Unai Vencedor, la joya de Lezama

Natural de Recalde (Bilbao), está considerado como uno de los jóvenes vascos más prometedores del panorama futbolístico actual. Un futbolista con unas aptitudes técnicas exquisitas y una madurez mental impropia de su edad y corta experiencia.


Trayectoria


Con el nombre de Javi Martínez aún presente en la memoria de la afición bilbaína, Unai Vencedor tiene muchas papeletas para convertirse en el próximo mediocentro que marque época en el glorioso equipo vasco.

Jugador formado en la prolífica cantera del Santutxu FC, llegó al filial bilbaíno en 2017, en edad juvenil, tras despuntar en su primer año en División de Honor con su club de origen.

Tras 10 años en la escuela de Otxarkoaga, el jugador superó con éxito todas las etapas formativas hasta llegar al Juvenil, algo que no pasó desapercibido para el sistema de captación del Athletic Club.

La temporada pasada, bajo las órdenes del actual técnico del primer equipo, Gaizka Garitano, deslumbró a todos demostrando tener nivel más que de sobra para una categoría superior a la Segunda B. Disputó 36 encuentros en los que demostró con creces las expectativas depositadas en él.


Habilidades técnicas


Es un futbolista con una habilidad técnica realmente buena. El control de balón y la conducción son sus principales virtudes. Se posiciona y se perfila muy bien a la hora de recibir, lo que le permite controlar el juego a la perfección.

Su toque, tanto en corto como en largo, es de gran nivel y acostumbra a dar numerosos pases a lo largo de los partidos con un porcentaje de acierto muy elevado (en torno al 85% de acierto en lo que va de temporada).

Además, y a pesar de ser un mediocentro de corte más defensivo, posee un gran regate en estático, lo que le permite minimizar sus pérdidas de balón.


Aptitudes físicas


Con 70,5 kg. de peso y aproximadamente 1,75 m. de estatura, no parece un futbolista muy físico pero su bajo centro de gravedad y su fuerza le convierten en un jugador muy difícil de sobrepasar en los duelos individuales.

Posiblemente el juego aéreo sea el aspecto dónde más tiene que mejorar Unai de cara al futuro.


Características tácticas


Tácticamente posee un rigor impropio de su edad. A pesar de su juventud e inexperiencia, la colocación, el marcaje o la presión son algunas de sus características más destacables.

Suele jugar como organizador en un sistema 1-4-2-3-1 o como pivote defensivo en un sistema 1-4-1-4-1, siempre por detrás de dos mediocentros más ofensivos.

Es fundamental tanto en fase ofensiva, con la salida de balón, como en fase defensiva, encargándose siempre de los mediapuntas más creativos del equipo rival.

Además, es clave en las transiciones, ya que gracias a su rigor táctico está siempre preparado para ocupar espacios libres o realizar coberturas a compañeros que han salido de su zona.


Evolución


Sin duda, uno de los jugadores que más progreso está teniendo en Lezama en estos últimos años.

Un jugador que ya estuvo la temporada pasada a las órdenes de Gaizka Garitano, actual entrenador del Athletic Club y que sin duda veremos no dentro de mucho en la élite.

Dejar un comentario