elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Segunda División

Mujaid Sadick, el nuevo proyecto de la zaga deportivista

La llegada de Fernando Vázquez supuso grandes noticias para el deportivismo. El regreso de un viejo conocido vino acompañado de victorias, y uno de los principales motivos fue la solidez que mostró su línea de 3 centrales durante la amplia racha positiva del Dépor. Mujaid Sadick, que venía jugando habitualmente con el primer equipo, abandonó el lateral en el que le había incrustado Luis César Sampedro para volver al puesto de central. Desde entonces ha salido a la luz una gran versión del canterano, erigido como una de las mayores promesas de la Segunda División.


Trayectoria


Mujaid nació en Logroño el 14 de marzo del 2000. Comenzaría jugando desde muy pequeño en el CD Villegas como delantero, aunque poco a poco iría retrasando su posición hasta ser central. Es en esta posición donde comenzaría a destacar y a ser llamado por la selección autonómica de La Rioja, en la que lo descubriría el Deportivo.

A partir de ahí pasaría por los diversos niveles formativos del club herculino hasta llegar al Fabril, el equipo filial. En la temporada 2017/18, con el Dépor disputando sus últimos partidos de Primera hasta la fecha, tuvo sus primeros minutos en el fútbol profesional. No volvería a tener protagonismo con los mayores hasta el presente curso 2019/2020.

Con Juan Antonio Anquela sería titular por la falta de efectivos atrás ante el Rayo en Vallecas, en la jornada 3, pero con quien llegaría a asentarse es con Luis César Sampedro. De la mano del técnico de Vilagarcía se asentó como lateral titular en un Deportivo falto de puntos. Una vez Luis César fue cesado, Fernando Vázquez lo alineó como central en una línea de 3 junto a Michele Somma y Javi Montero. Aunque había cumplido como lateral, es desde ese puesto donde comenzaría a destaparse como uno de los defensores más prometedores de la categoría de plata y a ser titular indiscutible en el Dépor.


Habilidades técnicas


Mujaid se ha destapado desde su llegada a Segunda como un jugador bueno y sobrio en el corte. Tiene buenas capacidades en el tackling y recupera bien en los uno contra uno, donde impone a su rival. Es un jugador que mide bien sus acciones en defensa. A ello se le suma que es comedido en ataque, juega el balón con sobriedad y es capaz de hacer buenas entregas.

No es el jugador que mejor ejecute la salida de balón del Dépor, puesto que no tiene el juego de pies de Somma, pero es bastante correcto en ella y cuando arriesga lo hace con criterio. Rara vez comete errores en este tipo de acciones.


Aptitudes físicas


Su físico es una maravilla. Usa su fuerza para ganar al atacante y recuperar balones. Ha ganado mucho en el salto vertical, y con Luisito -hasta ahora técnico del Fabril- desarrolló ese buen desempeño que tiene ahora en duelos aéreos. A Mujaid le gusta encimar a los atacantes y salir de la línea de 5 para presionarlos desde cerca. Él sabe que tiene mucho que ganar al realizar estas marcas.

Por otra parte, es un central bastante rápido, así que no resulta fácil sobrepasarlo con desmarques. En los repliegues puede ganarle en carrera a muchos delanteros y terminar cortando acciones de mucho peligro. También usa bien su cuerpo para blocar disparos e interponerse a tiros del rival.


Características tácticas


Este es, quizás, el campo donde más debe trabajar. Es un jugador que defiende cómodo desde su propia área, pero que necesita coordinar más sus acciones con el resto de la defensa. A veces llega a seguir al delantero por abandonar la línea y eso posibilita que equipos rivales puedan atacar espacios a sus espaldas.

Su lectura ofensiva es bastante buena. Es seguro con el balón. Muchas veces tiene la ambición de iniciar la jugada en conducción y romper líneas cuando se atasca mediante el pase, y lo hace bien. Desde el área, como se mencionó, suele marcar bien a jugadores y tener buena gestión de los espacios, pero puede crecer mucho.


Evolución


A día de hoy la titularidad de Mujaid en el Deportivo parece indiscutible, así que una temporada entera con el primer equipo podría ser un buen baremo para medir con precisión a dónde puede llegar. Con los registros de este curso en la mano, todo indica que puede ser un futbolista a tener en cuenta para el futuro. En base a lo visto, se puede decir que aspira a alcanzar el nivel de Primera.

DEJA UNA RESPUESTA