elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División

Jon Moncayola, un centrocampista diferente en El Sadar

Jon Moncayola (Garinoain, 1998) es uno de los centrocampistas que ha irrumpido de forma inesperada en la Liga Santander. Con un trabajo muy silencioso y de alto nivel, se ha convertido en una de las piezas más importantes del esquema de Jagoba Arrasate, y ya ha llamado el interés de grandes equipos como el Athletic Club.

Moncayola representa otro ejemplo del trabajo de las categorías inferiores de Osasuna, y la buena formación que reciben los futbolistas del filial para poder dar el salto de Segunda B a la élite del fútbol español. Tras debutar en el primer equipo la temporada pasada y ser llamado por la Selección sub-21, el centrocampista navarro se enfrenta ante el año de su consagración en Primera División.


Trayectoria


La historia de Moncayola es la recompensa al trabajo duro. Tras escalar en las diferentes categorías inferiores de Osasuna, logró ascender hasta el fútbol senior. Un año muy bueno en el Osasuna Juvenil A le sirvió para marcharse durante una temporada al CD Iruña de Tercera División. El Iruña actúa como tercer equipo de los rojillos, por lo que fue un año hecho para crecer y coger rodaje en el fútbol semiprofesional.

Después de un muy buen año allí, ascendió al filial pamplonica, el Osasuna Promesas. Durante su etapa como jugador del filial disputó un total de 55 partidos, repartidos en las categorías de Tercera División y Segunda División B. Con 20 años explotó en esta última, y Jagoba Arrasate contó con él para alguna convocatoria en la Liga Smartbank. Posteriormente, también para la pretemporada.

Precisamente, en esa pretemporada fue donde deslumbró. Arrasate le incorporó de forma permanente a la dinámica del primer equipo. Tras un dulce verano, debutó en la primera jornada de la Liga frente al Leganés. Las buenas sensaciones y el excelente rendimiento le hicieron un fijo en el esquema inicial, y llegó a disputar 31 partidos (27 de liga y 4 de Copa del Rey). Todo ello le sirvió para ampliar contrato hasta 2024, y para debutar con la Selección Española sub-21.


Habilidades técnicas


El joven mediocentro tiene un estilo técnico típico de los canteranos que llegan al primer equipo desde Tajonar. Posee unas cualidades técnicas muy buenas, y su enorme repertorio defensivo y físico le hace ser un jugador muy completo. Llama la atención lo bien que se mueve entre líneas, y las pocas veces que hace uso del regate individual gracias a ese buen posicionamiento.

Por lo general, Jon Moncayola opta por el pase sencillo, aunque también se le han visto excelentes cambios de orientación en la salida de balón. Su rapidez para girar y repartir juego permite a la defensa ser una línea de desahogo ante la presión rival. No tiene miedo alguno a la hora de disparar a puerta, y ha dejado ya numerosos tiros potentes desde fuera del área.


Aptitudes físicas


Físicamente es un jugador muy poderoso, y que no tiene carencias ni por altura ni por peso. Aporta mucho músculo en el centro del campo, y hace de su enorme sacrificio una de sus principales armas. Es rápido, y cuando hay ocasión de contraataque aprovecha su enorme zancada para ganar al rival por velocidad. Esta rapidez, unida a su corpulencia, le hacen un jugador muy difícil de parar.

No duda en entrar al choque con los rivales, y pelea hasta el último momento los balones. Gracias al enorme recorrido que tiene, en ocasiones aprovecha su fortaleza y resistencia para presionar a la línea defensiva rival. Es un jugador que tiene unas cualidades y una mentalidad que le obligan a moverse por toda la medular para entrar en contacto con el balón.


Características tácticas


Jon Moncayola es un jugador que, más allá de cumplir con los requisitos tácticos individuales, es capaz de adaptarse al esquema global del equipo. El centrocampista navarro es capaz de bajar a recibir el balón a zona defensiva, así como de incorporarse por detrás del delantero. Cumple a la perfección con el requisito de aportar equilibrio al conjunto, y no tiene problemas a la hora de ser quien lleve la manija del equipo. Su enorme sacrificio permite al equipo que sea él quien presione a la línea defensiva rival cuando las labores tácticas le liberan.

Es un perfecto distribuidor de juego, aunque también se desenvuelve jugando por detrás de dos interiores. Arrasate le ha acompañado de un centrocampista más defensivo cuando ha jugado en esquema de dos mediocentros, y de dos interiores más técnicos cuando ha jugado como pivote. Por si fuera poco, también se ha desenvuelto como lateral derecho en algún que otro partido. Su buena colocación y rigor táctico le hacen un jugador muy fiable en cualquier posición. Su proyección ofensiva es muy buena cuando asoma al ataque, y no duda en finalizar jugadas.


Evolución


El desarrollo de Jon Moncayola ha dejado boquiabiertos a los aficionados del fútbol español. Desde el comienzo de la temporada pasada ya se contó con él como titular, y salvo en los encuentros en los que se ha encontrado lesionado, ha sido una pieza inamovible. Desde su aparición en el primer equipo, ha crecido de forma frenética. Comenzó como pieza de nexo y equilibrio en la medular, y acabó como eje total del centro del campo. Con el tiempo, se fue demostrando que Moncayola era capaz de ofrecer al equipo un criterio y solidez que ningún otro podía dar.

Si mantiene de forma constante su nivel, no tardará en dar el salto a un club de competición europea. De momento, cuenta con el apoyo absoluto de la afición y del cuerpo técnico, por lo que se encuentra en el mejor ecosistema posible para crecer. A sus 22 años, esta temporada será clave para confirmar su nivel para la élite. Tendrá multitud de ojeadores tras él, por lo que será interesante ver su crecimiento.

DEJA UNA RESPUESTA