elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División Segunda División

Alberto Soro: juventud, movilidad y talento para la banda nazarí

Ser el primer jugador de la historia del Granada que anota y asiste en un mismo partido de Europa League no es moco de pavo, el mérito aumenta cuando lo haces con 21 años. Tras el Granada-Omonia los focos apuntaron hacia Alberto Soro y con razón. El joven atacante ya es parte de la historia del club nazarí y eso que su carrera no ha hecho más que empezar. Un jugador con el que hay que estar muy atento.


Trayectoria


Alberto Soro es natural de Ejea de los Caballeros, provincia de Zaragoza. Como muchos talentos aragoneses pronto fue captado por los ojeadores del Real Zaragoza. Ahí creció como futbolista siendo uno de los jugadores más notables de la cantera maña. Empezó a llamar la atención de los grandes clubes en etapa juvenil, pero el Zaragoza logró retenerlo.

Soro brilló sobremanera en la División de Honor Juvenil con 11 goles, lo que le valió un contrato con el primer equipo en el verano de 2018.  En su primera campaña en Segunda División vivió una de las situaciones más difíciles de la historia del Real Zaragoza. Aún así, en ese clima de caos aprovechó cada una de las oportunidades que tuvo desde el banquillo. Al Real Madrid no le pasó desapercibido su talento y apostó fuerte por él. Casi 3 millones de euros pagaron los merengues en el verano de 2019.

En la 2019/2020 jugó cedido en el Real Zaragoza haciéndose dueño y señor de la banda derecha de La Romareda. El zurdo fue parte importante en los planes de Víctor Fernández en una temporada que el Real Zaragoza cerró con un tercer puesto. Ahora le llega una oportunidad de triunfar en Primera en un proyecto con progresión ascendente como el del Granada.


Habilidades técnicas


Alberto Soro cumple con el estereotipo. Cuando a uno le describen a un jugador cuya pierna hábil es la zurda, mide uno setenta y poco (1,73 metros) y que actúa en banda piensa en alguien como el jugador aragonés. Hábil con el balón en los pies, buena capacidad para girar sobre sí mismo, creativo, móvil e inteligente. Ese es Alberto Soro.

Soro es capaz de generar ventajas desde el primer toque, conduce el balón como si lo llevase atado a la bota y ostenta una buena zurda para el balón parado. De hecho, el año pasado fue el responsable de sacar la gran mayoría de córners favorables al Zaragoza.


Aptitudes físicas


En este apartado está su mayor debe. El jugador del Granada resulta muy liviano al choque con los rivales, lo que le hace perder en muchas ocasiones la ventaja que genera con sus buenos primeros toques. El juego aéreo tampoco es lo suyo. Con 1,73 metros de altura y sin corpulencia está condenado a perder muchos duelos.

Pese a ello Alberto Soro tiene un físico de élite. No es una bala, pero es un jugador rápido en los espacios cortos gracias a su agilidad en el giro. Además, es un jugador de brega. Compensa su poca presencia física siendo inagotable en el trabajo.


Características tácticas


Como ya se ha dicho, Alberto Soro es un jugador de banda, en concreto la derecha, aunque esta posición no es algo más que un lugar de partida. Como casi todo jugador de banda que actúa a pierna cambiada su tendencia es ir hacia el centro. Ese es su hábitat natural. Aunque los contextos en los que ha jugado le han exigido adaptarse a la banda, el futbolista ejeano tiene alma de mediapunta. Sus características le delatan.

Desde los costados es capaz de percutir hacia dentro exhibiendo una de sus mejores virtudes, lee muy bien los espacios entre líneas y genera ventajas. Es ahí donde se hace imperceptible para las defensas. Con espacios es capaz de crear peligro.

Para contextualizar, el Real Zaragoza de Víctor Fernández jugaba con un 1-4-4-2 en línea, mientras que el Granada de Diego Martínez nos tiene acostumbrados a un 1-4-2-3-1. En ambos sistemas las ayudas defensivas de Soro han sido vitales para sus laterales. Como ya se ha anticipado, es un jugador muy trabajador. El maño contribuye en defensa como un soldado, pocas veces le verán fallar en la presión o el repliegue.


Evolución


El jugador aragonés crece a paso lento pero seguro y tiene entre sus virtudes el don de saber aprovechar las oportunidades. Todavía no se le ha visto a su mejor nivel con regularidad, pero sí ha dejado partidos de muy alto rendimiento y detalles que invitan a pensar en él como uno de los jóvenes talentos a seguir en el fútbol español. El tiempo dirá si es capaz de labrarse una carrera en Primera División. Por el momento, su primer obstáculo es ganarle en minutos a hombres como Fede Vico y Luis Javier Suárez. Casi nada. Por su rendimiento hasta ahora, merece oportunidades para ello.

DEJA UNA RESPUESTA