elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Entrevistas

ENTREVISTA | Elena Guerra: “Nunca me he sentido cohibida ante la decisión de jugar al fútbol”

Elena Guerra (Sevilla, 2000) empezó su andadura en el fútbol de manera muy precoz. Con 4 años defendió la camiseta del CD Cantely, y su trayectoria fue aumentando mientras quemaba etapas en el Sevilla FC. En 2017 llegaba al CD Híspalis, club histórico del fútbol femenino en Andalucía, donde permaneció dos campañas. La temporada pasada emprendió su primera aventura fuera de casa, en las filas del Cáceres CFF para participar en la Reto Iberdrola (grupo sur). A día de hoy es una de las jugadoras más destacables y a seguir de dicha categoría. Su garra, valentía y madurez le hacen ser una persona especial.

Tus primeros pasos como futbolista fueron en CD Cantely. ¿Qué despertó tu interés por el fútbol?

Mi interés por el fútbol lo despertó la costumbre familiar. A todos les gustaba al fútbol y todos mis primos jugaban, lo que me llevó a probar un día con la categoría bebé, y de ahí en adelante… Hasta hoy.

¿Qué opinión tuvo tu entorno al saber que querías ser jugadora de fútbol?

Nunca me he sentido cohibida ante la decisión de jugar al fútbol. Todos me apoyaban porque era nuestra pasión.

Supongo que hubo que superar muchos obstáculos hasta llegar donde estás. ¿Qué recuerdos tienes de tus inicios como futbolista?

Fueron bonitos. Comencé a jugar en albero con balones Mikasa, en un vestuario y grupo masculino, en el que desde los 4 añitos desarrollé amistades y compañeros maravillosos, hasta llegar con 9 años al Sevilla, donde comencé a sumar experiencias y nivel. Desde muy pequeña cogía mis botas y me iba a entrenar solita, y llegaba con una gran cantidad de kilos de albero.

“Nunca me he sentido cohibida ante la decisión de jugar al fútbol”

¿Tienes algún ídolo o alguna jugadora referente?

Mi jugador favorito y referente siempre ha sido Xabi Alonso, personal y futbolísticamente, me parece un profesional único, con un fútbol sencillo y brillante.

Háblanos un poco de tu trayectoria: Sevilla FC, CD Híspalis y Cáceres CFF. ¿Cómo ha evolucionado Elena como jugadora?

La evolución de Guerra siempre se ha basado en continuos cambios, nunca he sido una jugadora conformista y allá donde he estado me he limitado a aprender. Desde llevar el brazalete en el Sevilla FC, hasta adoptar hasta cinco posiciones diferentes en el CD Híspalis, incluyendo el desafío de este último año de pisar el lateral izquierdo durante toda la temporada, teniendo delante a las mejores extremos de la Reto Iberdrola.

Siete años en el conjunto de Nervión, quemando poco a poco todas sus categorías. ¿Cómo fue tu etapa en el Sevilla FC?

Fue bonita, soy sevillana y sevillista, eso me lleva a estar cumpliendo un sueño, que aumenta aún más si cabe cuando portas el brazalete. Sevilla es mi casa y la Cisneros Palacios siempre será mi hogar, donde he crecido y formado mi personalidad futbolística.

Imagen: Cáceres CFF

Con Alejandro Noguera en el Híspalis conocimos tu faceta más polivalente. ¿Cómo calificas esa etapa?

La etapa con Alejandro Noguera quizás haya sido la temporada más dura y a la vez más gratificante que he tenido nunca. Pasé por numerosas posiciones que en cada momento el míster necesitaba, desarrollé papeles difíciles… Pero eso mismo me sirvió para aprender a desenvolverme en todas las situaciones que puede plantear un partido. Agradezco mucho esa temporada tanto a Alejandro como a todas las personas que fueron partícipes, el hecho de que compartieran un mínimo de sus conocimientos en hacerme crecer, puesto que estaba entre las pequeñas del vestuario y recibí un gran peso dentro del campo.

Como decimos, se te considera una jugadora polivalente. A pesar de jugar esta temporada en el lateral izquierdo, también te hemos visto de pivote defensivo, central y por el lateral derecho. ¿En qué posición te sientes más cómoda?

Yo siempre he dicho y diré que lo importante para mí es estar en el campo, sin importar dónde. Participar y ayudar al grupo siempre ha sido mi prioridad, pero si me dan a elegir una posición en la que quedarme y continuar jugando, sería la de mediocentro, como pivote defensivo, ha sido en la que más he disfrutado por el simple hecho de que me costó adaptarme. Conseguí sentirme realizada, y ver lo que aportaba al equipo me ayudaba a seguir hasta el punto que me considero preparada para jugar ahí en cuanto el míster decida necesitarme, como lo ha hecho Ernesto Sánchez alguna que otra vez esta temporada.

Para el mencionado Ernesto Sánchez has sido un pilar fundamental durante esta temporada. ¿Qué objetivos personales tienes de cara a la próxima temporada? ¿Y a nivel grupal?

Mi objetivo personal este año es igualar la cantidad de minutos disputados en el anterior, que para mí ha sido un plus de ilusión para continuar en el Cáceres esta temporada. Como reto grupal, creo que nadie tiene dudas de que el Cáceres dará mucho que hablar este año. En mi mente solo cabe estar arriba.

¿Esperabas este nivel en la Reto Iberdrola? Ha demostrado ser una categoría competitiva y muy completa.

Creo que la Reto Iberdrola era una categoría muy necesaria y útil, tanto para dar el salto como para acomodarse en ella. El nivel era desconocido, pero creo que tanto yo como el equipo nos hemos adaptado y conocido la categoría perfectamente, siendo consciente del gran nivel que hay.

Como sevillana y sevillista, ¿cómo ves al equipo en la Primera Iberdrola?

Creo que el Sevilla ha hecho un buen papel esta temporada, ha plantado cara en campos complicados, pero también creo que ha dejado escapar puntos bastante importantes. A pesar de ello se consiguieron entablar sin preocupaciones y creo que esta temporada pelearán por meterse entre los grandes.

¿En qué campo de Primera Iberdrola te gustaría jugar?

Sin ninguna duda en el Ramón Sánchez Pizjuán.

¿Con qué jugadora/s te gustaría volver a compartir vestuario?

Una de las jugadoras más impresionantes con las que he compartido campo es Alicia Pérez, pero también otras como Saira Posada, Lucía Méndez… He tenido la suerte de conocer a grandes futbolistas y personas.

Como tantos otros deportistas, has tenido que adaptar tus entrenamientos en la época de confinamiento. ¿Cómo te ha ido durante estos meses? ¿Crees que afectará en el rendimiento de cara a la próxima temporada?

Durante el confinamiento aproveché para cuidarme con tranquilidad y tiempo. He dedicado muchas más horas a los entrenamientos y a la preparación, lo que me ha llevado a un gran estado de forma. Creo que con ayuda de los profesionales con los que contamos en Cáceres, de mano de una gran pretemporada, llegaré preparada para comenzar como si nada hubiera pasado, al menos, físicamente.

¿Qué crees que ha fallado en el fútbol femenino español para estar todavía tantos pasos atrás con respecto a otros países?

Creo que uno de los grandes problemas del fútbol femenino en España es la poca profesionalización que le dedicamos a las futbolistas, tanto desde el punto de vista externo como el interno, que creo que es el principal problema. Debemos tratarnos como profesionales, y lo más importante, comportarnos como tal. Así ganaremos el respeto y la confianza de todo aquel que quiera trabajar y ver un fútbol de manera segura y comprometida.

“Creo que uno de los grandes problemas del fútbol femenino en España es la poca profesionalización que le dedicamos a las futbolistas, tanto desde el punto de vista externo como el interno, que creo que es el principal problema”.

¿Crees que algún día el fútbol masculino y el femenino estarán equiparados?

Creo que la equiparación es muy complicada, porque son dos mundos diferentes. Más qué equiparación yo buscaría y valoraría el respeto. Empezando por el respeto, podremos llegar a la igualdad de sueldos y con eso a una vista más parecida del hombre y la mujer futbolistas.

¿Qué consejos les darías a las más pequeñas, para que sigan luchando por su sueño?

Mi consejo para las más pequeñas siempre ha sido el mismo. Deben comportarse con disciplina y mantener siempre el respeto al fútbol y al rival. Eso las llevará siempre a sentirse futbolistas de verdad, independientemente de que sean o no profesionales algún día.

Sobre la polémica de los derechos de formación y sus respectivas cláusulas. ¿Cuál es tu opinión sobre este tema?

Creo que es uno de los pasos que se da desde dentro para profesionalizar y empezar a mover el criterio económico en el fútbol femenino, pero desde mi opinión creo que no ha sido un escalón sino un salto de altura ante un futuro muy desconocido. En este caso desprotege y perjudica a las jugadoras jóvenes, es decir, al futuro.

Ahora que te conocemos un poco más futbolisticamente, ¿cómo es Elena Guerra fuera de los campos de fútbol?

Me considero una persona participativa en el grupo, activa y alegre. Aunque también bastante competitiva y seria dentro del campo, creo que tengo un carácter fuerte y trato de trabajar siempre con mucho respeto. Llevo mis estudios de la mano al fútbol y es mi prioridad.

Terminemos. ¿Un sueño por cumplir?

Un sueño por cumplir, por supuesto, el que debe tener una jugadora de 19 años jugando en Reto Iberdrola. Debutar en Primera Iberdrola.

DEJA UNA RESPUESTA