elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Sudamérica

Carlos Palacios, la joya de Renca

Carlos Alonso Enrique Palacios (Renca, 2000) se ha convertido en el objeto de deseo de los mejores clubes de Sudamérica. Es un secreto a voces, pero hay quienes ya tienen preparada la suma económica para desembolsar a Unión Española y hacerse con una de las joyas ansiosas de brillar en la próxima Copa Libertadores.


Trayectoria


Nacido en las afueras de Santiago de Chile, es producto puro de Unión Española. El club de la capital ha sido el orgulloso encargado de formar al joven jugador. Algunos expertos ya le acuñan como “la gran promesa del futuro del fútbol chileno”.

Lo cierto es que ese futuro es más presente que nunca. Carlos Palacios debutó profesionalmente en el primer equipo de los hispanos apenas cumplió la mayoría de edad. Desde entonces, el crecimiento ha sido y está siendo absolutamente exponencial.

Carlos Palacios celebrando un gol con Unión Española | T13

De hecho, esta temporada se ha convertido en una pieza clave para el conjunto dirigido por Ronald Fuentes. A escasas jornadas de finalizar el campeonato liguero, es el segundo jugador que más ha participado en la consecución de goles con ocho dianas y seis asistencias.

La sensación de estar ante un futbolista que puede convertirse en diferencial para no solo cualquier gran equipo sudamericano, sino también para la selección chilena con el paso de los años, ha traído consigo el premio de ser convocado por Reinaldo Rueda para el combinado nacional, con el que ya ha disfrutado de sus primeros minutos siendo aún un jugador en edad sub-21.


Habilidades técnicas


El natural de Renca es extraordinariamente habilidoso en el control del balón, aunque a veces suele precipitarse por el excesivo ritmo que le otorga al juego. Es su principal aspecto a mejorar.

Le gusta tocar el cuero, conducir, regatear y estar en pleno contacto con él. Lo tiene siempre muy pegado, con controles orientados a través de buenos perfiles y movimientos corporales continuos que protegen su posesión. Todo ello junto a acciones explosivas en el último instante para completar satisfactoriamente el regate.

Su enorme repertorio de pases es una bendición para los compañeros. Siempre los ejecuta con una técnica no demasiado ortodoxa, pero el envío tiene una trayectoria y una velocidad correspondientes a las que inicialmente había imaginado.

Carlos Palacios con el esférico | AS

Destaca, además, su primer toque. Sobre todo en zona de finalización, superando situaciones complicadas de dos contra uno y dando pases definitivos que se traducen en asistencias de gol.

Los disparos se caracterizan por poseer una enorme precisión acompañada de una también apreciable fuerza, lo cual trae consigo que en la mayoría de los partidos deje alguna imagen de su cuerpo perfectamente colocado con la pierna cargada a muchos metros de la portería rival.


Aptitudes físicas


Con una altura y estructura corporal ubicadas en los estándares (1,80 metros y 74 kilos), la promesa chilena no destaca por ser un portento físico. Sin embargo, sí que resulta ser un jugador difícil de parar gracias a sus notables picos de velocidad con los que explota los desmarques de ruptura y de apoyo cuando la Unión Española decide contragolpear.

Uno de sus puntos fuertes es la intensidad con la que actúa en la presión en bloque medio-alto de su equipo y la actuación tras pérdida de posesión. A pesar de no garantizar un poderío por alto con solo un 38% de los duelos aéreos ganados, sí que lucha por los duelos terrestres. Vence en el 57% de ellos y tiene un magnífico ratio (+1,3) de faltas recibidas por las cometidas.


Características tácticas


Carlos Palacios es instintivo, inteligente y resolutivo. Parte desde un costado, pero extraña es la vez que el inicio y el fin de la jugada transcurra con el chileno en la misma posición. Sabe leer como el que más cuál es la decisión que va a tomar el compañero ofensivo en la situación de ataque. Se anticipa para crear un espacio libre mediante el cual realizar un último pase definitivo o finalizar con fuerza, su gran devoción.

Podría ser un extremo al uso, pero seguramente no destacaría. Él es consciente. Se conoce mejor que nadie y sabe elegir cuándo estar pegado a la línea de cal, dependiendo de cuándo juega en el carril contrario a su pierna más hábil.

Mapa de calor de Carlos Palacios en el campeonato liguero chileno | SofaScore

Prefiere recibir en intermedias. Ayudar a los centrocampistas, fijar rivales en pasillo central, tocar en un costado y rápidamente trazar una diagonal con la que romper líneas. Con ella, segundos después, recibe el esférico y decide cómo acabar el ataque.

Las estadísticas avanzadas confirman la sobresaliente versatilidad del joven chileno: 79% de pases completados, 60% de envíos largos satisfactorios, 68% de los regates intentados han sido exitosos, menos de 0,2 fueras de juego por partido y 54% de presencia en goles y/o asistencias durante la temporada.


Evolución


Parece casi ridículo que el valor de Carlos Palacios en Transfermarkt apenas llegue al medio millón de euros. Bien es cierto que los jugadores jóvenes en ligas sudamericanas sufren devaluación. Es un contexto competitivo diferente al europeo. Aún así, también es importante recalcar que el chileno ya luce el brazalete de capitán de un grande del país con únicamente la veintena de años a sus espaldas.

Está siendo la absoluta sensación del país. Hay quienes se aventuran a sentenciar que ya está preparado para dar el salto al viejo continente. Si algo enseña el fútbol todos los años es a ser paciente y a ir quemando etapas con precaución. Siguiendo esta valoración se encuentran Boca Juniors y São Paulo, quienes se han situado como los mejores posicionados para dar continuidad a dicha carrera en alza.

En sus manos se encuentra el tipo de jugador que quiere llegar a ser. Si logra dar pausa a aquellos momentos en los que el exceso de ritmo le lleva a provocar errores, continúa siendo único en el control, pase y definición de las jugadas, omnipresente en campo rival sabiendo leer el juego y dónde posicionarse, estaríamos hablando de un Carlos Palacios capaz de jugar como extremo e incluso interior en un equipo de primera línea. Y con galones.

DEJA UNA RESPUESTA