elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División Segunda B

Ilaix Moriba, un todoterreno para el FC Barcelona

Moriba Kourouma Kourouma, conocido futbolísticamente como Ilaix Moriba (Conakry, Guinea, 2003) es una de las sorpresas del nuevo FC Barcelona de Ronald Koeman. El joven centrocampista hispano-guineano ha logrado asentarse en la primera plantilla tras la salida de Carles Aleñá, y ha dejado un buen sabor de boca entre los aficionados culés. Así pues, se suma a una larga lista de jóvenes talentos culés entre los que destacan Ansu Fati, Ronald Araújo, Óscar Mingueza o Riqui Puig.

A pesar de estar en edad juvenil, el mediocentro criado en La Masía ya se ha introducido de lleno en la rotación del primer equipo, y todo hace indicar que la próxima temporada será jugador del primer plantel a todos los efectos. Un óptimo rendimiento en el  Juvenil A y el FC Barcelona B, sumado a la plaga de lesiones en los de Ronald Koeman, ha sido clave para que el futbolista haya dado el salto definitivo a la élite.


Trayectoria


Ilaix Moriba fue futbolista de las categorías inferiores del RCD Espanyol hasta 2010, cuando el FC Barcelona le incorporó para el equipo Benjamín. Su adaptación fue sublime, hasta el punto de ir siempre un año adelantado a su generación. No fue hasta la temporada 2018/2019 cuando se comenzó a ver a Moriba en competiciones más destacadas. Durante esa campaña dio el salto al Juvenil A y disputó cinco partidos de la UEFA Youth League. Ya en la temporada 2019/2020 terminó de explotar en División de Honor Juvenil, y se incorporó a la dinámica del filial blaugrana. Durante esa sensacional campaña debutó en Segunda División B y fue una pieza fija en la fase de ascenso a la Liga Smartbank. Su temporada culminó con ocho partidos en Segunda División B y un gol, y tres encuentros en la promoción a la división de plata.

Su buen hacer llamó la atención de Ronald Koeman, que le incorporó rápidamente a los entrenamientos del primer equipo. A pesar de ello, el joven centrocampista continuó disputando encuentros con el filial culé, donde demostró un nivel muy superior al de la categoría. Este buen rendimiento no tardó en ser recompensado por el técnico neerlandés, que le hizo debutar en Copa del Rey frente al Cornellá el 22 de enero de 2021. Semanas después de su debut copero, le llegó su debut en La Liga frente al Deportivo Alavés. Cabe destacar que ambos estrenos fueron partiendo de inicio, y que las sensaciones fueron tan buenas que Koeman no tardó en fijarle de forma permanente como activo del primer equipo.


Habilidades técnicas


Técnicamente es un futbolista sublime. El mediocentro español es capaz de manejar todo tipo de registros, adaptando su estilo técnico a la clase de partido que disputa. Es un futbolista capaz de todo tipo de movimientos tanto en estático como en carrera. Su enorme habilidad para perfilarse en el control, unido a su portento físico, le permite superar líneas rivales con facilidad. Es muy destacable su faceta de pasador preciso. Evita cualquier tipo de complicación en el pase con el fin de asegurar que el balón llega a su compañero.

El regate de Ilaix Moriba es otro de los puntos fuertes a destacar. A pesar de ser un jugador corpulento, no tiene ningún tipo de limitación a la hora de encarar al rival con filigranas agradables de ver para el público. No suficiente con ello, su presencia goleadora es otra faceta a enmarcar. Su disparo lejano es una arma que usa de forma muy frecuente cuando se suma al ataque. Sin duda alguna, es un jugador muy completo en el ámbito técnico.


Aptitudes físicas


El físico del joven jugador se puede considerar como un auténtico portento. Más allá de ser un jugador muy musculoso, el fondo físico que posee permite al jugador realizar esfuerzos en ataque y defensa durante todo el partido. No tiene ningún tipo de problema en sacrificarse en este último aspecto, por lo que sus apoyos a la zaga son constantes durante todo el partido. Así pues, a nivel ofensivo tampoco se queda corto. Su rapidez se debe en gran medida a la larga zancada con la que cuenta. Esta velocidad le permite superar líneas con cierta facilidad, lo cual permite una fluidez en el juego sublime.

Además, es un futbolista referencia en cuanto a las disputas de balón y choques con contacto. Su potente salto y sus 185 centímetros le hacen ser un jugador tremendamente poderoso en cualquier tipo de balón aéreo. Además, aprovecha su fuerza en el tren inferior para entrar al choque de forma constante con los rivales. Esta acumulación de aptitudes físicas tanto ofensivas como defensivas le convierten en un jugador apto para cualquier tipo de labor.


Características tácticas


Moriba es un centrocampista que ofrece un abanico de posibilidades en el esquema táctico. Por lo general, suele jugar por delante de un pivote organizador y al lado de un interior más técnico. Dentro del esquema 1-4-2-3-1, permite al equipo hacer la labor de box to box, alternando los apoyos defensivos con las llegadas al área rival. Esta función que realiza aporta al dibujo una enorme flexibilidad y trabajo en todos los aspectos del juego. En alguna ocasión también ha cumplido la labor de pivote defensivo, aprovechando su buen trabajo en la destrucción del juego.

Este jugador es capaz de dotar al equipo del “apoyo extra” ya sea en ataque o en defensa. El portentoso físico que le acompaña le permite desenvolverse con total naturalidad en cada uno de estos aspectos. Sin embargo, destaca más por su eficacia ofensiva cuando se incorpora desde segunda línea a jugadas ofensivas. El buen disparo lejano del que dispone le permite ser todo un peligro cuando aparece en el borde del área.


Evolución


Resulta fascinante la habilidad que ha tenido Ilaix Moriba para quemar etapas de una forma tan vertiginosa. Con apenas la mayoría de edad cumplida ya se ha convertido en un jugador a seguir dentro del fútbol español. Desde su salto al Juvenil A, ha logrado destacar tanto en División de Honor Juvenil como en Segunda División B en apenas dos temporadas. Su buen rendimiento, acompañado de una plaga de lesiones en el primer equipo, le ha llevado a convertirse en una pieza importante en las rotaciones de Ronald Koeman.

Desde su incorporación al primer equipo ha dejado unas sensaciones muy positivas en el campo. Su juventud no ha sido ningún impedimento para que Ronald Koeman dejara de confiar en él, y es un firme candidato a ocupar la medular culé en la próxima década. Ilaix Moriba representa una clase de centrocampista físico y técnico, algo de lo que el Barcelona no disponía, por lo que jugará un papel fundamental a lo largo de las temporadas. El potencial de este joven mediocentro no tiene techo, y cuenta con las habilidades y capacidades necesarias para convertirse en un futbolista de referencia en la élite europea.

DEJA UNA RESPUESTA