elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Eredivisie Fútbol Internacional

Chidera Ejuke, desequilibrio y descaro en Heerenveen

Llegó este verano desde el Vålerenga noruego. Desde el inicio de temporada está dejando numerosos detalles de calidad y está siendo pieza clave en el Heerenveen. Se ha convertido en uno de los futbolistas más diferenciales en la Eredivisie. Su nombre, Chidera Ejuke.


Trayectoria


Nacido el 2/1/1998 en Nigeria, concretamente en la ciudad de Zaria, Ejuke se formó en categorías inferiores en el Supreme Court FC y de ahí dio el salto a la segunda división del fútbol nigeriano en la temporada (16/17), al Gombe United, en aquel equipo solo estuvo meses, ya que le llegó la llamada del fútbol europeo.

Aquella llamada fue realizada por parte del Vålerenga, equipo de la primera división de Noruega. Su debut en la Eliteserien fue en un partido correspondiente a la jornada número 6, frente al Odds BK, en aquel encuentro disputó 13 minutos y su equipo perdió 2-1. En su primera temporada en el fútbol europeo, (2016/2017) dejó muy buenos detalles y acabó la temporada siendo clave para su equipo.

Tras 3 temporadas a un muy buen nivel en el país noruego, con la llegada del verano de 2019 recibió la llamada del SC Heerenveen. Su primera temporada en la Eredivisie está siendo muy buena. Es un jugador indispensable para el conjunto frisón, siendo el máximo goleador hasta ahora, y uno de los jugadores más diferenciales de la liga holandesa.


Habilidades técnicas


Tiene un fantástico manejo de balón siendo muy desequilibrante en el uno contra uno, es un gran regateador, y para los defensas es un auténtico dolor de cabeza gracias al gran dribling que tiene. Cuando tiene el balón en los pies no se esconde para buscar el regate, le encanta encarar una y otra vez, y cuando más «a gusto» se siente es cuando juega a banda cambiada. Es en esa zona donde intenta buscar la diagonal hacia dentro con balón para buscar disparo a portería, aprovechando así su buen golpeo de balón.

Cuando aparece en el juego suelen ocurrir cosas buenas para su equipo. Aunque en ocasiones retiene demasiado tiempo el balón en los pies y a veces le pasa factura. Gracias a su buena técnica y su buen regate, deja detalles muy vistosos para el público, por lo que en algunas ocasiones supera de manera clara a los adversarios. Como buenos recursos, posee un regate efectivo muy buenos, a la hora de sobrepasar al defensor. Cuando echa a correr con el balón en los pies es muy complicado pararlo.

Suele tener un buen número de goles por temporada, a pesar de no ser un jugador que juegue en la posición de «9», eso en parte es gracias a su buena decisión en los manos a manos frente al portero. Grandes condiciones de jugador diferencial, muy completo en lo que se refiere a facetas técnicas y físicas.


Aptitudes físicas


Con 1,76 metros de altura, Chidera Ejuke no es un jugador que a priori sea un jugador físicamente superior a los demás, pero eso no es así, ya que tiene una gran potencia física gracias a su tren inferior en el que posee una gran fuerza y potencia.

Es un jugador que, a parte de ser muy bueno con el balón en los pies, también es peligroso con espacios hacia adelante, gracias a su velocidad y potencia. Cuando echa a correr, con o sin balón en los pies, es muy complicado pararlo, y para los defensas es un auténtico dolor de cabeza.

En lo referente a resistencia en los partidos, es un jugador que hace un desgaste por partido muy fuerte. Según qué partidos aguanta los 90 minutos sobre el terreno de juego, o es sustituido en los últimos 20 (aproximadamente). En su última temporada en el Vålerenga jugó 16 partidos, en los que fue sustituido tan sólo 3 veces y jugando 90 minutos en los demás, dejando siempre buen nivel en el campo durante todo el partido.


Características tácticas


Chidera Ejuke es un jugador que suele jugar siempre en banda. Puede jugar en ambas bandas gracias a su capacidad de regate pero, al ser diestro y por su gran manera de regatear y «sortear» rivales le hace ser más peligroso. Al jugar a banda cambiada, suele tener más peligro en banda izquierda para hacer diagonales hacia dentro conduciendo balón para buscar golpeo hacia portería. De esta manera ha marcado muchos goles de bella factura.

También ha jugado alguna vez de delantero, pero apenas un par de partidos, lo que da muestras que es un jugador versátil en zona atacante. Aunque el perfil que más le guste sea la banda cambiada durante los encuentros, tiene libertad para moverse por toda la zona atacante o incluso cambiarse de banda.

Le viene como anillo al dedo los esquemas con los que su equipo suele jugar. El Heerenveen utiliza las formaciones, 1-4-3-3 ó 1-4-1-4-1, y también en algunos encuentros el 1-4-2-3-1 pero este ha sido utilizado menos. Las dos formaciones que más suele utilizar le viene como anillo al dedo pues, por el tipo de juego que desarrolla el nigeriano le permite siempre tener a los extremos pegado a banda.

También se beneficia muchas veces del «9» de su equipo, Jens Odgaard, gracias a su altura de 1,88 metros. Y es que cuando su equipo necesita lanzar el balón en largo, Odgaard suele pelear los balones aéreos y peinar el balón hacia adelante. De esta forma, tanto Ejuke como su otro compañero de banda, Van Bergen, corren al espacio a por el balón.

A la hora de defender, es un jugador que suele hacer el repliegue en defensa ayudando a su compañero del lateral. También a la hora de la presión es un futbolista que se aplica como uno más.


Evolución


Hasta el momento lleva 9 goles y 4 asistencias en la Eredivisie, Chidera Ejuke está siendo uno de los futbolistas más decisivos para su propio equipo. A buen seguro seguirá sumando cifras a su gran temporada. Es jugador clave para su equipo, en cuanto a números e importancia en el juego se refiere. Por ello seguro que clubes TOP del fútbol europeo se habrán fijado en él para el mercado veraniego. Aquí le auguramos un futuro muy bueno y seguro dará que hablar; su regate, potencia, velocidad y definición de cara al gol, hacen que sea un jugador muy apetecible.

DEJA UNA RESPUESTA