elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Segunda B

Óscar Mingueza, el cerrojo del filial culé

A sus 21 años, Óscar Mingueza (Santa Perpetua de Moguda, 1999) es un defensa central fijo en los planes de García Pimienta, técnico del filial del FC Barcelona.


Trayectoria


Óscar y el fútbol se encontraron de manera muy precoz, pues a los 4 años empezó a jugar en el club de su pueblo, la UCF Santa Perpetua. Tras varias temporadas defendiendo la camiseta blanquinegra, llegó a La Masía con tan solo 7 primaveras.

El central ha vestido toda la vida de azulgrana, desde el Prebenjamín hasta el Barça B. Tras ir superando etapas en el club de su vida, debutó con el filial el 27 de julio de 2016 en un partido amistoso contra el Llagostera. Aún así, no comenzó a formar parte de la plantilla hasta la temporada 2018/2019. En etapa juvenil se proclamó campeón de la UEFA Youth League, y actualmente cuenta con un contrato hasta 2021 con opción de 2 años ampliables.


Habilidades técnicas


Como su referente, Gerard Piqué, es un líder dentro y fuera del terreno de juego. Se le considera un central contundente y con criterio. Además, destaca una gran colocación en cada jugada que le hace ganar muchos de los duelos contra el delantero. Mingueza es un jugador inteligente con muy buen trato de balón. Otra de sus virtudes es la capacidad que tiene para hacer llegar buenos balones a los interiores, superando líneas.


Aptitudes físicas


Mingueza posee un gran despliegue físico gracias a su excelente fortaleza, que le permite ayudar a los laterales si se ven en inferioridad. Con una estatura de 1,84 metros y aproximadamente 75 kilos, goza de una envergadura considerable que, sumada a su capacidad para utilizar su cuerpo, le permite proteger el balón de forma extraordinaria.

Además, es un jugador fuerte al choque. Es un plus para el filial del Barcelona a la hora tanto de despejar balones en su área como de rematarlos en portería contraria.


Características tácticas


A pesar de que su posición principal es la de defensa central, no es extraño verle jugar por los laterales ya que también goza de gran velocidad. Tácticamente es un jugador muy bien dotado, pues cuenta con una buena capacidad de anticipación. Óscar tiene mucha confianza en sí mismo, y su buen posicionamiento en el campo y notable visión de juego le hacen ser uno de los mejores de la categoría si de sacar el balón jugado se trata.

Desde su posición entre líneas rivales ofrece alternativas de pase y levanta la cabeza para controlar a compañeros, contrarios y espacios. De esta forma, cuando recibe el balón, ya sabe hacia dónde va a jugarlo.


Evolución


La curva de crecimiento de Óscar Mingueza es claramente ascendente, y cada vez va a más. Esta temporada ha gozado de 1.099 minutos en Segunda B, participando en 16 encuentros de los cuales 12 comenzó como titular. Con su experiencia en el conjunto culé, dedicación y madurez no sería exagerado pensar en verle vestir la camiseta del primer equipo blaugrana en un futuro no muy lejano.

DEJA UNA RESPUESTA