elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Juvenil División de Honor

Miguel Gutiérrez, un puñal made in Valdebebas

Miguel Gutiérrez (Madrid, 2001) es un lateral izquierdo que lleva casi una década en la cantera del Real Madrid. Allí ha quemado etapas a velocidad de vértigo. Precisamente, la velocidad es uno de los rasgos que caracterizan a este jugador. Con apenas 18 años ya se ha coronado campeón de Europa sub19 con la selección española. En su club, es el dueño del carril izquierdo en el Juvenil A, en el que lleva jugando dos años y medio.


Trayectoria


Miguel Gutiérrez entró en La Fábrica cuando tenía 10 años para ingresar en el Alevín B blanco. Fue creciendo en el Real Madrid y su gran temporada 2016-2017 en el Cadete A le permitió jugar con el Juvenil B la temporada siguiente. A pesar de ser juvenil de primer año, su crecimiento y potencial llamaron la atención de José María Gutiérrez, que le hizo debutar con el Juvenil A.

Miguel no desaprovechó la oportunidad, se agarró al lateral izquierdo del Juvenil A y, dos temporadas después, sigue sin soltarlo. Allí, no desentonó ni en el campeonato liguero ni en los partidos de Youth League que disputó.

La temporada 2018/2019 fue la de consolidación de Miguel en el Juvenil A blanco. Se consagró como uno de los pilares del equipo gracias a su capacidad ofensiva, fundamental para desatascar partidos con sus centros tensos desde la banda izquierda. A nivel nacional, entró en la dinámica del combinado Sub-19 tanto en la clasificación al Europeo como en la fase final. Sin embargo, no contó demasiados minutos por tener un año menos que la mayoría de rivales y por tener por delante a otro gran lateral como Juan Miranda, este de la generación 2000. Durante la pretemporada, Zinedine Zidane le hizo debutar en un amistoso con el primer equipo, siendo el primer canterano nacido en el siglo XXI en jugar con el Real Madrid.

En la presente temporada, Miguel lleva seis goles en 21 jornadas de División de Honor, una cifra altísima teniendo en cuenta que es defensa. Tres de esos seis tantos llegaron desde el punto de penalti, ya que esta temporada es el lanzador habitual.


Habilidades técnicas


El jugador madrileño es un verdadero puñal por el carril izquierdo. Su potencial ofensivo y la seguridad que otorga en defensa le encuadran en el prototipo de lateral moderno. Es capaz de hacer mucho daño en ataque gracias a su extraordinario manejo de pelota. Ya sea en conducción para superar rivales por velocidad o sirviendo centros al área, Miguel se convierte en un quebradero de cabeza para los defensas rivales.

Con tiempo para pensar, este lateral es capaz de colgar balones tensos y medidos a la cabeza de sus compañeros. Lo más llamativo es que, cuando carece de ese tiempo, sus centros al primer toque son de máxima calidad, siendo un peligro constante cuando el balón llega a su bota izquierda.

Esa calidad en los golpeos ha consagrado a Miguel Gutiérrez como un goleador notable. Es una amenaza constante si se atreve a disparar desde lejos, un recurso que prueba con frecuencia en partidos excesivamente atascados. Por ello, es él quien tira los penaltis en el Juvenil A del Real Madrid, incluso puede lanzar faltas de media distancia.

Sin ser un gran regateador, tiene la técnica suficiente para driblar rivales si es presionado en salida de balón o para ganar espacio antes de centrar.


Aptitudes físicas


Su velocidad le convierte en un arma letal cuando se trata de llegar a línea de fondo o de doblar al compañero de banda para desmarcarse, pero también le permite luchar de tú a tú con extremos veloces. No sufre en carrera y sus 1,80 metros de altura son suficientes para defender con sobriedad los balones aéreos que lleguen a su parcela.

La rapidez de piernas hace que sea capaz de anticiparse a los rivales para robar y salir con el balón jugado. También utiliza su velocidad para romper líneas de presión.

No es un portento físico, pero utiliza muy bien su cuerpo para proteger el balón y alejar a los rivales.


Características tácticas


Durante su formación en la cantera del Real Madrid jugó en diferentes posiciones, incluida la de extremo izquierdo, pero su posición es la de lateral. Tiene un carácter ofensivo muy marcado, pero es lateral en definitiva.

Juega siempre pegado a la línea de banda, pero de vez en cuando traza diagonales buscando sorprender con su velocidad por el carril central. Es ahí cuando puede aprovechar para disparar a puerta o buscar en profundidad a sus compañeros. Es muy importante en su equipo en salida de balón gracias a su buen toque y a su valentía para romper líneas con el balón en los pies. Además, es letal al contragolpe y con espacios gracias a sus virtudes físicas.


Evolución


Está sobradamente preparado para una categoría tan exigente como la Segunda B. Si Raúl González Blanco decide no contar con él, debería buscar una cesión a un club donde pueda foguearse y ganar experiencia, único punto donde podría flaquear a día de hoy.

Lo que queda claro es que Miguel Gutiérrez está llamado a luchar por ocupar una posición que, antes o después, Marcelo dejará vacante.

DEJA UNA RESPUESTA