elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Bundesliga Fútbol Internacional Premier League

Robin Koch, el versátil cerrojo de Friburgo

El Friburgo de Christian Streich, de manera muy silenciosa y plausible, está avanzando de manera ascendente en la penumbra de la Bundesliga. Con una plantilla con diversas figuras jóvenes se han asentado como unos pretendientes más al trono de las competiciones europeas. Este gran rendimiento colectivo pasa por un cuidado intensivo de todas sus líneas. Es por ello por lo que es inevitable no poner el ojo en el central y pivote alemán Robin Koch.


Trayectoria


Robin Koch nació el 17 de julio de 1996 en la ciudad de Kaiserslautern (Alemania). A los cinco años se incorporó al fútbol más prematuro del mítico club de su ciudad, pasando posteriormente por el Dörbach y el Eintracht Trier. Tras un prolongado paso por este último, vuelve al Kaiserslautern para incorporarse al filial y, apenas un año después, al primer equipo.

Su gran rendimiento provocó una estancia fugaz allí, porque el verano siguiente fue el Friburgo quien no dudó en incorporarle a sus filas. Desde entonces se convirtió en un fijo para el equipo de Streich. Aunque en su primer año tuvo que esperar varias jornadas para ocupar el cupo de indiscutible, más adelante se convertiría en el cerrojo del equipo. Ahora, el Leeds United de Marcelo Bielsa parece haber echado sus redes sobre él.


Habilidades técnicas


Robin Koch destaca, sobre todo, por su capacidad de intercepción. Anticipa bien a sus rivales, incomodando el juego en zona de tres cuartos rival, y ejerciendo el robo en la zona correcta. Además, destaca su buen timing para realizar la entrada, acometiendo faltas de manera muy pasajera. Tiene muy buen juego con los pies, en parte potenciado por su versatilidad entre central y pivote, que le permite sacar el balón con mucho criterio.

Además, es un futbolista bastante veloz, muy jerárquico en la toma de decisiones para la subida del balón en el juego de posición del Friburgo, y con buenas entregas en largo. Su capacidad de asociación es, también, otra de sus premisas para poder sacar el balón de forma precavida. Distribuye bien el juego a las líneas de mediocampo, o en su defecto, a las almas presentes en zonas de tres cuartos.


Aptitudes físicas


Uno de los mayores bastiones de la forma de juego de Koch es su participación en balones aéreos. Ya sea a balón parado o en centros laterales, cuando sube al área rival como pivote muestra mucha superioridad, claramente beneficiado por sus 1,92 metros de altura. También posee una gran envergadura física para valerse de ella en duelos individuales.


Características tácticas


Para entender el juego de Robin Koch, debemos segmentar al alemán en dos: el rol como pivote y el rol como central. Aunque posee características universales para ambos, dado que en la temporada ha jugado en ambas posiciones con notable rendimiento, lo cierto es que adopta diferentes funciones según qué posición ocupe sobre el césped.

Sobre todo, la primera premisa táctica que reluce en su esplendor el juego de Koch es su versatilidad. Esa posibilidad permanente de poder rotar posiciones entre central y pivote en pleno partido le permite a los centrales tener mucha más libertad para descolgarse de su posición en la subida del balón, ya que saben que Koch basculará y ocupará esa vacante en la zaga o viceversa.

En primer lugar tenemos al Koch en rol de pivote. Dada su tendencia defensiva, es el futbolista encargado de retrasar levemente el doble pivote para tapar los espacios entre centrales, minimizando al máximo las opciones a contragolpe rivales o mediante desmarques de ruptura. Además, la defensa en bloque del Friburgo, sumada a la proximidad entre líneas, no generaban muchas dificultades mediante la presión sin balón, obligando al rival a tocarlo sin demasiados espacios sobre los que construir superioridades. Sin embargo, esta pasividad a la hora de escalonar el doble pivote con pelota les descartaba una opción para superar la primera línea de presión, por lo que se deben valer de sus carrileros para avanzar metros ante bloques altos.

Robin Koch es un gran ejemplo de versatilidad táctica y posicional

Por otro lado, tenemos al Koch en rol de central. Con una gran sutilidad y elegancia para sacar la pelota, se muestra muy seguro en la primera fase de la salida del balón jugado. Es muy correcto a la hora de realizar la entrada, dado que suele medir bien sus tiempos sin importar tener que perder su posición dada la versatilidad táctica colectiva ya comentada anteriormente.

Tiene buen juego con los pies, acostumbrado a estar más en contacto con el balón que el resto de centrales dado su instinto de pivote, y no suele arriesgar en exceso cuando actúa de cierre. Sube metros con el balón dado que, además, es un futbolista medianamente veloz que no suele poner en muchos riesgos defensivos al equipo.


Evolución


Christian Streich ha exprimido a la perfección todas las facetas de Koch que había detrás de la máscara de un simple central. En gran parte, gracias a él está creciendo exponencialmente como futbolista. Pocos equipos pueden presumir de tener un futbolista tan versátil y útil tácticamente en la plantilla, y en eso Koch se muestra bastante diferencial. Tiene nivel para dar un paso intermedio más, aunque debe seguir sacando a relucir todos sus atributos escondidos.

DEJA UNA RESPUESTA