elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División

Óscar Rodríguez, la esperanza de Butarque

Tras las salidas de Braithwaite y En-Nesyri durante el pasado mercado invernal, Óscar Rodríguez se ha convertido en la referencia ofensiva del conjunto pepinero y en la gran esperanza para conseguir el objetivo de la salvación.


Trayectoria


Óscar Rodríguez es un jugador formado en las categorías inferiores del Real Madrid, previo paso por el equipo de su pueblo: Los Navalmorales, que le vio crecer durante tres años. En 2009 comenzó a jugar en la cantera madridista, donde empezó a destacar por unas grandes cualidades futbolísticas que le llevaron a militar en categorías superiores a las que le correspondía. Esto, sumado a sus grandes actuaciones, propició que fuese nominado como uno de los mejores canteranos de España por Fútbol Draft en 2015.

Dos temporadas despúes comenzó a jugar con el Real Madrid Castilla, y el 28 de noviembre de 2017 debutó como titular con el primer equipo blanco en un partido de dieciseisavos de Copa del Rey. El rival: el CF Fuenlabrada. Ese mismo verano fue cedido al Leganés por dos temporadas, siendo titular indiscutible y un pilar fundamental para llevar al equipo pepinero hasta la 13º posición de La Liga Santander. Cabe destacar que, en su debut como titular con el conjunto madrileño, marcó ante el FC Barcelona.

Este curso actual está siendo una pieza fundamental para conseguir el complicado objetivo de la salvación. A pesar de que en los primeros partidos con Javier Aguirre no tenía el puesto asegurado, sus grandes actuaciones le han llevado a ser el líder del equipo.


Habilidades técnicas


El talaverano posee magníficas habilidades con el balón, siendo un jugador decisivo en el uno contra uno con gran capacidad para regatear al adversario. Suele tener el balón pegado al pie para la conducción de balón, que en ningún momento esquiva, ya que lo pide en todo momento para entrar en el juego del equipo.

Por si fuera poco, es fundamental en la creación de jugadas ofensivas. Todas las del Leganés pasan por sus botas. Rodríguez lidera todas las estadísticas de su equipo en esta faceta, siendo el jugador que más goles lleva, el que más remata, el que más regatea y el que más acciones de alto impacto ofensivo y más pases propiciadores de remate realiza.

A todo esto hay que añadir su espléndido golpeo de balón tanto desde fuera del área como en acciones a balón parado, que le hacen ser junto a Messi y a Parejo uno de los mejores de La Liga en este aspecto. El gran efecto que le da a la bola utilizando el empeine es una auténtica pesadilla para los porteros rivales.


Aptitudes físicas


El atacante del Lega es un jugador muy rápido, desequilibrante en el uno contra uno gracias a un gran tren inferior que le permite zafarse de sus adversarios con gran facilidad, aprovechando su velocidad y su capacidad de regate. Su buen juego con las dos piernas y su velocidad le hacen ser un jugador peligroso cuando inicia las transiciones de ataque.

Debido a su baja estatura (1,71 metros) sufre en el cuerpo a cuerpo con el defensor, por eso no suele buscar el contacto físico. Por otra parte, el juego aéreo es otro de sus puntos débiles.


Características tácticas


Es un futbolista muy polivalente, ya que puede jugar en varias posiciones con gran facilidad. Además, puede adaptarse a las necesidades del equipo. Esta temporada, a las órdenes de Mauricio Pellegrino, era una pieza clave en la formación 1-4-4-2 o 1-4-4-3 tanto en medio campo como pegado a la banda izquierda. De una u otra manera, la incidencia de Óscar Rodríguez en el juego siempre se hacía notar.

Con la llegada de Javier Aguirre a los banquillos, debido a la mala dinámica del equipo, ha tenido que jugar en varias posiciones: tanto pegado a cualquiera de las dos bandas como de mediocentro ofensivo, incluso llegando a jugar de delantero en el último partido contra el Villarreal. No lo hizo mal, ya que cuajó una magnífica actuación marcando dos goles que valieron tres puntos.

A pesar de que le costó adaptarse al juego que proponía Aguirre, propiciando que tuviera que salir desde el banquillo en varias ocasiones, ha conseguido aclimatarse a la perfección convirtiéndose en un jugador referencia.


Evolución


Con solo 21 años, el cedido por el Real Madrid ha conseguido ser la pieza fundamental de un equipo de Primera División que ha acabado echándose a sus espaldas. Siete de sus goles le han dado al Leganés 10 de los 23 puntos con los que actualmente cuenta.

Sus grandes cualidades y actuaciones le están llevando a ser un futbolista a tener muy en cuenta para estos próximos años. A pesar de su corta edad, tiene desparpajo y no se amedrenta ante ninguna situación. Es un jugador que necesita sentirse importante para demostrar todo su talento. Por otra parte, el tiempo puede ayudarle a progresar en aspectos del juego y mentales que todavía debe perfeccionar.

Con un valor de mercado de 12 millones de euros y el final de su cesión en el Leganés, veremos qué decisión toma el Real Madrid: si mantenerle en la plantilla durante la temporada 2020/2021 o cederle un año más a un equipo de Primera División, para que vaya adquiriendo aún más experiencia.

DEJA UNA RESPUESTA