elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Femenino Primera Iberdrola

Cata Coll, un seguro de futuro para la portería culé

Catalina Coll Lluch, más conocida como Cata (Pòtol, Mallorca, 2001), ya defiende la portería del poderoso FC Barcelona a sus 19 años.


Trayectoria


Cata empezó su andadura en el fútbol a los seis años. Fue como central y centrocampista en el equipo de su pueblo, el Sant Marçal, donde permaneció durante siete temporadas (2007-2014), pasando a jugar de portera a los 11 años por decisión propia. Probó, le gustó y cambió. Y ese mismo año fue convocada por la selección balear en esa misma posición.

En la temporada 14/15 pasaría por las filas del CIDE, hasta ese momento siempre jugando en equipos de chicos y chicas. En la campaña 15/16 empezó a jugar en equipos únicamente femeninos. Primeramente lo hizo en el Athletic Marratxí, y al año siguiente ficharía por el UD Collerense, portería que defendió desde 2016 hasta 2019.

Al finalizar su etapa en el club balear, fichó por el FC Barcelona. En su primera temporada decidió salir cedida a otro conjunto para poder disputar minutos y coger ritmo en Primera, siendo el Sevilla el club elegido y con el que debutaría en la máxima categoría. Tras su gran año en el Sevilla, volvería a Can Barça.

En el plano internacional, la portera balear ha formado parte de las categorías inferiores de la Selección Española, llegando a ser capitana. Con el combinado nacional, Cata ha logrado un Europeo sub-17 (Lituania 2018), un Mundial sub-17 (Uruguay 2018) y un subcampeonato del mundo sub-20 (Francia 2018). En mayo de 2019 era convocada, por primera vez, por la Selección Absoluta para el amistoso ante Camerún.


Habilidades técnicas


El posicionamiento corporal, su agilidad, su coordinación y sus desplazamientos hacen que sea destacable y completa técnicamente. Todo esto hace de Cata Coll una de las mejores guardametas de la Primera Iberdrola.

Domina perfectamente el uno contra uno. Se mantiene firme y con la visión puesta en el objetivo: el balón. Por ello, no teme encontrarse cara a cara con la lanzadora rival a la hora de afrontar algún penalti. Es tal su seguridad y confianza que los nervios se los deja para la rival. Además, su posicionamiento y su saber estar le permiten hacerse grande en portería y cubrir a la perfección los espacios de la misma.

A la hora de la recepción del balón, utiliza el pecho para bloquear cualquier disparo y no dar opción a segundas jugadas. En el despeje logra sacar a relucir su gran control y su coordinación en el aire, para realizar estiradas y sacar balones de entre los palos.


Aptitudes físicas


Entre las aptitudes físicas que le hacen ser una portera completa en ese aspecto destacan su envergadura (170 metros de altura), su rapidez de reacción y su fuerza.

Dada su personalidad toma rápidamente decisiones que le hacen destacar, sumándose a ello el liderazgo y la confianza en sí misma. Todo ello le lleva a tener tranquilidad, que es transmitida a sus compañeras. Además, a todo ello hay que añadir su humildad, positivismo y las ganas de superarse partido tras partido.


Características tácticas


Cata ayuda a la hora de posicionar la línea defensiva por medio de sus órdenes. En el momento de la creación del juego desde atrás, echa un cable a sus compañeras en las acciones ofensivas, tanto en pases cortos como largos, e iniciando jugada por su buen dominio de pies. Es capaz de regatear en su propia área a las atacantes rivales, para luego iniciar jugada.

Defensivamente, destaca sobre todo su buena colocación, su agilidad y su coordinación, provocando así que a las atacantes rivales les resulte extremadamente complicado marcarle goles.


Evolución


Cata Coll es ya una jugadora de presente, pero por delante tiene todo un futuro prometedor. Tanto bajo los palos de la entidad culé como de la Selección Española Absoluta, donde ojalá, más pronto que tarde, le podamos ver debutar. De momento, no para de trabajar y de crecer.

DEJA UNA RESPUESTA