elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Ligue 1

Mitchel Bakker, el tapado de la defensa del PSG

Mitchel Bakker (Purmerend, Países Bajos, 2000) es una de las mayores sorpresas de la temporada del Paris Saint-Germain. El joven lateral ha dado el salto al primer equipo, y Thomas Tuchel le ha hecho un habitual en su esquema de rotación. El holandés se ha mostrado con mucha confianza, y los aficionados están muy sorprendidos positivamente con él.

El jugador se encuentra en su primera etapa fuera de su país de origen, y en su segunda temporada en Francia ha logrado consolidarse. Llegó con un cartel de joven promesa, y tras una temporada de adaptación está ofreciendo un rendimiento óptimo. La grave lesión de Juan Bernat le ha abierto una oportunidad, que no ha tardado en aprovechar.


Trayectoria


Bakker ha desarrollado casi toda su carrera deportiva en tierras neerlandesas. Comenzó muy joven en el FC Purmerend, y dio el salto al Ajax. En su academia comenzó a destacar, y se coronó como campeón liguero con el sub-17 y el sub-19 entre los años 2016 y 2017. En la temporada 17/18 se proclamó vencedor de la Eerste Divisie con el Ajax Jong, y fue convocado por primera vez con el primer equipo.

Ese año disputó partidos de la UEFA Youth League. Su debut no llegó hasta la temporada siguiente, cuando participó en el encuentro copero frente al Te Werve (0-7).  Fue convocado en varias ocasiones para partidos de Eredivisie y Champions League, aunque no llegó a jugar. En el invierno de esa temporada, formalizó su llegada al PSG una vez expirara su contrato en verano. Su etapa como ajacieden acabó con dos partidos con el primer equipo.

Tras formarse en el Ajax, Bakker se incorporó al PSG

Su primera temporada en París fue dura, y le sirvió de aclimatación. No debutó hasta enero, cuando se enfrentó al Pau FC en Coupe de France. Su temporada culminó con un partido de Coupe de la Ligue, tres de Coupe de France y uno de Ligue 1. Así pues, se coronó como campeón en todas las competiciones que disputó. Ya en la temporada 2020/2021, se ha aclimatado a la dinámica del primer equipo y es un habitual en los esquemas de rotación del equipo parisino en el carril zurdo.

Es un jugador fijo en las categorías inferiores de Holanda. Ha sido internacional desde la categoría sub-15, hasta la sub-21. Mitchel Bakker fue incluido en los 20 nominados al Golden Boy 2020. Este premio galardona al mejor futbolista joven del año.


Habilidades técnicas


Mitchel Bakker es un jugador zurdo, y con gusto por jugar pegado a la línea de cal. Su técnica a la hora de centrar es impoluta, por lo que se convierte en un jugador muy peligroso a partir de la zona de tres cuartos de campo. Su labor como asistente está en crecimiento, y fruto de ello son sus buenos pases o centros. No es muy habitual verle regatear, ya que no es un jugador especialmente habilidoso. A pesar de ello, lo compensa con su poderío físico.

La salida de balón del defensor es muy limpia. Muestra cualidades muy positivas para sacar el balón jugado, y no es habitual verle despejar sin seguir la jugada. Aprovecha su zancada para encarar a los rivales y obtener ventaja a la hora de hilar la salida de pelota. Además, cuenta con un rasgo muy aprovechable en el fútbol actual: el saque de banda largo.


Aptitudes físicas


El holandés destaca principalmente en sus potentes virtudes físicas. Sus 1,85 metros de altura le hacen un jugador sumamente fuerte a la hora de disputar balones aéreos. Su fortaleza en el tren inferior le sitúa entre uno de los jugadores con mejor ratio de balones ganados en duelos de este tipo. Para ello, su potente salto le ayuda mucho. Además, es un jugador fuerte en el contacto físico. No tiene ningún tipo de miedo al choque o a llevar a cabo un juego más agresivo.

Si bien es un jugador con buenas cualidades defensivas, ofensivamente tampoco se queda muy atrás. El defensor es un jugador con muchísimo recorrido por la banda, y que hace uso de su zancada para ganar metros. Es un vaivén durante todo el partido, aprovechando su velocidad y resistencia. El futbolista es una garantía de trabajo, sacrificio y rendimiento.


Características tácticas


El lateral es un jugador con un enorme rigor táctico. Su buen físico le permite amoldarse a estilos más ofensivos o más defensivos, según la exigencia del propio partido. Su llegada a línea de cal ayuda al equipo a filtrar centros laterales. En cuanto al aspecto defensivo, su buena colocación y su concentración le permiten no pasar demasiados apuros en su espalda. Es un jugador muy físico, por lo que alterna ambas capacidades ofensivas y defensivas para provocar sensación de superioridad en su equipo.

Bakker es un jugador que se mueve principalmente en el lateral izquierdo. Es su posición natural, acompañando la línea de cuatro zagueros. A pesar de jugar como defensa, tiene tendencia a incorporarse como interior o extremo en las jugadas ofensivas. Durante su etapa en Holanda, también disputó minutos como defensa central.

Su buena salida de balón, fortaleza física y poderío en las disputas de balón le hacían una opción muy interesante para cubrir esa posición. Además, en su etapa juvenil jugó en alguna ocasión como carrilero zurdo en línea de tres centrales.


Evolución


El crecimiento de Mitchel Bakker se debe seguir muy de cerca. A partir de esta temporada, el futbolista debe coger galones y asentarse en un equipo galáctico. La competencia en el puesto es feroz, pero no por ello dejará de contar con minutos. Ha comenzado la temporada 20/21 con una dinámica diferente, y Tuchel está confiando de forma plena en él.

Sus buenas actuaciones están llamando la atención, y su lucha con Kurzawa por la titularidad se verá muy repetida. Las estadísticas defensivas, las asistencias y la solidez en la zaga están de su parte. Bakker es un jugador a seguir muy de cerca, y que está pasando de promesa a realidad.

DEJA UNA RESPUESTA