elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Premier League

Nat Phillips, el nuevo muro de Anfield

Nathaniel Harry Phillips (Bolton, Inglaterra, 1997), conocido futbolísticamente como Nat Phillips, es uno de los nuevos baluartes defensivos del Liverpool de Jürgen Klopp. El consolidado defensa central ha logrado introducirse de lleno en los planes del estratega alemán, aprovechando el enorme número de lesiones que ha sufrido la zaga de los reds. Tras un duro y largo camino en las categorías inferiores del Liverpool y una cesión en el Vfb Stuttgart, ha logrado dar el salto definitivo a la élite del fútbol inglés.

Su llegada al primer equipo ha sido condicionada por lesiones de futbolistas como Matip, Van Dijk o Joe Gomez. Sin embargo, tras unas actuaciones a un nivel sublime, Klopp no ha tardado en asentarle como una pieza destacada para afrontar partidos tanto de Champions League como de Premier League. Sin duda alguna, puede ser un jugador muy aprovechable y útil de cara al futuro para el equipo de Anfield.


Trayectoria


Nat Phillips es un producto de la academia del Bolton Wanderers, de la que formó parte durante más de diez años. Tras despuntar, firmó por el Liverpool a los 19. El jugador continuó creciendo en las categorías inferiores del club, hasta que en 2018 Klopp le incorporó a la dinámica del primer equipo. A pesar de ello, no logró asentarse y tuvo que marcharse cedido al Vfb Stuttgart alemán. Sin embargo, en ese mismo enero el Liverpool decidió repescarle para cubrir las bajas en defensa para los partidos coperos y ligueros del mes. Tras debutar en FA Cup frente al Everton e ir convocado en varios encuentros de Premier League, Phillips continuó su préstamo en Alemania hasta fin de temporada.

Las buenas sensaciones que dejó durante la campaña le sirvieron para que, en la temporada 20/21, pasara a ser un miembro del primer equipo a todos los efectos. La salida de Lovren del Liverpool le abrió la puerta como cuarto central, algo que no desaprovechó a pesar de manejar otras ofertas. De nuevo una enorme crisis de lesiones en el puesto de central le hicieron salir a la palestra, y otra vez dejó muy buenas sensaciones. Grandes actuaciones en Premier League y Champions League le han respaldado para ser el recambio natural de un defensa de élite como Virgil Van Dijk.


Habilidades técnicas


El apartado técnico es tal vez el aspecto más débil de Phillips. No es un jugador con un amplio abanico de recursos técnicos, por lo que opta por jugar con pases fáciles y seguros. En la salida de balón procura no complicarse y realiza envíos cortos y sencillos. En el aspecto defensivo, es muy común verle realizar despejes a fuera de banda para evitar todo tipo de contratiempos.

Sin embargo, destaca por una capacidad en concreto: su golpeo en largo. Tiene un enorme potencial a la hora de realizar cambios de orientación o pases a la espalda de la defensa. La precisión y templanza que muestra para ello es sublime. Esta habilidad encaja a la perfección con el estilo veloz y de contraataque de su equipo.


Aptitudes físicas


El defensor inglés es un jugador con un físico sumamente potente. Sin duda alguna, sus puntos a destacar son la fuerza y la potencia en el remate de cabeza. Su buena colocación táctica, unida a un juego aéreo prodigioso, le hacen un central de élite. Es tal la superioridad que crea en los duelos aéreos que resulta muy raro verle perder o fallar en algún choque. Esta característica le dota de una fiabilidad a la altura de muy pocos defensores. Además, también es un jugador muy poderoso en el contacto en velocidad.

A nivel resistencia, también es un futbolista muy bien dotado. No escatima en realizar sacrificios ya sea en ataque o en defensa, siempre y cuando esto acabe suponiendo una ventaja para su equipo. Sin embargo, no es un jugador excesivamente veloz. Para compensar esta carencia siempre trata de guardar una posición segura y hacer uso de su fuerza para evitar carreras a su espalda.


Características tácticas


La fiabilidad táctica que aporta Nat Phillips al equipo es sublime. Su posición natural es la de defensa central, y se desenvuelve con mayor soltura en el flanco derecho. Por lo general, es un jugador que gracias a su excelente colocación no tiene que hacer grandes esfuerzos para recuperar la posición. Suele aprovechar su fortaleza física para marcar de cerca al delantero, y así tener una superioridad clara para los balones aéreos.

En el apartado ofensivo, el central inglés aporta un plus enorme a su equipo. Las jugadas a balón parado son una de sus especialidades gracias a su potente y férreo cabeceo. Ya se le ha visto entrar con mucho peligro tanto desde primer palo como desde el segundo. Sin duda alguna, la fiabilidad, practicidad y concentración que aporta, permiten al equipo jugar con total liberación.


Evolución


El nuevo pupilo de Anfield ha crecido a pasos agigantados y hay muchas esperanzas puestas en él. Con actuaciones silenciosas y de alto nivel, ha demostrado estar preparado para disputar partidos de máximo nivel. Las lesiones frecuentes en su puesto le han abierto un hueco, que a la larga le permitirán asentarse en el esquema de rotación. La gran cantidad de competiciones que disputa el Liverpool, es algo que le permitirá mostrar su nivel, a pesar de que parta como un jugador de reserva.

A pesar de estar a la sombra de jugadores como Van Dijk o Matip, Klopp confía en él como un recambio habitual y de garantías. Superada su edad como jugador de academia, Nat Phillips tiene la experiencia y el liderazgo necesarios para continuar creciendo en Anfield. Por el momento ya ha logrado encandilar a la afición red, siendo una de las sorpresas positivas de esta temporada.

DEJA UNA RESPUESTA