elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

Fútbol Internacional Sudamérica

Nico de la Cruz, el comodín de Marcelo Gallardo

Es uno de los jugadores más importantes para Marcelo Gallardo, gracias a su polivalencia dentro del terreno de juego. Su nivel ha ido de menos a más desde su llegada al club millonario, en el que se ha convertido en esencia. Su nombre es Nico de la Cruz.


Trayectoria


Nicolás de la Cruz (Montevideo, Uruguay, 1997) comenzó su andadura profesional en el Liverpool FC de Montevideo. Del equipo sub-19 pasó poco a poco al de los mayores, hasta que en la temporada 2017/2018, uno de los mejores clubes de América, River Plate, puso sus ojos en él. En ese momento, salió traspasado rumbo a Buenos Aires.

Desde entonces, juega con la camiseta de los millonarios. Zamarra con la que ha ido de menos a más, hasta convertirse en un jugador importante para los planes de Marcelo Gallardo.


Habilidades técnicas


Es un futbolista muy técnico, con un gran manejo del cuero y una buena capacidad para el juego asociativo. Todo esto, unido a su gran visión, permiten que sume un buen número de goles y asistencias para ser centrocampista.

Tiene buen sentido del juego. Esto lo complementa siendo un habitual lanzador de penaltis y de jugadas a balón parado, puesto que posee un exquisito golpeo de balón. Con el esférico en los pies es un jugador muy habilidoso, lo que provoca que reciba varias faltas por partido. No es fácil robarle el balón cuando lo tiene en su poder. Su habilidad no es solo con la pierna derecha (dominante), sino también con la zurda, puesto que no tiene miedo a usarla.

Por otra parte, uno de los aspectos a mejorar debe ser la precisión de algunos pases en determinadas zonas del campo.


Aptitudes físicas


Nico de la Cruz no es un jugador que destaque por su velocidad, pero es rápido en la realización de movimientos. El futbolista uruguayo es un jugador intenso y muy comprometido en sus acciones, algo que suele ser propio de los charrúas.

De la Cruz suele aguantar bien los 90 minutos. De todas maneras, un aspecto a mejorar es su fuerza en el uno contra uno, o dicho en otras palabras, el cuerpo a cuerpo. A pesar de no ser un jugador con una estatura demasiado elevada, puede mejorar en ese aspecto.


Características tácticas


A De la Cruz se le puede definir como un futbolista dinámico al que le gusta moverse con libertad y no anclarse en una zona, gracias a su buen criterio moviéndose entre líneas. Es un hombre al que le gusta ofrecerse y estar en contacto con el balón. Juega y hace jugar. Es muy inteligente y no solo destaca con balón, sino también sin él, realizando buenos movimientos.

Marcelo Gallardo suele utilizar el esquema 1-3-5-2, y coloca al centrocampista charrúa en varias posiciones del frente atacante. Puede jugar de interior, de extremo o de mediapunta. Probablemente, la mejor posición para el jugador nacido en Montevideo es la de mediapunta. Es un jugador que, cuanto más cerca del área esté, más peligro crea. Además, le gusta mucho sorprender y llegar desde la segunda línea, lo que le da más presencia en el ataque de su equipo.

Es un excelente enlace entre el medio del campo y la delantera porque sabe atacar bien los espacios. Nico de la Cruz es un futbolista que siempre quiere participar en el juego. Sabe llegar a posiciones de peligro cerca del área. Le gusta aparecer por dentro, pero también por fuera. En ocasiones parece que no está apareciendo mucho en el partido, pero cuando lo hace es determinante.

Defensivamente, es un jugador atento en situaciones de presión. Es disciplinado y comprometido en defensa cuando toca retroceder y robar rápido. Su capacidad de trabajo le convierte en un “comodín” para su entrenador, puesto que lo mismo te puede servir para jugar adelantado como en posiciones más retrasadas, en el caso de que el equipo lo necesite. De todas maneras, insistir en que la zona en la que mejor explota sus cualidades Nico de la Cruz es la de enganche.


Evolución


Hasta el momento, el “Muñeco” Gallardo está utilizando mucho las cualidades de Nico de la Cruz. Su buen nivel y polivalencia dentro del terreno de juego ayudan a que sea el “comodín” del entrenador argentino. Gracias a su evolución en las últimas temporadas, le ha servido para recibir la llamada de la selección absoluta de Uruguay.

Es un jugador que perfectamente podría llegar y jugar a muy buen nivel en Europa. Un hombre como él nunca sobra en un equipo. Seguramente dará el salto al viejo continente en poco tiempo, así que habrá que seguir al bueno de Nicolás de la Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA