elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Premier League

Harvey Barnes, el gamo del Leicester City

Nacido en Burnley en 1997, Harvey Barnes es uno de los canteranos del Leicester City más emergentes en la plantilla de Brendan Rodgers. Su versatilidad, cambio de ritmo, fantástico control orientado y su fina pierna derecha le han convertido en uno de los atacantes más importantes del equipo del King Power.


Trayectoria


En la época más gloriosa del Leicester City, en un escenario como la Champions League y con Ranieri como entrenador en ese momento, Harvey Barnes hizo su primera aparición con el primer equipo de los foxes.

El 7 de diciembre de 2016 en Do Dragao, en un duelo de fase de grupos de Champions, el extremo inglés daba sus primeros pasos con el equipo mayor del Leicester City. A pesar de ello, sus próximos destinos no iban a estar en el King Power. Primero en el MK Dons de League 1 y después en el Barnsley y West Bromwich de Championship, Harvey Barnes fue cogiendo experiencia y curtiéndose en la tercera y segunda categoría del fútbol inglés.

En la temporada 2017/2018 Barnes vivió su primera experiencia en la Championship. Acostado en banda izquierda y emprendiendo constantes diagonales de fuera a dentro, el extremo inglés ofreció un rendimiento notable en las filas del Barnsley, anotando 5 goles en el campeonato doméstico en la media temporada que estuvo en Barnsley.

El curso siguiente vivió su última cesión, en esta ocasión en las filas del West Bromwich. Utilizando la misma fórmula que en Barnsley, Harvey Barnes permaneció cedido durante la primera mitad de la temporada 2018/2019. Con los baggies mejoró aún más las prestaciones ofrecidas la temporada anterior. Sus 9 goles y 7 asistencias con el West Bromwich en Championship en tan solo media temporada fueron motivos más que suficientes para repatriarlo de manera definitiva a Leicester.

En los diferentes sistemas utilizados por Darren Moore (1-5-3-2/1-4-2-3-1) Harvey Barnes actuó tanto de extremo izquierdo a pierna cambiada como de medio centro ofensivo y de recorrido con facilidad para llegar a tres cuartos de campo. En ambos roles el inglés respondió con creces demostrando su capacidad goleadora, lo determinante que es en los últimos metros y la buena toma de decisiones que tiene en acciones a alta velocidad.

En la segunda mitad de la campaña, Harvey Barnes se quedó de manera definitiva en el Leicester City. El 19 de abril de 2018 con Puel como técnico en ese momento de los foxes debutó en la Premier League en un duelo frente al Southampton. Desde su retorno al King Power Harvey Barnes ha sido un asiduo en los onces titulares del Leicester City.

Con las categorías inferiores de Inglaterra también ha tenido participación, aunque no ha destacado mucho. La Eurocopa Sub-21 de 2019 ha sido el campeonato más destacado que ha disputado con los pross.


Habilidades técnicas


Tras la salida de Mahrez, la pérdida de protagonismo de Albrighton y la intermitencia de Gray, Harvey Barnes se ha convertido en el extremo más importante con el que cuenta en la plantilla Brendan Rodgers. Un jugador encarador, con un buen uno contra uno y buena lectura del juego a la hora de descargar a su izquierda cuando Chilwell sube por el lateral.

Su técnica con el balón está más que depurada. En todo momento lleva la pelota cosida a su pie derecho alejándola de su rival. Mide perfectamente los espacios donde actúa y la fuerza que tiene que dar en todo momento a la pelota para evitar perderla. Su tiro con la pierna derecha está más que mecanizado. Un latigazo con mucha clase teledirigido al palo largo del portero.  Una acción que arranca en banda izquierda y suele acabar en la media luna.

Su calidad y manejo del balón no solo aparece en la zona de definición. Barnes es un jugador que se inmiscuye mucho en el juego asociativo del equipo. Se descuelga de la banda izquierda y ayuda en la construcción de la jugada a Tielemans o Maddison. Esta serie de movimientos también sirven para arrastrar las marcas rivales y dar más libertad a las subidas de Chilwell.

Precisamente con el lateral inglés tira constantes paredes en una serie de combinaciones bastante precisas y de calidad donde la jugada suele acabar con una finalización, ya sea con un disparo, un servicio o un pase sobre un Vardy que tiene bastante movilidad en la punta del ataque.

Aunque Harvey Barnes tenga un buen perfil goleador, el juego aéreo no es la disciplina que mejor maneja a la hora de convertir. En todos los partidos que ha disputado de Premier, en ninguno de ellos ha conseguido anotar de cabeza. Su 1,74 de estatura tampoco le ayudan a ser un referente en esta serie de acciones.

A pesar de que su pierna natural sea la derecha, Barnes tiene un buen manejo de balón con su pierna izquierda. Desde que arrancara su carrera profesional ha dado varias asistencias y ha anotado varios goles con su pierna menos buena.


Aptitudes físicas


Barnes es un jugador muy atlético con muy buena punta de velocidad. Su arranque y explosividad cuando rompe a correr suele dejar tirado en un primer momento a su par. Esta situación provoca que el inglés tenga superioridad en el resto de la jugada a no ser que llegue una ayuda de un componente del equipo rival.

Barnes es un jugador ligero y de estatura media. A pesar de no ser un futbolista muy corpulento y de gran presencia cuenta con una ratio de batallas aéreas ganadas desde que está en la Premier bastante correcta. Un total de 27 batallas aéreas ganadas por 31 perdidas.

En los clásicos lances de disputa y batalla física por hacerse con la posesión del balón que tanto se dan en la Premier, no es un jugador diferencial. El inglés es un futbolista que maneja bien los espacios donde actúa, pero a la hora de batirse en duelo con un rival por la disputa de un balón, no suele salir bien parado.


Características tácticas


En el 1-4-1-4-1 habitual de Brendan Rodgers, Harvey Barnes ha sido uno de los extremos más utilizados por el norirlandés, actuando principalmente como extremo izquierdo. En partidos muy concretos ha jugado como extremo derecho.

Aprovechando el juego ofensivo que suelen desarrollar los laterales modernos, Harvey Barnes es un extremo que en fase ofensiva ataca perfectamente los espacios que dejan a la espalda los laterales. Cuando el Leicester decide hacer un desplazamiento en largo, Barnes corre al hueco para intentar ganar la partida en velocidad a su par. Esta acción sobre todo se produce cuando actúa como extremo derecho.

En acciones en los que los foxes sacan el balón en corto, Barnes es un extremo que no tiene problemas en bajar y en facilitar la transición de balón de la defensa al ataque. Cuando el equipo ha conseguido superar la primera línea de presión e instalarse en campo contrario, Barnes es un extremo con clara vocación a emprender diagonales de fuera a dentro, sobre todo cuando juega en la izquierda.

Deja el carril limpio para Chilwell mientras él se perfila buscando un remate con su fantástica pierna derecha, un pase a la media luna donde suele descolgarse Vardy o un centro al corazón del área. Una acción que repite en múltiples ocasiones y con la que suele obtener un buen resultado.

El rol de extremo de Barnes en la izquierda, no es el mismo que en la derecha. Cuando juega a su pierna natural el inglés es un extremo más puro. En múltiples ocasiones realiza desmarques a alta velocidad buscando el pase de Ricardo Pereira. Una acción sencilla y que ejecuta perfectamente a partir de sus fantásticas dotes físicas.

A nivel negativo, Barnes es un extremo que le cuesta retroceder hasta zona defensiva para ayudar al lateral. Cuando pierde la pelota le cuesta replegar dejando expuesto a su lateral. Este hecho provoca que los interiores tengan que llegar al rescate del defensor para evitar situaciones de superioridad en las bandas.


Evolución


Es un jugador muy completo en toda la línea de ataque. Puede actuar en ambas bandas y también como medio centro ofensivo. Su manejo de balón, su punta de velocidad y el recorrido que abarca en la zona ancha le permiten ser un futbolista con capacidad para asociarse y ayudar en todo momento a la elaboración de la jugada.

En el desarrollo y evolución que están teniendo los extremos los últimos años, Harvey Barnes encaja perfectamente. Un extremo con clara vocación a intervenir en la zona interior y a separarse de los costados. Un rol multifuncional donde los atacantes son muy intervinientes en el desarrollo de la jugada. Dejar el carril libre para que percutan los laterales, llevándose las marcas rivales y facilitando la subida del compañero.

Barnes es un jugador puramente Premier pero adaptado al fútbol moderno. Un pura sangre que galopa y gobierna toda la banda izquierda con un poder de definición importante. Sus tareas no solo quedan en ataque, también tiene que venir a recibir el balón y no esperar a que le llegue la pelota. La comodidad de acostarse en banda y esperar el balón para iniciar la jugada en tres cuartos de campo no es una opción.

Barnes encabeza el nuevo proyecto que está llevando a cabo el Leicester. Un equipo mucho más alegre que el equipo campeón de la Premier en 2016 que apuesta por el talento joven y da oportunidades a los chavales de la cantera. Una fuente de talento inglés para Southgate los próximos años con futbolistas como Chilwell, Maddison, Choudhury o el propio Barnes.

DEJA UNA RESPUESTA