elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Eredivisie Fútbol Internacional

Myron Boadu, la bala neerlandesa

Myron Boadu se ha convertido en uno de los héroes recientes del AZ Alkmaar. El conjunto holandés, antes de la suspensión de la Eredivisie por culpa del COVID-19, parecía dispuesto a intervenir en un combate de esgrima contra el Ajax por alzarse con el título. Por ello, ha maravillado a toda Europa con su juego y su juventud. El AZ se ha caracterizado en los últimos meses por ofrecer un rendimiento brutal en el país neerlandés, con muchas caras jóvenes comandando el proyecto de Arne Slot.

Así, con una progresión creciente como conjunto colectivo, quien ha resaltado por encima de todos es Myron Boadu. El delantero centro ha sumado unos números de escándalo y se ha convertido en el principal baluarte ofensivo del AZ desde el comienzo de la temporada. Esta irrupción ha provocado la escalada en la competición liguera del conjunto de Alkmaar.


Trayectoria


Myron Boadu nació el 14 de enero de 2001 en Ámsterdam, la capital de los Países Bajos. El futbolista, de ascendencia ghanesa, pasó por el FC Bijlmer y el Buitenveldert, dos clubes de varios barrios de la ciudad neerlandesa. Más tarde se incorporaría al juvenil del AZ Alkmaar, desde el que escalaría hasta el más alto de sus escalones. Tras reafirmar un previo paso por el equipo sub-19, debutó con los profesionales con tan solo 16 años.

En cuanto a su paso por la selección, Boadu ha atravesado todas las categorías de Países Bajos desde muy joven. Cuando formaba parte del juvenil del AZ ya había participado en los conjuntos sub-15 y sub-16. Más adelante debutó con la selección sub-17, y con el primer equipo atravesó la sub-19 y la sub-21. Finalmente llegó al combinado absoluto, donde se ha asentado.


Habilidades técnicas


Myron se fundamenta, sobre todo, en su velocidad, a partir de la cual edifica todo tipo de desenlaces de cara a puerta. Con un explosivo cambio de ritmo, se puede dar el lujo de encarar de espaldas o de tirar desmarques para desviar marcas y recibir el balón en la media luna. Aprovechando su celeridad, consigue recibir muchos balones a la espalda de la defensa, en los que saca a relucir su fineza de cara al gol.

Lo cierto es que Myron no es un delantero centro técnico, ni mucho menos. Sin embargo, usa su velocidad como subterfugio a las concentraciones masivas de defensores en espacios reducidos, valiéndose de sus recursos para marcar la diferencia. Además, posee un gran manejo de ambas piernas, lo que le permite desbordar por ambos costados, aunque mayoritariamente opta por la opción diestra. Siempre se ofrece como una opción viable para efectuar contragolpes relámpago ante defensas compactas y con pocos espacios.

Además, Boadu no es un delantero al que le guste entrar en demasiado contacto con la pelota. Prefiere entrar en juego en el momento exacto para derruir las fases defensivas rivales con una eficacia incalculable. Supone un gran esfuerzo pararle, dado que su cambio de ritmo no posibilita ni un segundo de respiro. Es capaz de lanzar una ofensiva veloz en cualquier momento.


Aptitudes físicas


Myron no destaca en exceso por su físico, de hecho mide 1,83 y no suele participar en acciones aéreas o a balón parado. Sin embargo, se vale de su cuerpo para proteger el balón, orientando este como complemento en sus desbordes. Lo usa, incluso, como opción de amago en acciones individuales.


Características tácticas


El futbolista neerlandés no es un punta estático. En fases de recuperación, sin balón, suele ejercer la presión acompañado de sus dos extremos, que permiten al bloque ensancharse y empequeñecer cada vez más los espacios rivales para sacar el balón. Con él en los pies es un delantero que se encuentra en continuo movimiento, buscando la asociación o tirando desmarques al espacio para poder avanzar con rapidez.

Posee una gran lectura del juego, sabiéndose ofrecer a sus compañeros como opción de progresión cuando se producen fases de estancamiento en la salida con el balón jugado desde atrás. Myron es un perfecto pregonero del juego directo, tirando desmarques a la espalda de la defensa frente a bloques altos que presionan muy arriba. Es un delantero muy móvil en la zona de tres cuartos, lo cual hace muy complicado frenarle desde el punto de vista de los defensores.


Evolución


Myron Boadu está llamado a ser, junto a su compañero y compatriota Calvin Stengs, gran parte del futuro de la selección neerlandesa en un devenir no muy lejano. Posee cualidades explosivas que le convierten en un delantero centro letal con espacios y sin ellos. Es un diamante en bruto en Holanda. Con la Eredivisie finalizada debido a la crisis del COVID-19, ya se puede decir que ha firmado una excelente campaña.

No cabe duda de que próximamente se le podrá ver en un equipo de mayor caché. Aunque debe mejorar algunos aspectos, como su ayuda en fases defensivas o las apariciones desde los costados, es un delantero centro muy completo. Será una de las perlas que se rifen muchos equipos en el próximo mercado de fichajes.

DEJA UNA RESPUESTA