elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Sheila García, el descaro juvenil rayista

La juventud es, por naturaleza, rebelde. La falta de experiencia les juega a favor porque se lanzan a por lo que quieren. Sin miramientos, sin excusas, pensando en que saldrá bien. Y el riesgo que asumen les hace ganar o aprender. En este caso hablamos de una futbolista que lleva muchas victorias en su breve trayectoria. Es una pieza consolidada en el Rayo Vallecano y asoma la cabeza con la selección española. Sheila García es una jugadora con mucha calidad, electricidad, velocidad y descaro. Sus números esta temporada corroboran el gran trabajo realizado y dejan entrever un futuro muy prometedor.


Trayectoria


Sheila García Gómez es natural de Yunquera de Henares (Guadalajara). Empezó su carrera deportiva en el Dínamo Guadalajara. En 2016 ficha por el Rayo Vallecano, equipo en el que ha militado las últimas tres temporadas. Miquel Quejigo apostó por ella, con Irene Ferreras creció y con Carlos Santiso se ha asentado en Primera. A sus 23 años es una futbolista clave en los esquemas del conjunto madrileño. Esta temporada ha disputado 20/21 partidos de su equipo (1.706 minutos) en los que ha anotado tres goles y ha dado una asistencia.

Su buen rendimiento en Primera Iberdrola la ha llevado a la selección española. Después de pasar por las categorías inferiores, Sheila debutó con la absoluta en mayo de 2019 contra Camerún. Su última aventura con ‘La Roja’ fue la SheBelieves Cup en Estados Unidos.


Habilidades técnicas


El principal atributo de Sheila García es la velocidad, tanto en arranque como en carrera. Una característica que combina con una gran conducción de pelota. De hecho, es complicado quitarle el esférico en transiciones rápidas. Al buen manejo de balón se le añade la capacidad para driblar y regatear tanto con espacios como sin ellos. La guinda del pastel es su disparo; potente a la par que preciso. Una de sus acciones estrella es conducir buscando el uno contra uno, girar hacia dentro y probar el disparo con rosca al palo largo.


Aptitudes físicas


Sus 162 centímetros de altura combinados con sus 49 kilos de peso la convierten en una futbolista poco corpulenta en comparación con otras compañeras. En acciones que impliquen disputa, la guadalajareña tiene las de perder, pero cuando hablamos de situaciones rápidas o con tiempo para pensar y arrancar, ahí es muy peligrosa. Dejar espacios a Sheila García es letal, seas el equipo que seas. De hecho, en el Estadi Johan pudimos ver como aprovechó que el Barcelona generó esos espacios para anotar el único tanto del partido. Por último, la joven delantera trabaja mucho durante todo el encuentro. La temporada pasada en muchos partidos notó la exigencia y llegaba al último tercio de los choques muy cansada, algo que ha mejorado en la presente campaña.


Características tácticas


Su posición oficial es delantera, pero destaca por su polivalencia. Encasillarla en una posición es limitarla, pues puede moverse por todo el frente de ataque. Con Irene Ferreras disputó minutos como lateral con profundidad, posición en la que rindió, pero que limita mucho su potencial, pues la responsabilidad defensiva hace que llegue con menos fuerza a zonas de peligro. Carlos Santiso lo entendió a la perfección y la alinea más al centro.

Sin embargo, en función del contexto puede actuar más pegada a banda. Si el equipo necesita acciones de desborde por fuera o llegar a línea de fondo para buscar un centro al área ahí Sheila también cumple. Acompañarla de otras delanteras con diferentes funciones hace que saque su mejor rendimiento. Así, puede actuar con una delantera más posicional como Bulatovic o con otro perfil más ofensivo como Ori Altuve, con quién se entiende a la perfección a la hora de generar ocasiones.


Evolución


Su evolución en estos últimos años es incuestionable. Desde que llegó al Rayo Vallecano ha ido superando las expectativas temporada tras temporada. Con Irene Ferreras no estuvo en un ecosistema ideal en cuanto a posicionamiento táctico, pero su actitud le permitió rendir a buen nivel e ir convocada con España. Con Carlos Santiso ha llegado el mejor rendimiento de Sheila García. En la zona de ataque está mucho más cómoda, incide con más peligro y aporta más al equipo. Gracias a su buen hacer esta temporada los rumores entorno a su posible salida de Vallecas han aumentado. Esté donde esté el año que viene, el futuro de Sheila es muy prometedor. Y lo mejor es que lo podremos seguir de cerca.

DEJA UNA RESPUESTA