores del Manchester con voracidad. Además, llegado el momento fue seleccionado para el combinado sub-18 de Inglaterra cuando aún era seleccionable para el sub-16.

Como se comentó previamente, debutó en partido oficial frente al PSG en Champions. Marcó su primer gol oficial con la elástica roja en el triunfo por 1-0 frente al Astana, convirtiéndose además en el anotador más joven de la entidad en competiciones europeas.


Habilidades técnicas


La principal característica a destacar en Mason Greenwood es su habilidad para tratar la pelota con ambas botas. No obstante, en su llegada a la élite, se ha refugiado en su pierna zurda como principal arma. A pesar de ello, cuenta con un buen repertorio de soluciones con ambos pies.

Tras ello, su capacidad de finalización es su gran seña de identidad. No ha perdido su olfato goleador a pesar de actuar desde el extremo: 17 goles en 43 partidos de todas las competiciones donde ha aparecido. Por otro lado, hay que recalcar que tuvo pasado como centrocampista. Así pues, también posee un gran desplazamiento de balón.

Por otro lado, su regate es la última gran habilidad técnica que demuestra tener. Goza de una gran cantidad de soluciones de cara a superar rivales. Donde más utiliza esta virtud es a la hora de finalizar jugadas con una marca por delante, haciendo un recorte para abrir un espacio en el que golpear. A pesar de ello, en la élite tampoco ha explotado este arma. Con apenas 0,5 regates con éxito por partido, se demuestra esta falta de capacidad en los duelos, a diferencia de lo visto en el propio filial.


Aptitudes físicas


Greenwood mide 1,81 metros de altura, pero no es propenso a buscar duelos aéreos. Sus estadísticas así lo reflejan, pues apenas se lleva con éxito un 0,2% de estos. Por otro lado, donde sí gana es en el equilibrio. Resiste las acometidas defensivas de la zaga rival y no tiembla ante presiones.

Además, el inglés es un velocista de vértigo. Si bien regatear no es su principal arma, gana los duelos en velocidad y ataca con peligro los espacios detrás de las espaldas de los defensores. Por lo tanto, es un rasgo que le permite librarse de marcas y ser letal en los contragolpes del United.


Características tácticas


El joven inglés de 18 años ha estado jugando como delantero en las categorías inferiores. Al ascender al primer equipo, el técnico de los Red Devils le posicionó como extremo derecho. Bajo el pretexto de haberse desenvuelto como punta, su ratio de acción en la zona de finalización es dentro del área, a diferencia de James, quien se mantiene en amplitud.

Con esto libera la banda, arrastrando al lateral izquierdo, para que la explote un compañero que suele ser Wan-Bissaka. Así pues, Mason Greenwood se convierte en uno de los potenciales receptores en el área, certero siempre con su capacidad de finalización. El problema llega al ser ciertamente previsible. El ‘26’ realiza pocos desmarques de ruptura, fintas u otras armas de distracción para crear espacios o alejarse de la marca para encontrar el espacio por su propio pie. Poca movilidad para una zurda tan letal. Con el tiempo, uno de los aspectos a mejorar.

Aunque en el área sea un activo con poco movimiento, fuera de esta es uno de los individuos que mejor detecta el espacio, tanto para correr como para liberarse de la marca y abrir una línea de pase. Su pasado como centrocampista le hace un jugador inteligente a la hora de leer el juego. Es capaz de leer espacios y entender las rupturas de sus compañeros para filtrar pases. Todo ello gracias a un aspecto muy relacionado con la ‘Marca España’ de los mediocampistas nacionales, saber dónde y cómo de acompañado se encuentra para saber, antes de recibir, qué acción ejecutar.

Por último, uno de los aspectos más interesantes que presenta la promesa del conjunto de Manchester son sus ayudas a la línea de la medular. Suele retroceder unos metros, ayudar en la progresión de jugadas y mantener la posesión de su equipo.

Defensivamente es un jugador valiente para presionar la salida de pelota del rival. A balón parado también ha demostrado ser un excelente lanzador con su golpeo a portería en las faltas cercanas a la meta.


Evolución


A pesar de que en el título se presenta a Mason Greenwood como “la clave para mandar a flote a un barco hundido”, para nada hay que interpretarlo como una solución inmediata. Su perfil mejora al United, no cabe ninguna duda. Pero, aún con 18 años, tiene mucho que pulir fruto de su juventud para convertirse en un futbolista todavía más determinante.

Con el tiempo, y añadiendo mejoras a su juego, podremos encontrarnos ante un gran producto de la misma fábrica de la que salieron jugadores como el gran Ryan Giggs. Su futuro dependerá de sí mismo, con calma y paciencia, pues reúne cualidades para alcanzar el podio de los futbolistas de talla mundial en un futuro relativamente cercano.

DEJA UNA RESPUESTA