elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Serie A

Gonzalo Villar, talento puro al servicio de Fonseca

Nadie le esperaba y ha tirado la puerta abajo. El pasado mes de enero Gonzalo Villar (Murcia, 1998) dejó el Elche para firmar por la Roma en un traspaso sin precedentes en el fútbol español. De LaLiga Smartbank a uno de los equipos punteros de la Serie A italiana. Allí, y aunque todavía le queda mucho camino que recorrer para hacerse un hueco en el once titular, ha podido dejar hasta el momento alguna pincelada de lo que es: un centrocampista creativo, ordenado y con muy buen toque de balón. Paulo Fonseca tiene ahora en sus manos al que se ha convertido en una de las grandes promesas del fútbol español.


Trayectoria


Aunque nació en Murcia, Villar comenzó a formarse como futbolista en la cantera del Elche, el equipo que él mismo ha reconocido en varias ocasiones sentir como propio. Sin embargo, su buen hacer en el equipo juvenil ilicitano le hizo fichar por el Valencia. En Paterna continuó con su desarrollo futbolístico, llegando incluso a debutar con el Valencia Mestalla en Segunda B en la temporada 2016/2017. Al año siguiente se hizo con un hueco importante en la plantilla del filial che, donde jugó 31 partidos y marcó dos goles que le brindaron la oportunidad de volver al Elche, esta vez para jugar en Segunda División.

La primera temporada en el Martínez Valero no fue nada fácil para el centrocampista murciano. Empezó la temporada como titular, desapareció del once durante seis jornadas y justo cuando parecía que se hacía con la confianza del míster y se convertía en titular indiscutible, una lesión en el menisco le hizo perderse prácticamente la totalidad de la segunda vuelta del campeonato. El pasado curso, en cambio, dio el salto cualitativo definitivo. Solo se perdió cuatro de los 24 partidos posibles: uno por decisión técnica, otro por acumulación de amonestaciones y dos por compromisos internacionales.

En ese tiempo, y más allá de la calidad futbolística, Villar demostró un amor a la camiseta y al escudo cada vez más difícil de ver, lo que le sirvió para ganarse el cariño de toda la afición ilicitana. Esa misma temporada, puso rumbo a la capital italiana para fichar por un histórico del fútbol europeo como la Roma. Una decisión valiente y arriesgada.

Su talento no ha pasado inadvertido tampoco para Luis de la Fuente. El seleccionador sub-21 le hizo debutar en octubre de 2019 y desde entonces ha sido un habitual en las convocatorias de la ‘Rojita’.


Habilidades técnicas


Gonzalo Villar es un centrocampista al que le gusta tener el balón en los pies. Tiene un muy buen criterio a la hora de gestionar los ataques de su equipo, tanto en corto como cuando le toca enviar un balón en largo para hacer un cambio de orientación. Además, posee un gran manejo de las dos piernas ya sea para pasar, conducir o disparar. De hecho, aunque su pierna dominante es la derecha, es habitual verle probar suerte desde media distancia con la izquierda.

En su etapa en el Martínez Valero demostró que tiene el liderazgo necesario para llevar la manija del centro del campo. En Roma, por cuestión de galones, le toca asumir un rol más secundario en esa función. Aun así, cuando Paulo Fonseca le da la oportunidad la ha aprovechado dejando detalles que demuestran que no es un futbolista cualquiera.


Aptitudes físicas


Con 1,81 metros de altura, Gonzalo Villar tiene una gran presencia en el centro del campo. Sabe usar su envergadura para proteger y retener el balón. De hecho, es habitual que el técnico portugués le dé entrada en los minutos finales para guardar el resultado. A pesar de su altura, el juego aéreo no es una de sus mayores virtudes. Eso sí, es todo un especialista rompiendo líneas en conducción gracias a su potente zancada.


Características tácticas


Su paso por Italia le está sirviendo para crecer como futbolista en muchos ámbitos, pero sobre todo en el aspecto táctico. Si bien es cierto que todavía no se ha ganado un hueco en el esquema de Paulo Fonseca, cuando ha jugado ha dejado buenas sensaciones. Aunque puede actuar en cualquier posición del centro del campo, rinde mejor acompañado por un centrocampista de corte más defensivo que se encargue de las labores de recuperación.

En Elche demostró una versión más ofensiva, de centrocampista con llegada, que todavía no ha sido capaz de instaurar en Roma. Fonseca busca en él un mediocentro de contención que inicie la jugada desde la base. Un rol al que ha demostrado haberse adaptado muy rápido en poco tiempo.


Evolución


La ilusión, la capacidad de sacrificio y el amor al fútbol que Gonzalo Villar pone en su juego hacen presagiar que tiene un gran futuro por delante. Su futuro más inmediato pasa por ir ganando peso en los esquemas de su entrenador, Paulo Fonseca, y sumar minutos en la élite que le permitan acumular experiencia. El talento lo tiene. Las ganas, también. Dos condiciones fundamentales para triunfar en el fútbol. Esta temporada será clave para su desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA