Óscar Arribas, finura alfarera

El Alcorcón se postulaba como una auténtica incógnita a principios de curso. Su absoluta revolución de plantilla antojaba complicada una temporada en la que también se estrenaba entrenador. Inmersos en un mar de dudas, apareció la figura de un canterano que ha tirado la puerta de la titularidad: Óscar Arribas.


Trayectoria


Criado en la cantera alfarera, Óscar Arribas ha emergido como una de las grandes figuras del filial de Alcorcón. Nacido en octubre de 1998, el atacante getafense jugó tan sólo 14 minutos con el primer equipo el pasado curso. Llegó en 2014 como juvenil y debutó en 2016 en Copa del Rey frente al Espanyol.

Esta misma pretemporada ha sido fundamental para él. Ha convencido a Fran Fernández y, fruto de ello, se ha ganado su primer contrato profesional, el cual firmó en agosto de este mismo año. Ello le acreditó como miembro de la primera plantilla. Desde entonces, siete titularidades en lo que va de curso. No debutó hasta la jornada 9 pero, a raíz de esa primera inclusión en el once, Óscar no ha vuelto a salir de las alineaciones. A día de hoy, fijo en los esquemas del ex técnico de Almería.


Habilidades técnicas


Se trata de un jugador de ataque con grandes condiciones técnicas. Arribas cuenta con finura y calidad, tanto recibiendo de espaldas como de cara a portería. No obstante, sus virtudes se ven explotadas en un contexto de espacios y campo abierto. Al ser un jugador veloz, conduce con enorme rapidez, por lo que a la contra es letal.

Diestro, aunque maneja las dos piernas. Tiene gol (ya lleva uno) pero no es un killer, pues también asiste y juega para sus compañeros. Capacidad de asociación y regate. No es un malabarista del balón ni excesivamente imaginativo, pero sí que consigue desbordar rivales.

En definitiva, un futbolista que no destaca en una aptitud concreta pero que sí maneja un gran abanico de registros. No es una bala, pero sí tiene velocidad con y sin balón. No es un mago del regate, pero puede desbordar con solvencia a sus rivales. Al igual que ocurre con el disparo y la definición. Lo maneja todo y eso le permite ir potenciando cada una de esas facetas.


Aptitudes físicas


Con su 1,83 m. de estatura, Óscar no es un atacante al uso. Tiene la velocidad de un extremo y la calidad de un mediapunta, pero con estatura más que aceptable para ser una amenaza al remate. Cierto es que se trata de un futbolista poco musculoso y ancho. Es delgado de complexión y eso le complica en ocasiones a la hora de forcejear con los rivales. Necesita todavía ganar fuera y masa muscular para seguir explotando como amenaza ofensiva, así como potenciar su tren inferior, una cuestión esencial en el cuerpo a cuerpo.


Características tácticas


Óscar Arribas puede ubicarse en cualquier posición de ataque. En el 1-4-2-3-1 del Alcorcón, puede jugar tanto en ambas bandas como en la mediapunta y delantera. Lo habitual está siendo verle en los costados. A lo largo del choque, el getafense se cambia de banda con frecuencia, buscando atacar a ambos laterales. En los dos lados rinde bien, pues ostenta aptitudes tanto para tirar diagonales de fuera a dentro y chutar (rol más horizontal), como el de desbordar al defensor, llegar hasta línea de fondo y centrar.

En un sistema como el del Alcorcón, en el que los cuatro atacantes son perfectamente intercambiables, Arribas encaja a la perfección. Es por ello que también es frecuente verle en zonas interiores, tanto detrás de un punta como corriendo al espacio como máxima referencia. Esa versatilidad le está permitiendo mantener el protagonismo que Fran le ha otorgado.

A nivel defensivo, es un jugador implicado, de trabajo. Baja cuando tiene que seguir a su lateral, pero también es incisivo en presión alta. Esta faceta resulta esencial para ser parte del engranaje de Fran Fernández, muy tozudo con la presión alta y el derroche físico.


Evolución


Con nombres como Miaka, Rui Costa o Samu Sosa desplazados a un papel menos protagonista de lo esperado, resulta evidente que Fran Fernández acabará dándole a estos jugadores su oportunidad. No obstante, lo aportado ya por Arribas le va a permitir ser tenido muy en cuenta por su técnico cada fin de semana. Su adaptación a lo que le pide el entrenador le augura un gran futuro. Un futbolista con mucho margen de mejora pero condiciones de sobra para imponerse en La Liga Smart Bank.

Dejar un comentario