elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División

Robin Le Normand, elegancia francesa en la zaga txuri-urdin

El buen inicio de liga que está teniendo la Real Sociedad se debe al buen funcionamiento de todo el equipo dirigido por Imanol Alguacil. Normalmente se destaca a los jugadores ofensivos, donde el equipo guipuzcoano cuenta con jugadores de la talla de Oyarzabal, Isak o Portu. Pero el resto de puestos también están siendo fundamentales para el juego de la Real. En este artículo vamos a centrarnos en Robin Le Normand, pieza clave en el centro de la zaga, que a pesar de no ser un jugador muy vistoso destaca por ser un central disciplinado, muy atento y que prácticamente no comete errores. Pero también contribuye en la salida de balón, fase en la que demuestra un gran criterio a la hora de jugar el esférico.


Trayectoria


Nacido el 11 de noviembre de  1996 en Pabu (Francia), Robin Le Normand comenzó a jugar al fútbol en Lamballe, una localidad cercana. A los 11 años recaló en el Stade Brestois 29, donde pasó por las distintas categorías hasta que en septiembre de 2013 debutó con el Stade Brestois 29 II. Formó parte de la plantilla del equipo filial hasta 2016. En su última temporada  llegó a debutar en el primer equipo en la League 2 , con el que solo disputó un partido. Al finalizar la temporada 2015/2016 el club francés no apostó por su continuidad y acabó firmando con el filial de la Real Sociedad.

En el equipo vasco tuvo dificultades para adaptarse, aunque acabó haciéndose un hueco en 11 habitual. Y en la temporada 2018/2019  realizó la pretemporada con el equipo de Asier Garitano, aunque no llegó a formar parte de la plantilla del primer equipo. Sin embargo esa temporada debutó en Primera División. Y en la temporada 2019/2020 ascendió definitivamente al primer equipo txuri-urdin, donde se ha convertido en habitual en las alineaciones de Imanol Alguacil. Su excelente rendimiento le llevó el pasado mes de junio a renovar su contrato con la Real Sociedad hasta 2024.


Habilidades técnicas


El central francés destaca por su corrección. Es un jugador práctico que no adorna su juego, lo que no quiere decir que técnicamente no sea bueno. De hecho es una de sus cualidades, especialmente el pase. En cada partido demuestra su gran capacidad para realizar pases tanto cortos como de media y larga distancia, siendo todos ellos de gran precisión. Tal es su eficacia al pasar, que su porcentaje de acierto es muy elevado, lo que le convierte en un jugador muy seguro con el balón. También dispone de un buen control del balón y de una gran capacidad en el juego aéreo. Y no podemos olvidarnos de reflejar que se desenvuelve a la perfección con ambos pies.

En la faceta defensiva, Le Normand destaca por sus despejes y por su capacidad de anticipación. Cuando realiza un despeje, ya sea con el pie o con la cabeza, siempre busca mandar el balón a una zona donde algún compañero tenga ventaja o, por lo menos, donde no haya ningún rival. Y su velocidad le ayuda cuando tiene que anticiparse al rival. Siendo habitual verle adelantarse a los delanteros rivales, cortando el ataque rival y recuperando el esférico.

Anticipación Le Normand
Capacidad de anticipación de Robin Le Normand. Imagen: LALIGA.

Aptitudes físicas


Le Normand es un jugador de gran envergadura, mide 1,87 metros y pesa 80 kg. Sin lugar a dudas su altura es una gran ventaja para un central y Robin la aprovecha para ganar la mayoría de los balones aéreos que pasan por su zona, siendo un seguro en la defensa de esos balones. Además, su tamaño le da la confianza para no rehuir ningún enfrentamiento cuerpo a cuerpo, situaciones en las que se desenvuelve como pez en el agua y en las que no suele cometer falta.

Pero, la mayor cualidad física del bretón es su velocidad. Tiene una zancada amplia, la cual le permite desplazarse en poco tiempo. Gracias a esta capacidad y a una gran velocidad de reacción, le permiten llegar a balones largos antes que los delanteros rivales y anticiparse a éstos cuando van a recibir un pase. Es un jugador que físicamente sorprende ya que, a pesar de su estatura, demuestra una gran rapidez y sus movimientos son fluidos y coordinados, disponiendo de una técnica envidiable.


Características tácticas


El conjunto de Imanol Alguacil es un equipo con mucha variabilidad en cuanto a su sistema de juego. Hemos visto jugar a la Real Sociedad con distintos posicionamientos: 1-4-4-2, 1-4-1-4-1 o 1-4-3-3 entre otros. Pero todos ellos coinciden en una cosa, la línea defensiva siempre está compuesta por 4 jugadores. Y en esa línea es dónde aparece Robin Le Normand, desempeñando la función de central. Posición en la que, gracias a su calidad técnica con ambas piernas, puede jugar tanto en el perfil derecho como en el izquierdo. Tácticamente es muy inteligente, leyendo a la perfección cada momento del partido. Característica que complementa con una elevada concentración durante los 90 minutos.

Cuando su equipo está en posesión de balón participa en la salida de balón, si tiene la opción busca jugar hacia adelante superando líneas rivales y, en caso de no ver esa posibilidad juega con el otro central o con el lateral buscando una circulación veloz. Pero si él no dispone del esférico ofrece una posibilidad de pase al poseedor, siempre por detrás del balón. De está forma se convierte en una vía de pase seguro, además de tener una gran visión de casi todo el terreno de juego.

Su capacidad para el leer el juego junto a su alto nivel de concentración le convierten en un jugador de gran inteligencia táctica

En fase defensiva demuestra su magnifica capacidad para leer el juego. Es prácticamente imposible encontrar a Robin mal colocado en el campo, modificando su posición acorde a la evolución de la jugada. Además elije muy bien cuando ir a presionar al poseedor y cuando temporizar esa defensa para dar tiempo a que lleguen más compañeros, generando superioridad en defensa.

Capacidad de temporización defensiva de Le Normand. Imagen: LALIGA.

Evolución


La velocidad a la que está madurando Robin Le Normand está siendo vertiginosa. No ha tardado en dar el salto al primer equipo, donde ya se ha asentado como pieza fundamental en el centro de la zaga. Esta temporada está rindiendo a un nivel muy elevado, acorde con las exigencias del equipo que encabeza la tabla de la Liga y que además compite en Europa League. Ganar un título sería la recompensa perfecta para el trabajo realizado por el defensa francés.

Y en cuanto a nivel de selección, a pesar de que no ha formado parte del equipo francés en ninguna de sus categorías, no es descabellado pensar que si mantiene su nivel actual le acabará llegando la llamada de Didier Deschamps.

DEJA UNA RESPUESTA