elscouting.es

Plataforma de análisis de futbolistas

La Liga Primera División

Take Kubo, la clase nipona

Takefusa Kubo (Kawasaki, 2001) es considerado -a pesar de su juventud- como una de las promesas del fútbol japonés, cuya selección está llamada a ser una de las referencias del continente asiático. Ver jugar a «Take», como pone en su camiseta, es una delicia. Los jugadores que llevan el balón pegado al pie, como si de otra parte de su cuerpo se tratase, siempre son atractivos. Él lo hace como pocos. Esta temporada ha supuesto el aterrizaje del joven nipón en el fútbol europeo, y además en una liga como la española. Aunque lo ha hecho de la mano del Mallorca, pertenecer al Real Madrid siempre es una presión añadida. A pesar de las dificultades del comienzo, con algunos aspectos de juego aún por mejorar, se puede decir que Take Kubo está cumpliendo con creces.


Trayectoria


En agosto de 2011 se incorporó al fútbol base del Barcelona, tras pasar una prueba de acceso, y comenzó a jugar en categoría alevín. Durante su primera temporada completa, la 2012-13, fue el máximo goleador de la liga con 74 goles en 30 partidos. A inicios de la campaña 2014-15, tras promocionar a nivel infantil, se descubrió que el club barcelonés había violado la política de transferencias internacionales de la FIFA para jóvenes menores de 18 años. Este hecho perjudicó a Kubo, que con esta sanción no podía disputar más encuentros con el Barça hasta la mayoría de edad.

Kubo pertenece al Real Madrid, club con el que firmó un contrato de larga duración en verano de 2019

Regresó a Japón en marzo de 2015, tras casi un año sin jugar, de la mano del equipo juvenil del Football Club Tokyo. Tras este escudo se convirtió en el jugador más joven de la categoría en debutar (5 de noviembre de 2016)​ y anotar (15 de abril de 2017). Su primer partido como profesional se produjo en la Primera División de Japón el 3 de mayo de 2017. Fue el segundo jugador más joven en lograrlo, con 15 años, 10 meses y 30 días.

Debido a su desarrollo futbolístico, Take Kubo firmó una mejora en su contrato a la altura del equipo profesional. Tras un nuevo año compaginando el primer equipo con el sub-23, a mitad de temporada fue cedido al Yokohama Marinos. Posteriormente, regresó como jugador de pleno derecho de la máxima categoría y como habitual en el equipo inicial. En su última temporada sumó un total de 5 goles y 4 asistencias en 16 partidos. Tras diversas especulaciones sobre su vuelta al Barcelona, Kubo finalmente firmó un contrato de seis años con el Real Madrid en junio de 2019.


Habilidades técnicas


Aunque es evidente que todavía no ha alcanzado su mayor nivel, se espera que su progresión sea imparable en todos los aspectos. Es aquí donde encontramos su punto fuerte, el que hace que esté llamado a ser un jugador diferencial: domina todos los registros. Take Kubo goza de un buen control de balón, un buen golpeo y un nivel de conducción y regate al alcance de muy pocos. Es complicado averiguar dónde está su techo.


Aptitudes físicas


Con su 1,73 de altura es habitual que protagonice duelos físicos contra los jugadores más fuertes de la categoría. Aún así, tiene sus armas. La mayor de sus cualidades en cuanto a físico se refiere es la velocidad, no solo de desplazamiento, sino también de ejecución. Es en esta última donde encontramos un factor diferencial de su juego.


Características tácticas


Gracias a su buen trato de balón y su facilidad para desequilibrar, Take Kubo puede encajar a la perfección tanto en multitud de sistemas como en casi todas las posiciones ofensivas. Bien es cierto que donde más cómodo se le ve es partiendo desde el perfil derecho. Un aspecto importante a mejorar es la toma de decisiones en fase ofensiva, la cual llega a condicionar a su equipo en tareas defensivas.


Evolución


Su progresión parece no tener límite, de hecho ya está demostrando estar al nivel de la Liga Santander. Eso, a sus 18 años, son palabras mayores. Es complicado asegurarle un futuro inmediato vestido de blanco, con todo lo que eso supone, pero está dando los pasos adecuados para jugar algún día en el Real Madrid. Lo que está claro es que Take Kubo ha llegado a la élite del fútbol mundial para quedarse.


Informe individual


DEJA UNA RESPUESTA