elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Segunda División

Darwin Núñez, pura potencia indálica

En Uruguay se frotan las manos. Forlán, Cavani, Luis Suárez… Una lista de delanteros en esta época reciente que necesitaba un heredero, alguien que coja la batuta ofensiva y goleadora cuando estos ya no estén. Cada vez queda menos para que la selección uruguaya viva ese momento, esa reconstrucción. Y sin lugar a dudas uno de los nombres que debe salir a la palestra no es otro que el de Darwin Núñez.


Trayectoria


Nacido en 1999 en Artigas, una ciudad a 600 kilómetros de Montevideo y la décima más poblada del país. Darwin ya deslumbró en las categorías inferiores de Peñarol, lo que le llevó a debutar con el primer equipo en 2017. Su primer gol llegaría en octubre de 2018 y ahí comenzaba a gestarse algo muy interesante.

Fue parte de la selección sub20 que representó a Uruguay en el Campeonato Sudamericano 2019, así como el Mundial Sub-20 de 2019, en este último anotando dos dianas. En definitiva, conoce la selección y pronto será su segunda casa. Pese a ello, ya sabe lo que es debutar bajo las órdenes de Tabárez, consiguiendo incluso un gol en su único partido con la selección.

Todo ello supuso que este verano un proyecto ambicioso se fijara en él. El Almería rompió la caja con la llegada de los nuevos propietarios árabes, que invirtieron más de cinco millones en el ‘charrúa’. Parecen pocos a día de hoy teniendo en cuenta el jugador que puede llegar a ser. Su primer año en tierras almerienses se han materializado, de momento, en 10 goles en 18 partidos, con 16 titularidades.


Habilidades técnicas


Sin ser su punto fuerte, Darwin es técnicamente más que correcto. Cuenta con capacidad para girar y bajar balones. De cara a portería, tiene todavía margen de mejora en las conducciones y a la hora de dividir, pues a veces su potencia le impide llevar el balón con absoluto control. Todo ello, evidentemente, debido a que no es un delantero centro de perfil técnico como sí podría serlo su compañero de ataque Juan Muñoz.

Él es un jugador de espacios, de tener poco tiempo el balón en sus botas. Es decir, un jugador para finalizar la jugada. Tiene gran golpeo con ambas piernas y sobre todo un disparo duro, potente. Un delantero centro de desmarques, de ruptura, de aprovechar la espalda de la defensa.


Aptitudes físicas


Con 1,87m. de estatura, Darwin tiene gran velocidad y potencia pese a su envergadura. Potente, con fuerza en las piernas tanto a la hora de chutar como en los envites de los defensores. Es un volcán que cuando erupciona es imposible pararle, precisamente por ese gran equilibrio entre velocidad, fuerza y altura.


Características tácticas


Darwin ya sabe lo que es jugar en el Almería tanto como único punta como con un compañero al lado. Evidentemente, si juega en 1-4-4-2 debe ser con un atacante de corte más técnico y combinativo, como es Juan Muñoz, para poder intercambiar y permutar roles constantemente. En ese intercambio, se puede ver al uruguayo bajando a recibir en alguna ocasión.

Pero sin duda su punto fuerte es corriendo al espacio. En pases a la espalda de la defensa, resulta una proeza alcanzarle. En tres zancadas se planta en mano a mano para anotar. Por tanto, al más mínimo metro que le des de margen, te lo hace pagar.

En 1-4-2-3-1 también ha jugado, con un mediapunta de corte técnico por detrás. Es otra buena opción porque ganas un jugador más con precisión para lanzar esos pases al espacio. A veces combinar que el pase sea preciso con el hecho de que el delantero funambula entre la línea de fuera de juego exige que los que están sobre el césped actúen en pocos segundos. Con Darwin, esa premisa se cumple.

En este mapa de calor del partido en el que el Almería ganó por 0-4 al Lugo, el uruguayo metió dos dianas que reflejan sus puntos fuertes. En el primero, desmarque de ruptura, deja el balón correr y a un toque define con mucha fuerza. El segundo, otra obra de arte en la que solo necesita tres toques para internarse en el área, desbordar al portero y anotar. Pese a que cae en ocasiones a las bandas, al charrúa le gusta la zona central.

Mapa de calor del 0-4 en Lugo | Fuente: Diario AS

Evolución


10 goles son pocos comparados con los que va a meter en el fútbol europeo. Sin duda su futuro estará marcado por el objetivo de Almería de ascender. No obstante, y pase lo que pase, la sensación es que Darwin Núñez empezará a jugar ya desde el año que viene partidos de primera división, de la élite del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA