elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División

Dani Martín, un portero de futuro para el Real Betis

Dani Martín, portero del Real Betis Balompié nacido en 1998, se encuentra en el punto de mira por las declaraciones de Pellegrini en las que afirmó que “hay que mejorar la portería”. Lo cierto es que desde mucho tiempo atrás se lleva comentando la salida de Dani para que se desarrolle en una cesión. Además, con Bravo en el horizonte, la portería puede estar cubierta durante la duración del posible préstamo.


Trayectoria


Dani ha tenido una proyección meteórica y, antes de llegar a Sevilla, ya se hablaban maravillas de él en Segunda. En sus inicios, participó en la Escuela Municipal de Lanzarote hasta que llegó a Gijón. Ya en Asturias, entró en el Veriña Club de Fútbol. Lo cierto es que no tardó demasiado tiempo en llamar la atención del Sporting, donde comenzó su periplo a la edad de cadete.

Ascendió categorías hasta debutar en el curso 16/17 con el filial del cuadro asturiano. Durante la temporada apenas recibió 14 goles en 30 partidos, lo que significó ser uno de los artífices del ascenso a 2ºB y terminar como el portero menos goleado del Grupo 2 de Tercera.

A partir de este momento, dio el salto al primer equipo donde llamaría la atención de todo el panorama español. En buena medida, gracias a sus actuaciones en la sub-21, el Betis se fijó en él y no dudó en contratarle para reforzar su portería. Pero, lamentablemente, un debut algo precoz frente al Valladolid y una titularidad frente al FC Barcelona distorsionaron su imagen de cara al aficionado verdiblanco. Ahora, tras contar con protagonismo en los últimos partidos ligueros, pondrá rumbo, previsiblemente, a un equipo donde ser titular y poder desarrollarse aliviando su presión en el Betis.


Habilidades técnicas


Si hablamos de un portero del Real Betis tendremos que hablar, considerando que fichó antes de la presente “era Pellegrini”, del buen juego de pies que deben presentar como primer requisito. Dani es un portero que sabe mover bien la pelota y que no peca de errores en el desplazamiento de balón en corto.

Si bien durante las primeras actuaciones los nervios parecían frenar las actuaciones de Dani, es un portero que ha demostrado ser muy ágil y con bastantes reflejos. Aunque, para seguir escalando en la élite, debe mejorar aún el tema de colocación y anticiparse mejor a las acciones del rival.

Uno de los puntos a mejorar es su ratio de paradas por remate. Según desvela Sofascore, el guardameta verdiblanco reúne 2,2 paradas por partido, mientras que encaja dos goles por encuentro. A las alturas de un portero de Primera, es un registro bastante mejorable. Apenas ha guardado la meta sin encajar gol durante un partido, donde vale admitir que fue de los más destacados del choque.

Por último, aún debe seguir progresando en temas de blocaje y técnica de paradas, pero se puede decir que no ha podido demostrar su mejor nivel en este aspecto por la falta de confianza demostrada en sus partidos.


Aptitudes físicas


Dani reúne una altura idónea para un portero. Con su 1,86, es suficientemente alto para cazar balones aéreos con facilidad. Durante los partidos que ha disfrutado se le ha visto en cierta medida fiable en este aspecto. Por el contrario, aún debe mejorar en temas de envergadura, pues dada su juventud, no es un portero excesivamente grande ni fuerte.


Características tácticas


En cuanto a lo que el estilo de juego del Betis respecta, aún no se conoce con excesiva claridad el papel que tendrá el portero con Pellegrini. Si bien con Willy Caballero en el Málaga hubo partidos donde el único recurso era el golpeo en largo, con el rumor de Bravo también se puede pensar que el portero vaya a ser un recurso en el transcurso de la distribución de pelota.

Sea como sea, Dani cumple para actuar como un jugador más y oxigenar la salida jugada. Tiene un juego de pies fiable y durante la temporada ha distribuido con éxito alrededor de la mitad de sus golpeos en largo. Aún así, su futuro parece más fuera del Villamarín durante la próxima temporada. Siempre, por supuesto, como cesión.

También debe mejorar en términos de seguridad y liderazgo. Dar “un paso atrás” a Segunda puede ser una gran jugada para aliviar la presión de haber disputado su primera titularidad contra el FC Barcelona. Lejos de beneficiarle, le perjudicó en exceso. Y es que, tras su baja actuación ante el Valladolid, no supo reponerse y afrontar el tan complicado partido ante el cuadro culé.

Ya en el final de Liga pudo rehacerse y cuajar mejores actuaciones. Dio mucha más seguridad a la defensa que el propio Joel Robles, que empeoró su rendimiento conforme la propia zaga se iba quebrando a lo largo de la vuelta tras el confinamiento.


Evolución


Dani es un portero que aún tiene muchísimo futuro por delante. De hecho, desde la Selección Española se le sigue teniendo en buena estima y ha vuelto a ser convocado con la sub-21. Debe tener paciencia y dejar que el tiempo fluya en su desarrollo. Así pues, una cesión a un club que le dé confianza debería ser su paso ideal para volver al Betis con una mayor confianza y experiencia. De hecho, que un portero triunfe o no en la élite se debe en gran medida a su entereza bajo palos y capacidad de sobreponerse de sus errores. Si mejora este punto, tiene todas las papeletas para triunfar en el Villamarín en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA