elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Rusia y Ucrania

Mykola Shaparenko, el motor de Kyiv

A pesar de llevar varios años sin encontrar la estabilidad que merece un club con tal reputación como el Dynamo Kyiv ucraniano, este año las cosas parecen ser diferentes. Con una Supercopa más en sus vitrinas frente al Shakhtar, segundos clasificados en liga y habiendo eliminado al AZ en las previas de Champions, quieren romper el hielo con una generación muy joven que viene pisando fuerte. Uno de los futbolistas más laureados dentro de esta adolescente columna vertebral es, sin duda alguna, el centrocampista ucraniano Mykola Shaparenko.

A pesar de su juventud, es el motor de un gran Dynamo Kyiv y está dando múltiples alicientes para ser una de las piezas que comande el proyecto.


Trayectoria


Mykola Shaparenko nació el 4 de octubre de 1998 en Velyka Novosilka, una pequeña región de la provincia de Donetsk. Su fábrica siempre fue la del FC Mariupol, el club de la zona sur de la región. Desde los doce años formó parte de una de las canteras más interesantes del país, alcanzando categorías juveniles con el club.

De hecho, fue con el Mariupol con quien hizo su debut en la máxima categoría a sus 16 años, además marcando un tanto. Apenas meses después se marchaba libre al Dynamo Kyiv. Pasó sus dos primeras temporadas en el equipo juvenil, siendo una pieza imprescindible en la Youth League. Sería en el siguiente curso cuando ya empezaría a asomar la cabeza por el primer equipo.

Su temporada de consolidación fue la 18/19. Ahí se convirtió en una pieza de gran peso en la plantilla, respondiendo además en términos goleadores a pesar de ser centrocampista. Aunque esta pasada temporada estuvo algo mermado por las lesiones, ha jugado todos los partidos de la presente, marcando incluso en previas europeas.


Habilidades técnicas


Mykola es un centrocampista bastante elegante. No le gusta embellecer demasiado sus jugadas, ya que su hemeroteca de recursos técnicos no es excesivamente extensa, pero sí que destaca por su increíble conducción y trato del balón. Pases cortos, pocos toques, asociaciones rápidas y verticalidad pura.

No es un futbolista excesivamente veloz, pero sí que posee una gran aceleración. Su disparo aún debe mejorar bastante, sobre todo desde distancias lejanas, ya que la potencia no es uno de sus apogeos. En los duelos individuales sí que se muestra bastante seguro mentalmente, manteniendo la compostura, y buscando el desmarque rápido mediante la asociación con los acompañantes de la jugada.

Tiene buena visión de juego, aunque a veces se precipita en la toma de decisiones al tratar de buscar siempre las opciones más factibles para el juego vertical. Su primer toque es excelente, lo que permite agilizar y descongestionar las circulaciones lentas. Sin embargo, la capacidad de reacción que presenta tras pérdida tiene un gran margen de mejora.


Aptitudes físicas


No es un futbolista diferencial en el juego aéreo, dado que ni su físico ni su altura (1,78 metros) se lo permiten. Aunque no es muy agresivo en la presión, sí que se muestra activo en esta. Quizás en transiciones defensivas peca de fallos de concentración, pero lo que está claro es que con el balón mantiene una gran actitud de liderazgo.


Características tácticas


Uno de los aspectos donde más singular se muestra respecto al prototipo de centrocampista es la facilidad que tiene para ocupar diversos roles en dicha zona del campo. Precisa de jugar con bastante libertad, ya que se ha visto en diversos encuentros cómo cuando jugaba anclado a una posición (ya fuera pivote o interior) no daba el máximo rendimiento posible.

Esa polivalencia le permitía a su técnico dar más importancia a las bandas que al mediocampo. De hecho, comenzó la temporada jugando casi como mediapunta, y ha acabado formando un muy compensado doble pivote con Sydorchuk. Avanza bastante su posición sin balón para ejercer la presión en bloque, y repliega rápido para tomar parte de los contragolpes ofensivos.

Aunque sabe partir desde varias zonas del campo, ya que suele mostrarse para recibir en espacios abiertos, sus movimientos siempre tienden a ser hacia dentro. Eso le limita bastante en zonas de tres cuartos ante equipos con líneas juntas, que le inhiben esos espacios de los que precisa y le obligan a aparecer desde zonas más retrasadas, restringiendo bastante su forma de juego.


Evolución


A priori, el futuro de Mykola Shaparenko parece ligado al Dynamo Kyiv, y esta temporada puede ser la definitiva. Tiene un largo contrato por delante y una progresión más que interesante, por lo que permanecer en la zona alta de la liga ucraniana puliendo esos aspectos que le merman en muchas ocasiones debería ser una obligación. Ya es internacional sub-21 y pinta para la selección absoluta dentro de no mucho.

DEJA UNA RESPUESTA